Cuaderno Especial Efe Eme: Una guía esencial para acercarse a la obra de Manolo García. Por Jose Angel Lucena

 
Abordar una historia tan compleja y llena de matices como la de Manolo García, nunca es fácil. Efe Eme se ha rodeado de un grupo de fantásticos colaboradores y ha resuelto el reto fragmentando su carrera en tres cuerpos. Una parte inicial en la que se habla de un siempre inquieto y creativo Manolo y de sus primeras incursiones en la música hasta llegar al tríptico que lo lanzaría, entiéndase Rápidos-Burros-Último, con una análisis de los distintos trabajos de la discografía. Un segundo e impagable cuerpo, que atesora una entrevistan donde el Sr. García desata su capacidad comunicativa y aborda temas de todo tipo desde su carrera, al contenido de sus discos, su preocupación por el medio ambiente, su inconformismo con la sociedad actual o su íntimo reconocimiento de ser un hombre de otra época. El libro termina con una acertada y detallada visión de su obra en solitario. 20 años de carrera cuajados de poesía, música y pintura.
 
Hace algunos meses ya me quedé prendado de esa foto que más tarde aparecería en la portada. Un primer plano de Manolo con la famosa ceja arqueada, aguantada por el índice, en esta ocasión cubierto por una gasa, pero con una abertura certera en forma de estrella que deja a la vista el ojo derecho, ¿una metáfora del paso del tiempo?,¿Una mirada hacia el yo interior de artista? En todo caso una magnífica fotografía y una excelente carta de presentación para lo que nos vamos a encontrar en el interior. El libro atesora instantáneas de distintas épocas y textos que van desde la apreciación personal y pura de la obra de García al agradecimiento sincero de un grupo selecto de periodistas. Anécdotas, interpretaciones, la historia desde los protagonistas y sus vivencias. Vais a encontrar la pluma de Enrique Bunbury, de Juliá, de Lapuente; de Juan Puchades, de Sanz, de Ordobás, etc etc etc, una delicia para aquellos que amamos este universo literario y pictórico del señor García.
 
Lo que sí se hace palpable y evidente es que hablar de Manolo y su obra produce el mismo efecto que leer a Lorca, las palabras se retienen solas, se dan paso con respeto, buscan sus matices y el texto se declama y se vuelve poesía, despacio y sin sonrojarse, como el curso natural del rio adentrándose en la fronda. Hay multitud de ejemplos en este volumen pero os pido tiempo extra y detenido para el análisis de Marta Sanz de “Nunca el Tiempo es perdido”, un ejercicio de sensibilidad y cariño extraordinario. Poesía que habla de poesía, metapoesía. Otro de mis imprescindibles es la entrevista de Arancha Moreno que con un párrafo nos conduce a la mesa y nos sienta frente al artista y su intimidad, consigue que Manolo se sienta cómodo y que las preguntas sólo sean pequeñas excusas para reconducir las ideas. 50 páginas en las que repasa su trayectoria, sus confesiones, sus inquietudes, su amor por las letras y la cultura, su guerra particular empeñado en hacer un mundo mejor a base de lanzar canciones al aire y manchar las telas con su ideario surrealista. Un acierto con letras mayúsculas. En este capítulo os pido silencio, acomodaos, arrellanaos en el sofá o en la butaca de playa, tenéis delante a un García de voz cristalina y sinceridad brava.
 
La última parte analiza la obra en solitario de Manolo, los 7 Lps , su vinculación con la pintura desde muy niño, la coherencia de su discurso. De nuevo firmas imprescindibles en la crítica musical abordan la labor con interés personal, y es que el Sr. García, es un músico muy querido y respetado en nuestro país, tal y como queda constatado, una de las grandes figuras, un punto de inflexión con territorio y voz propia.
 
No quiero abundar demasiado en el contenido, los regalos pierden su naturaleza de sorpresa cuando se insiste en el detalle, pero sí os voy a decir algo que he aprendido entre estos fantásticos textos, la magia de enredadera que tiene cada combinación dispuesta y preparada por Manolo, esa sucesión de tres palabras, cinco palabras… ese quiebro que restalla en la emoción y que nos eleva alto, muy alto, en un instante, cualquier fragmento intercalado de canción…
 
¿Probamos?
 
“Mejor pluma del ala de un perro que pasar los días esperando “
 
Deslumbrante, ¿Verdad? Pues a esa emoción me refiero y estos críticos han sabido dosificarla, hilvanarla en sus textos hasta que como un látigo eléctrico chasquea haciendo humear las huellas de la memoria, una y otra vez… una y otra vez.
 
#ManoloGarcía #EfeEme #Cuaderno #Especial #LosRápidos #LosBurros #ElÚtimodelaFila #EUDLF #QuimiPortet
 
X