Manolo García defiende la cultura como alimento del espíritu en La Pola

MG_8dw_1
El artista hizo gala de su buen humor y cercanía con el público asturiano en la inauguración de la exposición en la Casa de la Cultura Pola de Siero.

La exposición de Manolo García “Un poco de mí, Sub-Realista”en la sala de exposiciones de la Casa de la Cultura de Siero, fué inagurada esta tarde con la presencia del propio cantante y pintor.

La casa de la cultura, bordeada por numerosas personas que hacían una larga cola, abrió las puertas de la sala de exposiciones a las 19.30 horas, dando paso a los ansiosos seguidores por ver a su ídolo.



El acto, presentado por Ramón Quirós, director de la Fundación Municipal de Cultura, contó a demás con la intervención de María José Sánchez, edil de Cultura, y del Alcalde de Siero Eduardo Martínez Llosa, que agradecieron la presencia del propio artista a la inauguración y dejaron abiertas las puertas del Teatro Auditorio de la localidad para una posible actuación futura del cantante, que hizo un alto en la grabación de su nuevo trabajo para viajar a Pola de Siero.

Ante un numeroso y cálido público que no se quiso perder la inauguración, Manolo García, defendió a lo largo de su presentación la cultura como la sanidad y alimento para el espíritu.
El artista, conocedor de la cultura asturiana, dijo sentirse asturiano, y defendió que durante un año lo fué, ya que prestó el servicio militar en Gijón durante un año en su juventud.
De Asturias, expresó que su primera impresión fue la autosuficiencia de las familias y cómo con las vacas, a las cuales también se refirió como “les vaques”, las gallinas y los huertos, lograban ser independientes, comiendo sin depender de nadie. Manolo se mostró apenado ya que ese poder fue cortado por las Políticas Europeas y sus restricciones, siendo consciente de la reconversión de los trabajadores que antes ocupaban minas y astilleros. “Ahora hay más vaques de carne que de leche” concluyó el artista.

Finalmente el artista cerró su discurso agradeciendo las muestras de cariño y horas de felicidad en los conciertos, recomendando a sus seguidores “hacer el amor y no la guerra”.

Al término de la presentación, el autor se hizo fotos con todos los admiradores que aguardaron cola hasta que llegara el momento de su turno. Manolo García expresó su preferencia por las fotos, ya que de tanto firmar “Manolo García, un abrazo”, “Manolo García, un abrazo”…dijo que parecía que estaba cumpliendo un castigo en tono divertido. Pero la realidad fué que el cercano, humilde y simpático artista, además de posar con todos sus seguidores firmó cuantos discos, libros e incluso dípticos de la exposición fueron necesarios. Dos admiradores incluso llevaron sus guitarras para que se las firmara, “no la vendo ni por 4000 euros” afirmaba uno de ellos.
El acto contó con la presencia de admiradores de diferentes puntos de la geografía asturiana, León, Santander o incluso Madrid.

La exposición del cantante, que reúne una amplia muestra de la producción más reciente del artista en pintura y fotografía, con un estilo que aúna los rasgos más característicos del surrealismo, el impresionismo y el paisajismo, permanecerá abierta hasta el 20 de marzo, pudiendo visitarse de forma gratuita de lunes a viernes de 17 a 21 horas y los sábados de 11 a 13.30 horas.

Fuente: OchoDíasWeb – ENLACE

X