Manolo García: «Los acústicos me hacen un poco más feliz»

Manolo García llenará hoy y mañana el Jovellanos de Gijón dentro de su gira nacional

Manolo García retomará esta noche en Gijón su gira acústica. Hoy y mañana el artista catalán ha colgado el cartel de no hay billetes en el Teatro Jovellanos, un hecho que se está convirtiendo en habitual desde que comenzara su gira el pasado mes de abril. En los veintiséis conciertos que ha dado este año, García ha llenado en diecinueve de ellos para seguir demostrando lo incombustible de su carácter y talento. Nada nuevo para un artista que inició su carrera musical en 1980 con el grupo Los Rápidos.

Hacía más de tres años que no actuaba en Gijón porque dice no querer cansar al público y «hacerme pesado». En su nueva gira, el catalán saca a relucir su lado más íntimo con los conciertos acústicos, «por fin me dejan cantar y escuchar mi voz», asegura el cantante sobre su nueva faceta. Aunque no reniega del rock que le ha acompañado durante toda su carrera, cree que en esta nueva tanda de conciertos es «un poco más feliz» porque trabaja mejor la voz acompañado guitarras españolas, acústicas, pianos, laúdes y violines. Instrumentos suaves en el nuevo ángulo que está mostrando este año el histórico cantante barcelonés. Acostumbrado a grandes recintos, ahora asegura que «los conciertos grandes son un ejercicio de sacar músculo. En este ambiente más reducido encuentras las miradas del público, y vivimos juntos la emoción de un concierto limpio y lleno de matices». A su gira ‘Acústico, Acústico, Acústico’ la considera un «premio a la constancia y el trabajo» donde insuflará nuevas sonoridades a las canciones de álbumes tan aclamados como ‘Arena en los bolsillos’, ‘Para que no se duerman mis sentidos’ o ‘Geometría del rayo’. Este último fue publicado el año pasado, y recibió el Grammy Latino al mejor álbum Pop Rock.PUBLICIDAD

Manolo García más próximo que nunca, asume nuevos retos en su gira que tiene programados cincuenta y cuatro conciertos en el territorio nacional. Ha llenado en muchos, y llenará en otros tantos en los que desde hace semanas ya no hay localidades libres. Un lleno tras otro que dice se merece porque «me lo he ganado. Mi trabajo está lleno de cariño, y siempre he tenido en cuenta a mi público. He llegado al éxito, y me he sabido mantener porque he respetado a mi gente y he ofrecido una obra cautivadora que ha llegado al público durante más de treinta años».

Artista camaleónico, Manolo García siempre ha mantenido en paralelo una prolífica creación pictórica. Sobre su obra asegura que «le encantaría» que Gijón encontrara un espacio para poder exponerla. Aunque ya expuso en Pola de Siero hace siete años, no pierde la esperanza de mostrar sin ánimo de lucro su nueva colección en Asturias.

Asimismo, también han sido publicados tres libros sobre sus dibujos y pinturas. De arrebatadora vida, una recopilación de sus cuadros pintados entre 1985 y 1992; Vacaciones de mí mismo (2004) con un largo recorrido por toda su obra pictórica y El Fruto de la rama más alta (2011).

Fuente: El Comercio – Guillermo Maese – Foto Arnaldo García – ENLACE

X