MG: «Me aburre ser un juglar que solo le canta al amor de pareja»

Camina con arena en los bolsillos y luz en su pluma, busca a la diosa inspiración en los atardeceres y no conoce el descanso. Sacia su necesidad de transmitir abrazando las palabras. El cantante y compositor, Manolo García, presenta su disco ‘Los días intactos’ el día 8 de julio en la Plaza de Toros de San Fernando, un concierto único en la provincia enmarcado dentro de su gira 2012. Sin duda, una de las citas estrellas de la temporada estival.

-Vuelve a San Fernando el domingo para ofrecer a sus seguidores el único concierto en la provincia dentro de su gira. ¿Qué tiene de especial esta tierra?
-Cádiz es especial para mucha gente por su luminosidad. Es una puerta al mundo de sueños que es el continente africano. Es una ciudad que promete nuevos placeres en la vida. La gente se arrima a ese calor y a esa luz como las polillas. Además, es la de las provincias andaluzas que más se nombra en música.

-‘Los días intactos’ consigue ser disco de platino el mismo día de su lanzamiento, un logro difícil en estos tiempos…
-Fue una noticia muy buena. Eso significa que el disco entra en el mercado con buen pie y que llega a un mínimo de gente que luego va a ir a tus conciertos. Eso permite hacer una gira, una opción importante para un artista.

-¿Cuál es el secreto para mantenerse siempre arriba?
-Voy aguantando el tipo bastante bien. Yo siempre he sido un corredor de fondo, ya que por muy deprisa que se legue a un sitio, una vez que has alcanzado la meta, queda poco por hacer. Me gusta que el horizonte se mueva.

completa
-Los temas ‘Una gira teatral’ y ‘Sombra de la sombra de tu sombrero’ han sido las dos primeras canciones de este trabajo en alcanzar las listas de éxitos, pero ¿hay alguna especialmente significativa para usted?
-A mí me gustan todas. Evidentemente, luego se someten a una natural criba que sitúan a unas por delante de otras a la hora de lanzarlas al mercado. No obstante, cuando interpretas las canciones en directo adquieren otros aires, el público las hace suyas, las reinventa y te sorprende.

-El disco se ha grabado entre Girona y Los Ángeles. ¿Qué le llevó a apostar por este nuevo sendero musical?
-Entiendo la música como un reto, por eso me pongo trampas para divertirme, innovar, conocer gente nueva y otras formas de entender este mundo. Todo ello, en busca de un aprendizaje. Cualquier cosa maravillosa del mundo, si la repites, al final te cansa. Además, si ejecutara siempre la misma fórmula, haría algo imperdonable, el plagio a uno mismo.

– Cuenta con el toque magistral del guitarrista Woody Watchel, los bajistas Lelard Sklar y Bob Glaud y el batería Kenny Aronolf. ¿Cómo ha sido la experiencia?
-Pues me han aportado calma y paciencia. Trabajan siempre de buen humor y con tranquilidad. La veteranía es un grado. La gente es más humilde cuanto más buena es en su trabajo y ellos son unos grandes músicos.

– Sus letras, bañadas en metáforas, marcan un estilo genuino donde la naturaleza tiene un papel fundamental. ¿Por qué este juego de seducción?
-Para mí, quedarme limitado a ser un juglar que le canta al amor de pareja me resulta monótono. Me interesa más la pasión por la existencia. Existe un despertar diferente cada amanecer para aprender y ser mejor persona, de ahí el titulo de mi álbum ‘Los días intactos’.

– Para terminar, ¿qué le queda por hacer a Manolo García?
– Seguir ilusionado y con curiosidad por la música. Si algo me falta es tener la seguridad de que nunca voy a perder las ganas de compartir el arte, ni voy perder la conciencia de que todos somos uno y caminamos juntos.

Fuente: Voz Digital – ENLACE

X