EUDLF: Como la cabeza… el bocado íntimo de El Último de la Fila + Entrevista Josep Lluís Pérez

f5951bbdb150106d6f33a1f9c068a551_XL El cuarto trabajo discográfico de El Último de la Fila después de la gran acogida de “Nuevas Mezclas”, vino cargado de una presencia espiritual de calma, con dudas existencialistas, casi religiosas, en armonía con el intimismo y la melancolía. Al final, una afectuosa entrevista a Josep Lluís Pérez.

para leer el artículo completo, y la entrevista a Josep Lluís Pérez, fundador de Los Rápidos.

Fuente: Joan Navas (@Navasland) para Kaos en la Red – ENLACE
Recién entrados en la discográfica PDI, El Último de la Fila editaron el que sería uno de los álbumes esenciales en su discografía, y pilar fundamental en la historia de la música en castellano: “Enemigos de lo ajeno” (1986). En uno de mis primeros artículos, aquel álbum lo describí como “El disco imprescindible que identifica al grupo catalán como uno de los más prolíficos, significativos y adorados del estado español, no sólo por la calidad de sus letras y música, sino también por la humildad y su aportación a la ecología, la sencillez espiritual…”. Aquel álbum, grabado en Barcelona con tan solo 300.000 pesetas de presupuesto, había sido suficiente para plasmar el talento de unos jóvenes Manolo García y Quimi Portet. El álbum, contenía diez canciones y hoy en día, prácticamente todas son un himno entre los seguidores de EUDLF.

Debido al éxito acumulado y la precariedad de presupuesto en la producción, al año siguiente editaron “Nuevas Mezclas” (1987), una revisión de sus canciones más simbólicas de sus dos primeros discos hasta el momento. El método fue sencillo: volver a grabar las canciones en estudios de Barcelona, Madrid y Londres, con equipos de mayor calidad, añadiendo una de inédita “¿Quién eres tú?”. El resultado fue mejor de lo esperado, llegó a su primer gran éxito superventas y El Último de la Fila ya era una de las bandas fructíferas y que los críticos musicales captarían su mayor atención.

El próximo trabajo discográfico, las expectativas eran aún mayores. Ya introducidos en el mundo musical, y tras una buena aceptación de “Nuevas Mezclas” (1987), su siguiente trabajo iba a ser más notable, una de las novedades es que se trasladaron a Francia para grabar, concretamente en el STUDIO MIRAVAL, durante marzo y abril de 1988. Los productores fueron ellos mismos, Manolo García y Quimi Portet. El ingeniero de sonido fue Patrice Quef; el asistente de grabación fue Stephane Quesnelle.

Con los siguientes músicos:

Manolo García (voz); Quimi Portet (guitarra eléctrica, guitarra acústica y guitarra española); Juan Manuel Cañizares (guitarra española y closca acústica en “Trece planetas”); Ángel Celada (batería); Antonio Fidel (bajo); Juan Carlos García (teclados y percusión); Josep Lluís Pérez –con quién he tenido el honor de entrevistar- (guitara eléctrica en “Ya no danzo al son de los tambores” y en “Trabajo duro”).

En una de mis publicaciones, concretamente la del 09 de septiembre de 2012, tuve el honor de entrevistar al mítico y extraordinario bajista Antonio Fidel, y me comentó lo siguiente sobre aquella fabulosa etapa: “Quisiera antes de hablar de `Nuevo pequeño catálogo de seres y estares´ (1990), que `Como la cabeza al sombrero´ (1988) es un disco donde la mezcla y producción están por debajo de su nivel de composición y arreglos, fue una lástima, porque a pesar de su enorme éxito, a nosotros siempre nos quedó el sabor de un trabajo inacabado.

El `Nuevo pequeño catálogo….´ (1990) es la primera de las tres superproducciones de EUDLF y el resultado es un trabajo muy profesional, con muy buenas composiciones como siempre, apuntando a nivel de composición, sonido y calidad de producción, a lo que creo que culminó en `Astronomía razonable´(1993)”.

El cuarto trabajo discográfico salió en 1988, bajo el nombre de “Como la cabeza al sombrero” (PDI), con una portada en blanco y negro (jugando con las sombras), con los rostros en primer plano de Manolo y Quimi… muy en sintonía a los grandes álbumes de Queen.

En 1988 salió (para mí), el mejor trabajo de El Último de la Fila, tal vez por su intimismo, su sencillez, la personalidad del álbum, la atmósfera de placidez y encanto con un punto de melancolía, el buen gusto en el trato de las guitarras… o por la presencia de su considerable dulzura de las canciones. Este disco me resulta verdaderamente entrañable.

Doce temas, que a pesar de la infortunada producción, las canciones fueron muy inteligentes gracias a las capacidades y aptitudes de los genios M. García y Q. Portet, acompañados de grandes músicos:

El álbum empieza con DIOS DE LA LLUVIA, un tema acústico, muy íntimo casi místico. Personalmente, y ahora que han pasado tantos años que llevo escuchando las canciones de EUDLF, ésta, estaría entre las 5 mejores composiciones de El Último… tal vez, sería la que más me gusta. Le sigue la pegadiza SARA, otro himno para los amantes del grupo. Esta canción es romántica, atractiva, sugerente, con mucha fuerza… Imprescindible para escucharla dentro de las mejores canciones de la historia del pop español y no dejarla pasar por alto.

Corpulenta de flamenco y ritmos andalusíes es EN LOS ÁRBOLES, manifestando una historia casi trágica.

LA PIEDRA REDONDA es adrenalina pura, bordeando la magia musical. Adoro de nuevo esta canción, tan dulce y exquisita. Qué deleitable y grandioso es cuando Manolo canta “¡Uuuuh!… Sólo el beso de tu voz en el alma, ¡Uuuuh!… y perfume de tu cuerpo a mi alrededor”, ¡eso es poesía!

Llegamos al Slow-swing de la noche con A VECES SE ENCIENDE, un medley entre el jazz, el flamenco y otros ritmos perfectamente sincronizados. Muy entusiasta llega COMO LA CABEZA AL SOMBRERO, canción que da título al álbum y que palpita desde el primer segundo. Un tema que se agita en frenesí.

Otra de mis canciones preferidas es YA NO DANZO AL SON DE LOS TAMBORES; llena de sensibilidad, sensualismo, ternura y pasión musical. Nuevamente gran trabajo musical el que han conseguido Manolo García y Quimi Portet.

El amor, la vida obrera y las relaciones familiares son el centro de atención de TRABAJO DURO.

Exótica es TRECE PLANETAS, tan palpable como intangible. Otro hechizo armonioso el de la banda, un encanto para los sentidos…

El disco se despide con LLANTO DE PASIÓN, una penetrante letra rememorando la juventud perdida, avivando la memoria en una nostálgica canción. El álbum se cierra con OTRO VERANO y VAMOS, dos temas instrumentales sólo editados en versión CD.

El álbum obtuvo una gran acogida, y fue el punto y a parte de una consolidación musical del grupo.

Rememoro un momento estelar de la banda, que fue el sábado 10 de septiembre de 1988: hubo un macroconcierto en el Camp Nou de Barcelona a favor de los Derechos Humanos, organizado por Amnistía Internacional, con actuaciones de Bruce Springsteen, Sting, Peter Gabriel, Youssou N´Dour, Tracy Chapman y El Último de la Fila, ante 90.000 espectadores.

“Como la cabeza al sombrero” fue reeditado por la discográfica EMI en formato CD, manteniendo el sonido de la grabación original de PDI. Y en 2008 se volvió a reeditar, unas nuevas mezclas realizadas por David Tickle (en Avalon Estudios -USA-), en septiembre de 2008 y remasterizando el sonido (en Metropolis Mastering -Londres-) por Ian Cooper, en Octubre de 2008, y respetando el diseño del original. Toda una gozada volver a escuchar el álbum con mucha mejor calidad; es un acierto recuperar disco en la versión del 2008.

ENTREVISTA

Ahora sí, en exclusiva para kaosenlared, tengo el honor de entrevistar uno guitarristas más virtuosos del panorama nacional: Josep Lluís Pérez. Fue miembro fundador de Los Rápidos, Los Burros y posteriormente colaborar con la legendaria banda El Último de la Fila, además de participar en los álbumes de estudio de grandes artistas, como Sau, Pep Sala, Sergio Makaroff o Loquillo y Trogloditas. Precisamente aprovechamos para hablar y recordar el mítico: “Como la cabeza al sombrero” (1988) de El Último de la Fila, además de abordar sus vivencias y su dilatada trayectoria.

Josep Lluís Pérez, muchísimas gracias por la cortesía de aceptar y concederme esta entrevista.

01.¿Cómo y de qué manera quiso dedicarse a la música profesionalmente? Y ¿Por qué el instrumento de la guitarra?

-Empecé a tocar de muy jovencito. Primero probé el bajo y finalmente me decidí por la guitarra.

02.¿Crear y tocar en una banda de rock sinfónica en los ´70 llamada Abedul, fue muy influenciada por Genesis de Peter Gabriel?

–Bueno, era lo del momento en 1978. Yo fui el último en entrar. Sonaba más a rock que a sinfónico. Quedó un álbum grabado.

03.¿Cómo fue ése encuentro con Manolo García (voz), Esteban Martín (teclados), Lluís Visiers (batería) y Antonio Fidel (bajo) para fundar Los Rápidos?

-Fue un encuentro casual. Había que formar una banda de acompañamiento para Sergio Makarof, y de aquí surgieron Los Rápidos. Pronto seguimos nuestro camino y ese mismo año grabamos el primer LP.

04.¿Cómo era y recuerda el joven Manolo García?

-Lo recuerdo muy inquieto. Con muchas ganas de componer y tocar en directo. Siempre ha sido un gran artista. Particularmente, me entendía muy bien con él.

05.Hablemos de un disco que el tiempo, desgraciadamente, lo ha silenciado y prácticamente enterrado. ¿Cómo se gestó y elaboró uno de los discos más maravillosos de la época: “Rápidos” (1981), el álbum de debut de Los Rápidos?

-Se gestó en el local de ensayo. Entre todos. Lo pusimos en directo, gustó y nos ficho la discográfica EMI. Se grabó en muy buenas condiciones para la época. Y creo, humildemente, que es un disco que hoy día no está desfasado.

06.La gira dio paso a unos 300 conciertos por Cataluña y alrededores. El espectáculo destacaba por la manera de transgredir encima del escenario: romper televisores con un hacha, decoración del escenario con bidones de plásticos, caracterizados con embudos en la cabeza… ¿Cómo recuerda aquellos conciertos, después de 30 años?

-Los recuerdo con mucho cariño. Había mucha adrenalina, juventud, ganas de comerse el mundo. Sonaba bien en directo. ¡¡¡Y nos lo pasábamos de muerte!!!!

07.Que la discográfica EMI rechazase un segundo trabajo y no apoyara en aquel momento la apuesta de Los Rápidos, ¿fue decisivo para motivar la disolución de la banda? Y ¿Si hubierais encontrado el respaldo de la discográfica, posiblemente estaríamos hablando de una continuidad de Los Rápidos?

-Seguramente, si. Pero de alguna forma, desencadenó la formación de Los Burros y posteriormente, El Último.

08.El día 20 de junio de 1981 se organizó el evento llamado “Rock de Lluna”. El cartel anunciaba la actuación de Lone Star, Los Rápidos, Groom, Evo y Kul de Mandril; ésta última banda, militaba Quimi Portet (guitarrista y voz). Esa velada, Antonio Fidel y Manolo conocieron a Quimi y le dijisteis la posibilidad de entrar en el grupo. ¿Cómo fue aquel encuentro y cómo era aquel joven Quimi Portet?

-Lo recuerdo. Fue un gran encuentro. Hubo química instantáneamente. Y le propusimos a Quimi formar parte del grupo. Esteban ya tenía planeado dejar el grupo. Nos fue bien.

09.Despertada la Edad Dorada del Pop Español, nace Los Burros (el nuevo tándem entre García / Portet) y con él, su primer trabajo musical: “Rebuznos de Amor” (1983). “Huesos”, “Portugal”, “Disneylandia” o “Mi novia se llamaba Ramón” hoy en día son imprescindibles en la historia musical en castellano, aunque en su día pasaron desapercibidos. ¿Cómo fue aquella nueva etapa y cuál fue el proceso de grabación en la que usted participa a las guitarras, bajo y teclados?

-Bueno, Hay que puntualizar que Los Burros éramos todos, no solo ellos dos. Buenas canciones, buen directo. Pero siempre me falló el nombre.

¿Se grabó en Andorra (marzo-abril ´83), Vic (abril ´83) y Barcelona (mayo ´83)?

-Creo recordar que sí.

10.“Cuando la pobreza entra por la puerta, el amor salta por la ventana” (1985), es el primer álbum debut El Último de la Fila se grabó durante enero y febrero de 1985. Consiguió el premio “Grupo Revelación” otorgado por el programa Diario Pop de Radio 3. ¿Cómo recuerda aquel período y posterior notoriedad musical?

-Después de los dos anteriores fracasos, no las teníamos todas. Pero fue un buen punto de partida.

11.En el segundo álbum de EUDLF “Enemigos de lo ajeno” llegó al año siguiente, en 1986. En aquella ocasión, sólo tocó la guitarra eléctrica en “Mi patria en mis zapatos”. ¿Cómo transcurrió?

-Fue una época en la que decidí alejarme un poco y centrarme en mis proyectos.

12.En la gira de “Enemigos de lo ajeno” (1986), Marc Grau tocaba la guitarra eléctrica. Más adelante fue además productor de bandas como Sopa de Cabra, Sau, El Pets, Umpah-Pah… ¿Cómo recuerda al desgraciadamente desaparecido Marc Grau?

-Lo recuerdo como una gran persona y un gran músico, además de un gran amigo.

13.Tras el éxito de “Nuevas Mezclas” (1987), El Último de la Fila se embarca en el cuarto álbum de estudio: “Como la cabeza al sombrero” (1988), grabado en Francia durante los meses de marzo y abril de 1988. Colaboró a la guitarra eléctrica en las canciones “Ya no danzo al son de los tambores” y “Trabajo duro”. ¿Cómo recuerda las sesiones de grabación en Francia?

-Muy buenas sesiones. Un gran estudio. Me lo pasé muy bien.

14.¿Qué anécdotas me puede explicar de la grabación del álbum?

-Muchas tomas de grabación, lugar precioso, buena comida, francesa por supuesto, facilidades para todo.

15.¿Cómo ve el álbum “Como la cabeza al sombrero” (1988) después de 25 años? ¿Es su disco predilecto de EUDLF?

-No es mi disco predilecto en cuanto a sonido. Si, en cuanto a canciones.

16.La frescura se perdió, pero afloró la madurez sonora con el último trabajo editado hasta la fecha: “La rebelión de los hombres rana” (1995). Colabora a la guitarra eléctrica en “Las hojas que ríen”. ¿Cómo recuerda aquella colaboración?

-Tranquila. Siguiendo las indicaciones de Quimi.

17.En 1997 sale a la luz el segundo trabajo en solitario de Quimi Portet, titulado: “Hoquei sobre pedres”. ¿Cómo y de qué manera Quimi le propuso el proyecto de grabar un disco en solitario, del que colabora en el dobro, la guitarra eléctrica, slide, y acústica?

-Pues, tal cual. Me habló del proyecto y lo encontré interesante. ¡¡¡Y nos pusimos manos a la obra!!!

18.La prestigiosa revista musical Rolling Stone (en la edición de noviembre de 2012, número 157) cataloga a El Último de la Fila como el grupo número 1 de Los 50 mejores grupos del rock español. ¿Qué reflexión hace?

-Es una opinión como otras tantas. Era un buen grupo, sin duda. Buenas canciones, buenas letras y un buen directo.

19.Manolo García y Quimi Portet en aquel entonces han emprendido una larga y prolífica carrera musical en solitario, ¿cómo ve la evolución de Manolo García y Quimi Portet?

-Han evolucionado de formas distintas. Me gustan las dos.

20.En 1997 se editó el primer trabajo discográfico de Adrià Puntí: “Pepalallarga i…” (1997), tuve el honor de entrevistar a Adrià y me comentó lo siguiente en referencia al proceso de grabación:

Adrià Puntí “-La verdad es que la acertamos con la palabra de entonces y creo que es vigente: fue una bomba atómica e hidratómica y aún está por explotar”.

Además, Quimi Portet me dijo lo siguiente de aquel álbum atemporal:

Quimi Portet “-Creo que `Pepalallarga i…´ (1997) es un disco que tiene una cierta brutalidad en el sonido, en la producción… en la forma de grabar, un poco más `guarrindonga´ incluso, el cual se intenta disimular un poco que las canciones son bonitas, hay canciones deliciosas que la brutalidad que se ha aplicado a la forma de interpretarla y de producirla, tanto por parte de Adrià como por parte mía, ahora visto con los años, parece que hay una intención de intentar disimular que la canción es bonita, y eso creo que le da una autenticidad y una emotividad a ese disco”.

Josep Lluís, ¿cómo recuerda aquella colaboración, en la que participó en las guitarras y al dobro?

-Bueno, recuerdo que los temas eran muy interesantes. Buenas letras y libertad para hacer los arreglos.

21.El nuevo tándem entre Puntí / Portet afloró en el segundo trabajo discográfico de Adrià Puntí, con “L´Hora del Pati” (1999). Tuve el honor de entrevistar a Quimi Portet y me comentó lo siguiente de aquel álbum:

Quimi Portet “–…Rodeado de Antonio Fidel, del Juan Carlos García, del Josep Lluís Pérez, obviamente del Adrià Puntí que es un crack total… Tuve la suerte de poder ser el productor y de continuar explorando cosas, sonidos que ya se habían hecho en el “Cançoner Electromagnètic” (1999), pues explorarlos en otro tipo de música y compositor”.

Josep Lluís, ¿cómo recuerda aquella grabación en la que participa como invitado especial en “Udol”?

-Divertida. Trabajar con Quimi Portet, siempre es agradable.

22.¿Qué recuerdos tiene de trabajar con Sau?

-Pocos, la verdad. Yo entre a formar parte a finales de 1997 y Carles murió a principios de 1999. Pero hicimos un buen disco juntos y una gira. No dio tiempo de más.

23.De todos los discos con los que ha trabajado, ¿cuál es su predilecto? Y ¿por qué?

-Buf… No puedo decir solo uno. Estoy, entre unas cosas y otras, en unos 45 L.P.´s.

24.¿Qué artista le ha emocionado más?

-The Beatles. ¡¡¡¡Soy Beatleomano!!!!

25.¿Con que artista o banda le gustaría colaborar?

-He colaborado con mucha gente. De aquí, de U.S.A., de Inglaterra. No tengo una inclinación especial.

26.El pasado 31 de diciembre se han cumplido 40 años desde que pisó por primera vez un escenario… Prácticamente toda una vida dedicada a la música, ¿cuál es su valoración de estos cuarenta años?

-Positiva. He conocido a mucha gente. He rodado mucho. He podido tocar con grandes músicos. Y sobre todo, he podido ganarme la vida con lo que más me gusta.

27.Siempre ligado al country y el rockabilly, colaborando en bandas de diferentes estilos Rockin americanos y finalmente, ha formado la banda con la que actualmente toca, llamada The Indians, formado por usted a la guitarra solista, junto a Daniel Trabal (voz y guitarra acústica) y Eduard Gili (contrabajo). ¿Qué le hace sentir el rockabilly clásico a diferencia del rock o el pop?

-Me gusta su pureza. Sencillez, efectividad y capacidad para transmitir. Fue el principio de muchas cosas. También porque está ligado a los años ´50 y para mi gusto, esa fue una buena época.

28.¿Qué le depara a Josep Lluís Pérez en este 2014?

-Si todo va bien, un segundo disco con The Indians, y algún proyecto personal que estoy perfilando.

Desde kaosenlared, quería agradecer su labor profesional, con pasión, transmitirte mi profundo reconocimiento y admiración a su carrera, y a la vez, elogiar la importancia de su figura en la cultura. ¡Reciba un abrazo, maestro!

-Muchísimas gracias y un abrazo para usted también. Salud y Rock & Roll.

¡Fortuna y salud!

Contacto: joan.navas@hotmail.es

X