Estopa, Miguel Ríos, Manolo García, Mishima… eligen sus discos de confinamiento

MANOLO GARCÍA:

Desde un encierro que dice no sentarle mal («soy un poco franciscano»), el cantante del Poble Nou nos destaca la importancia de dos álbumes surgidos en el contexto del punk y la new wave. Empezando por ‘London calling’, de The Clash (1979), “disco capital” del que subraya “su mensaje social, de reivindicar derechos y romper con las normas”, aun siendo un grupo “de clase obrera que se hizo millonario, lo cual era un problema”. The Clash representó “una marca en el tiempo y el segundo y último intento de romper con todo, porque en adelante hasta las bandas más salvajes del rock tendrían detrás al gran ‘business’”. Complementando ese álbum está el primero de Pretenders (1979). “Guitarras afiladas, temazos y la voz preciosa y sensual de Chrissie Hynde, una mujer liderando una banda de rock masculina, algo que no habíamos visto. Todos, los tíos y las tías, nos enamoramos de ella”.

Fuente: El Periódico – ENLACE

X