Transgeneración Galáctica – Sisa, Portet y Oliver

Sisa, Quimi Portet y Joan Miquel Oliver aúnan esfuerzos en un espectáculo en que cada cantante muestra sus conexiones y diferencias con los demás.

Si de algo puede presumir la escena musical catalana es de haber sabido generar, a lo largo de las últimas décadas, una división especial y específica de creadores personales y singulares. Más allá de los cantautores o de los grupos musicales más °menos equiparables con cualquier otra escena musical, un diferencial importante en Cataluña consiste en haber dado a luz a artistas de la talla de Sisa, Pau Riba y Oriol Tramvia por poner algunos simples ejemplos procedentes de un par de generaciones atrás. Y ello con el añadido de que, lejos de quedar anquilosados en el pasado, estos creadores han sabido regenerarse y encumbrar a su veza otros artistas, convirtiendo el fenómeno galáctico en transgeneracional.Así son válidos los ejemplos de Quimi Portet yde Joan Miguel Oliver, representantes de dos generaciones que han seguido esa línea de creatividad.

¿Y qué pasa cuando se produce, precisamente, esa conexión intergeneracional de la que hablábamos? Pues que aparece un trío como el formado por Sisa, Portet y Oliver, tres artistas que han decidido sumar esfuerzos para crear un espectáculo que fue elegido para abrir, en septiembre de 2013, la pasada edición del Mercado de Música Viva de Vic. Un estreno que dejó tan buen sabor de boca que el trío decidió convertir aquel concierto puntual en una pequeria gira que llegará al Teatro Tarragona el próximo 6 de junio (2a.3oh, entradas a 20€).

– El espectáculo debutó con gran acogida en el Mercat de Música Viva de Vic –

A partir de concepciones estéticas personales, aunque más o menos paralelas, los tres artistas exponen en el escenario una selección de sus propias obras, sin demasiadas concesiones a los temas más conocidos de cada uno y con la intención de demostrar, por una parte, la singularidad de cada una de las propuestas y, por la otra, los puntos concurrentes de las tres trayectorias musicales.

– ‘La Rambla’, de Portet, y Soletaires’, de Sisa, entre el probable repertorio –

Así, siguiendo el guión presentado en Vic, el espectáculo discurre como una demostración de los talentos de cada uno: desgranan sus propios temas con el apoyo de los otros dos, pero siempre llevando cada uno la batuta de sus propias composiciones y alcanzando el grado de individualidad necesario, en todo galáctico, en la interpretación en estricta soledad de algunos temas. A partir de un repertorio de reconocida solvenciaen la capital de Os ona sonaron, entre otras, ‘ Coristes i numismátics’ de Sisa, Tiomes i dones del cap dret’, de Portet y`Petit homenet de muntanya’ de Joan Miguel Oliver’y con solo un par de éxitos ampliamente reconocibles, como ‘La Rambla’ de Portet y Soletaires’ de Sisa, los tres son capaces de generar en el público la necesaria conexión para dar a luz una propuesta sugerente.

SISA. Pater galacticus.

Los inicios musicales de Jaume Sisa (Barcelona, 1948), vinculados aaquella explosión musical llamada Grup de Folk, demuestran que fue en aquella caótica amalgama de amigos que se encaró artísticamente alos resabidos miembros de Els Setze Jutges donde se forjó lo que a díade hoy llamamos generación galáctica. Eran tiempos de hyppismo cuando Sisa debutó con un single `L’home dibuixat’, en 1968, y un primerdisco, `Orgia’, en 1971.

A lo largo de su trayectoria, así como durante su paso efímero por Música Dispersaysus alterego Ricardo Solfay El Viajante, Sisa su po dotar a sus creaciones de versatilidad estilística,textosdetrascendencia lírica surrealistay una habilidad para convertir la cotidianidad en algo mágico. Ahí está su inmortal `Qualsevol nit potsortir el sol’, de 1975, como prueba.

Sus siguientes trabajos a lo largo de los años setenta/Galata galáctica’ (1976), ‘La catedral’ (1977), encumbraron aSisa, junto a Pau Riba, como los rebeldes de la Nova Canqó.Alejado de la música comprometida al uso en aquellos años, Sisa prefirió dirigir su camino musical a medio camino entre la locura surrealista son recordadas sus actuaciones vestido de robot o sus clásicas gafas sin cristales y su flirteos con el teatro. En 1977 compone `Antaviana), banda sonora del espectáculo de Dagoll Dagom basado en relatos de Pere Calders.

Esta etapa, que llegaría hasta mediados de los ochenta, se zanjaría deforma un tanto convulsa con Sisa retirado, presuntamente, en un monasterio benedictino. Una reclusión que correría en paralelo a los álbumes firmados por un tal Ricardo Solfa, hasta que en 2001, Sisa decide dejar atrás SU etapa monacaly volver agrabar. Edita entonces el disco Wiscalallibertat’, donde supera con éxito el difícil reto de demostrar la validezy la energía de su propuesta musical en el nuevo milenio. Y así hasta hoy.

PORTET. Astro Intercomarcal.

Forjado musicalmente junto a Manolo García en los recordados y añorados El Último de la Fila, Joaquim `Quimi’ Portet (Vic,1957) esa día de hoyel responsable,como productor, de muchos de los éxitos musicales de la escena catalana. No en vano ha trabajado en discos para Adria Puntí, Gerard Quintana, Albert Play recientemente Sanjosex, manteniendo en paralelo su propia carrera musical.

Cuando en el año 1998 se anunció la disolución de El Último de la Filarecientemente Manolo García ha desvelado que uno de los motivos de la separación fue la necesidad de Quimi Portet de cantar en catalán, el de Vic se encontró con las puertas abiertas para dar rienda suelta a SU creatividad musical. De hecho, Portet se inició en solitario con ‘Persones estranyes’, un disco aparecido en 1987 y que pasó sin pena ni gloria., muyal contrario de `1loquei sobre pedres’, de 1997, donde Portet refleja su querencia por las letras surrealistas y una sorna contenida e irreverente que caracterizarátoda su discografía posterior. De ese disco es su éxito más recordado, ‘La Rambla’, un tema que según su autor lo compuso inspirándose en Sisa.

– La sorna y el surrealismo ya apareció en su `Hoquei sobre pedres’, de 1997 –

Artesano industrializado de la música, Portet destaca por un sentido del humorpeculiar,que le lleva desde versionar clásicos de la música disco, como`Rivers of Babylon’de Boney M, hastaconfeccionarsesus propiosvideoclips en el salón de su casa. Junto a Sisay Oliver, gusta de adoptar el papel de (crooner’ de tres al cuarto, incomprendido en su grandeza. Así es el humor portetiano, que se las da de astro intercomarcal.

OLIVER. Robot surrealista.

El compositor y ‘alma mater’ de los recientemente desaparecidos Antónia Font, Joan Miguel Oliver (Sóller,1974) es un artista polifacético. Aunque su principal dedicación es la música, Oliver se dedica también a la literatura, donde ha cultivado la poesía con ‘Odisseatrenta mil’ libro del que salió un disco,firmado como Drogueria Esperanqa, también la novela con ‘El misteri de l’amor’y el teatro con ‘Un quilo d’invisible’. Además, nunca ha descartado dedicarse a otros quehaceres artísticos.

– Además de músico, Oliver ha cultivado la poesía, la novela y el teatro –

Sus inicios musicales hay que encontrarlos en Fora des Sem brat, grupo en el que hacía las funciones de guitarrista. No obstante, donde encontró elvehículo desde el cual explayarse agustofue sin dudaAntónia Font, bandaa laque dotó de su principal ingrediente: unas letras que dibujan un imaginario lleno de robots, viajes interestelares, apuntes surrealistas e incomprensibles y un delicioso e inusitado costumbrismo mallorquín. Es precisamente ese imaginarioforjado en la discografía de Antónia Font lo que dio a Oliver material suficiente para lanzarse a una carrera en solitario que ha dado obras de arte como `Surfistes en cámera lenta’ (2oo5)y`Bombón mallorquín’ (2009).

Junto a Sisay Portet, Oliver figura como la joven promesa del galactismo, pese a haber llegado ala cuarentena. En la actualidad, Oliver se encuentra sin grupoy sin proyecto discográfico conocido, aunque es probable que en cualquier momento sorprenda al respetable con una nueva vuelta de tuerca de su carrera artística. Al tiempo.

Fuente: Edición Impresa ENCUENTROS de Diari de Tarragona – Jordi Palmer / Fina Estampa

X