MG: Manolo García llega este viernes al Foro con ‘Los días intactos’ y “muchas ganas de emocionar”

“Quiero pensar que lo que me queda por hacer es seguir superando mis canciones; la mejor obra siempre está por llegar”

El cantautor Manolo García llega este viernes al Foro Iberoamericano de La Rábida en Palos de la Frontera (Huelva), donde el artista catalán presentará su quinto disco llamado ‘Los días intactos’ a las 22,30 horas y donde espera con “muchas ganas e ilusión” emocionar al público onubense.

En una entrevista concedida a Europa Press, el artista ha reconocido que en toda su dilatada carrera “jamás ha ido a un concierto sin ganas o desganado” ya que apuesta porque su público “lo pase bien”.

Durante el concierto realizará un repaso por las canciones de su último disco, el cual salió a la venta en octubre de 2011, pero también habrá tiempo para disfrutar de sus temas de siempre e incluso algunos de ‘El último de la fila’ para los más nostálgicos.

Asimismo, tras agradecer “la calidad y el afecto” del público andaluz, ha explicado que en este último trabajo discográfico ha querido transmitir que “cada día es una oportunidad”.

En este sentido, el artista ha precisado que el título del disco ‘Los días intactos’, nada tiene que ver con la inmovilidad o la apatía, sino todo lo contrario. “Cada día tenemos la oportunidad de vivir algo nuevo; una oportunidad para disfrutar, para ser mejor persona, para enmendar errores o reunir nuevas fuerzas”.

Se trata, según ha enfatizado, de “tener curiosidad por la vida, de estar en la búsqueda por días mejores”, ya que a veces “se rompe con la apatía, el tedio cuando tu equipo gana un partido”, ha puesto como ejemplo.

LLAMADA AL OPTIMISMO

Por ello, García ha confesado que “cuando se pone a componer o pintar, uno busca dar sentido a sus días, llama a la ilusión, intentar darle otra vuelta a la realidad sencilla, pero clara, de que el mundo es un lugar estupendo y que puede mejorar nuestra manera de estar aquí en este planeta”.

Este último trabajo, –en el que se encuentra la canción ‘Estoy alegre’–, es una llamada al optimismo, “hay que huir de las malas noticias que nos llegan todos los días”, ya que son “cosas que, que si te vas dejando, te van chafando y amargando la vida”.

De este modo, ha dejado claro su afán por “propagar música, canciones, compartir momentos de emotividad personales con la gente”. “Cuantas veces no nos ha pasado que una canción por la mañana nos arregla el día”, ha admitido el compositor.

Por su parte, cuestionado por si con la actual crisis económica se hace más necesaria la música, el autor se ha mostrado convencido de que el arte en general “no arregla el mundo, pero lo hace más habitable y la vida más llevadera”. “Está demostradísimo que es un calmante de ansiedades, de estrés”, ha añadido.

“ABSTRAERSE DE LA REALIDAD”

Por otro lado, Manolo García ha apuntado que cuando una persona se encuentra en un proceso creativo, pintando un cuadro o componiendo, “se abstrae de la realidad que le rodea y en ese momento está en la realidad que está creando, se mantiene en un estado de calma y en una realidad controlada”. Así, ha afirmado que si ese cuadro, por ejemplo, “tiene un mensaje y deja una impronta, hará que otra persona se abstraiga en ese mundo que él ha creado”.

“Eso no arregla el mundo, pero a quién no le ha alegrado el día una canción, le ha dado ánimos, le acerca a la risa, al llanto y te hace, por tanto, más humano”, se pregunta. A su juicio, “hace el efecto contrario de la sociedad industrial, tecnológica, que te hace más máquina y menos sensible”. Por este motivo, aboga por “ser más analógico y menos digital”.

Con una carrera caracterizada por ser polifacética y donde música y pintura se dan la mano, cuestionado por qué aspecto le llena más, no puede elegir. “Todas son complementarias, en todas expongo mis pequeñas posibilidades y a cada una dedico una parte del día”.

En esta línea, el cantautor valora el hecho de, tras la soledad del proceso creador, llegue el momento de compartir con la gente su trabajo porque “no puedo cambiar el mundo, –ha insistido–, pero si puedo hacer mi propio mundo y compartirlo con otras personas que también buscan pequeños mundos”.

“LO MEJOR, POR LLEGAR”

“Yo me conformo con pensar que hago cosas que le gustan a la gente, que le emocionan. Quiero pensar que lo que me queda por hacer es seguir superando mis canciones; siempre el artista, en general, cree que su mejor obra está por llegar”, ha admitido con la humildad que sólo tienen los grandes artistas.

En su opinión, “ése es el anzuelo por el que vamos detrás, queremos pensar que lo mejor está por llegar”, de manera que, “hay que disfrutar de las canciones, de los conciertos porque quedan más canciones y más conciertos”.

Ha asegurado que tiene “un respeto absoluto por el público y por sí mismo”, y preguntado por cuál es el secreto para mantenerse en el mundo de la música durante tanto tiempo y preservar su vida privada, lo tiene claro: “mi sentido de la ética me indica que soy una persona como una más; con unas capacidades para hacer música pop, que hago con toda mi buena voluntad y nada más”, ha resaltado.

Del mismo modo, ha remarcado que su vida personal “no tiene nada de excepcional, es como la de todo el mundo”. Por ello, “creo que sería un acto de vanidad demasiado grande pretender contar mis cosas personales”, las cuales deja para la familia y amigos, ha incidido.

“Si tengo algo que ofrecer a los demás de mí, no soy yo, es mi trabajo, mis canciones, y eso es lo que ofrezco, lo que me hace diferente, porque por lo demás soy como el resto del mundo”, ha destacado García, que considera “malsano” alimentar otro tipo de cosas. Sin entrar a criticar si otros artistas comparten sus intimidades, ha reiterado: “yo no lo hago”.

“SIN FACEBOOK NI TWITTER”

En cuanto a las redes sociales e internet, Manolo García admite que no le interesa “ni tener Facebook ni Twitter” y, aunque ve cosas positivas en la red, “la cual ha propiciado la conocida como ‘Primavera árabe'”, por ejemplo, también es “adocenante, representa el mundo en dos dimensiones y el mundo es mucho más”.

“No voy a negar que quizá, aunque no lo sé por mi carácter, si estuviera empezando ahora mi carrera, lo utilizara para dar a conocer mi trabajo y tal; pero no lo tengo muy claro, ya que creo que al final si alguien es bueno, tiene cosas buenas que ofrecer, eso se acaba sabiendo, es así de sencillo”, ha señalado en relación al uso de las nuevas tecnologías.

Por tanto, en esta misma línea, el artista catalán ha llamado la atención sobre “las tropelías” que se pueden hacer gracias al anonimato que permite Internet, aunque “si a alguien le sirve para trabajar, intercambiar información o estar mejor no lo critico, pero no me interesa”. “Es más opio para el pueblo”, enfatiza.

“APEGO A LA LENGUA”

Por último, en cuanto a las letras tan elaboradas de sus temas, donde cada palabra cobra un sentido, ha valorado “su apego” por el idioma. “Me apena un poco y no me gusta en absoluto que se vaya mutilando la lengua” con anglicismos o con el lenguaje abreviado propio de las nuevas tecnologías, ha lamentado.

Amante de la literatura y de clásicos como Lope de Vega, Benito Pérez Galdós o la poesía de la Generación del 27, el cantautor ha defendido “las posibilidades tan bonitas que da la lengua”.

Finalmente, cuestionado por qué canción es ‘su niña bonita’, reconoce que “va por temporadas”. Sin embargo de este último disco serían ‘Sombra de la sombra de tu sombrero’ o ‘Estoy alegre’. En otro momento ‘Pájaros de barro’ o ‘Como quien da un refresco’. “Son canciones que me han hecho compañía, no por ser historias personales, sino porque han llegado a mucha gente”, ha concluido.

Fuente: EuropaPress – ENLACE

X