MG: Legitimidad

“Nuestro interés es el suyo. Contar lo que pasa y lo que dicen que va a pasar y no pasa”

Hace unos días me topaba en internet con un concierto que Manolo García dio el año pasado en Valencia. El documento, dicho sea de paso, extraordinario; un conciertazo ‘made in Manolo’. Pero más allá de la música y el arte del ex Último de la Fila, el artista llamó mi atención con una proclama en favor de la legitimidad de los ciudadanos para salir a la calle y protestar contra los recortes en educación y en sanidad. Manolo recordaba a la ciudadanía que en una democracia como esta, la gente está legitimada para ello. Lo hacía en una Comunidad en la que ni el escándalo del Gürtel ha cambiado nada.

Manolo García hablaba de la “legitimidad” para alzar la voz, de que recortar en materias como la sanidad -ya financiadas con nuestros impuestos- es intolerable, y también de que la implantación del copago (o el céntimo sanitario con el que convivimos en todos los surtidores de gasolina de Castilla y León desde hace ya más de un año) también. Por mucho que haya crisis. Legitimidad para salir a la calle. Legitimidad para poder alzar la voz. Y legitimidad para estar informados, porque esto, no lo olvidemos, es la legitimidad para pensar con libertad.

De esto no habló Manolo García. De esto les hablo yo, de la importancia que tenemos los medios de comunicación para seguir siendo la herramienta que proporcione a la ciudadanía toda la información necesaria para ser libres. Y les pongo un ejemplo de aquí, de Valladolid. Hace dos meses vino una ministra (Fomento) y anunció que había sacado dinero de debajo de las piedras y que iba a reanudar, de manera inmediata, una obra muy importante para la ciudad (conclusión de la Ronda Exterior). Lo dijo, pero no lo hizo.

Y ahí estuvo un periódico (éste) para contárselo, con el único objetivo de darles las herramientas para pensar en libertad. La pasada semana, las obras en la VA-30 ya se hallaban en marcha. Y también se lo contamos. Porque nuestro interés es el suyo y el del futuro de Valladolid; nuestra legitimidad. Contar lo que pasa y lo que dicen que va a pasar y no pasa. Ser notarios de este vaivén en el que vivimos.

Fuente: El Día de Valladolid – El Vaivén – Alfonso González Mozo

X