Manolo García cree pugna por albergar ATC es “una carrera hacia el peligro”

Así lo ha manifestado con motivo de su presencia en Mérida para inaugurar, junto con su amigo José María Benítez, una exposición que aglutina fotografías de ambos.

Para él, el ATC, además de generar empleo, es “una cuestión de dinero y ganas de repartirse un montante sabroso” que puede beneficiar de “forma puntual” pero que “habría otras maneras de ofrecer puestos de trabajo”.

A su juicio, el mundo occidental y los países emergentes “consumimos demasiado y nos creamos una cantidad brutal de necesidades” cuando, ha dicho, “con un poco menos de necesidades imaginadas o creadas al hilo del dinero no haría falta tanta energía”.

Fuente: ABC – EFE – ENLACE
En este sentido, el ex-integrante de “El Último de la Fila” lamenta que no se exploten más energías limpias como la eólica o la solar y ha reivindicado el papel de España como país a la cabeza en la producción de energías renovables.

A este artista catalán todo lo del ATC le suena a “disparate”, especialmente porque “si la central nuclear está en Extremadura y el almacén en Guadalajara los residuos tienen que viajar” y puede producirse algún accidente durante su desplazamiento, añade.

En su opinión, entran en juego dos tipos de intereses, el de la población que acepta albergarlo en su municipio por una cuestión de “necesidades básicas, pagar la hipoteca, llegar a fin de mes” y, por otro, el de los alcaldes que buscan inflar las arcas municipales.

En cuanto al debate sobre la fiesta de los toros, este cantante nacido en el barrio Poblenou de Barcelona, confiesa que iba a los toros con su padre cuando tenía catorce años, y asegura debatirse entre “el sí y el no” acerca de la prohibición de las corridas de toros en Cataluña, por lo que prefiere quedarse en “territorio neutro” a la hora de valorar si se trata de cultura y arte.

No obstante, considera que “es algo brutal martirizar a los animales, no es nada correcto” y, agrega, en este sentido “pueden decir lo que quieran pero realmente es un animal al que están haciendo sufrir”.

Por otra parte, después de la publicación de su último disco en 2008 “Saldremos a la Lluvia”, Manolo García ya se encuentra inmerso en la preparación de su nuevo trabajo.

“Poquito a poco sí estoy componiendo, es algo que no puedo evitar” confiesa Manolo García, quien también es un gran aficionado a la pintura y la fotografía como formas de expresión y de “compartir el torbellino que siento, no quedarme anclado en mí mismo”.

Respecto a la muestra fotográfica, que cuenta con la colaboración de la asociación ecologista ADENEX, Manolo García declara que les “une una pasión común, el amor a la naturaleza y la idea clara de que hay una necesidad urgente y básica de conservar la naturaleza”.

Durante sus giras y viajes, el artista, que viaja aferrado a su cámara, ha ido observando lo “fascinante” del mundo y lo “asombroso del comportamiento humano” y, agrega, “puedes estar en cualquier continente, pero realmente somos un animalito muy curioso”.

Como fotógrafo “amateur” muestra especial predilección por las imágenes en blanco y negro, debido a que tienen “mayor dramatismo” y permiten una categoría distinta en tiempo y forma que la fotografía en color.

Pese a vivir en una gran ciudad, Manolo García se confiesa un enamorado del sur porque, precisa, en esta zona “aún pervive ese aliento rural, ese mundo natural, esos paisajes”.

X