MG: Canciones sin tiempo

Ex líder de los indispensables El Ultimo de La Fila, y dueño de una trayectoria solista que entregó discos tan personales como exuberantes, el cantautor español Manolo García visitará la Argentina en noviembre para dar a conocer “De mares y visiones. Canciones de una década”, el recopilatorio que tiene el objetivo de dar a conocer su obra en América Latina.

El disco, editado en el país por el sello Sony, contiene dieciocho canciones que abarcan sus doce años de carrera en solitario. Entre ellas, “himnos” como “Carbón y ramas secas”, “Pájaros de barro”, “Somos levedad”, “Como quien da un refresco”, “Rosa de Alejandría” y “Una tarde de sol”.

“Mis conciertos suelen ser largos… Yo me entusiasmo mucho”, adelanta García, antes de internarse en un repaso de su trayectoria. “Mi paso por Los Burros y El Ultimo de la Fila me aportó un camino de aprendizaje” relata: “siempre, cadaexperiencia te aporta conocimientos y vas creciendo con el paso de las producciones y de los discos. Este álbum es el número diecisiete en formato CD de toda mi carrera. La espina dorsal de mi trabajo es el rock; yo crecí escuchando a Jimmy Hendrix, Bob Dylan, Led Zeppelin, Janis Joplin y esa música es muy recia, fuerte y vigente”.

“La compilación surgió por diferentes cuestiones” explica el cantante: “en Argentina, Venezuela, México, Perú y otros países de Latinoamérica no están publicados mis discos. Quizás con este recopilatorio la gente pueda hacerse una idea de mi trabajo y tener un disco físico al que acceder. Por otra parte, decidí y le pedí a la disquera que no la pusieran a la venta en España porque no hay ningún tema inédito. Yo intento mantener una ética y un camino dentro de mi forma de ver el negocio musical y si no hay canciones nuevas no quiero que nadie compre el disco pensando que sí las hay”.

Con respecto al show que dará en La Trastienda Club el 3 de noviembre, aclara que “mi pretensión es tocar los temas del disco; mis conciertos en general suelen ser largos, y si en este caso son dieciocho temas, siempre suelo tocar más. A veces mis compañeros de banda me dicen ‘estás loco, ¡cómo te gusta tanto!’… Pero yo me entusiasmo y creo que no es ningún pecado, elegí este oficio por vocación desde chico. Cada día hay que dejarse la piel pero porque te gusta no porque nadie te obligue”.

“De mares y visiones” viene acompañado por un libro con escritos y dibujos. García señala que “hay un poco una mezcla de dibujos, fotos y grafismos que yo ya tenía en mis cuatro álbumes anteriores. Mis discos en solitario, después de la separación de El Ultimo de La Fila, corresponden a doce años. Trabajé muy lentamente, pero pretendí hacerlo bien para tener mejores resultados. Nunca me interesó correr ni hacer discos por hacer. Cada canción, cada grafismo está medido, y todo lo que hay en ese libro, proviene de esos discos. Hay cosas de hace tres, cuatro, cinco años. En octubre voy a ir a Nueva York, porque estoy viendo de trabajar con algún ingeniero de allá, pero ya empecé a grabar canciones nuevas. Tengo quince que empecé como en broma y son demos que me encantan porque están tocados con mucha fuerza. Pretendo lanzar los temas el año que viene pero la idea es que yo decida en qué momento saldrá el disco, es decir, cuando yo esté cien por ciento satisfecho con las canciones”.

La comunicación directa con el público, incluso vía Internet, es considerada “crucial” por el artista. “Es vital; es la única forma de que mi mensaje no se desvirtúe. Intento ser el dueño de mi trabajo artístico; produzco mis discos, elijo el grafismo, el tipo de letra y hasta decido no salir en la portada porque lo importante no soy yo sino las canciones. Yo decido todo sobre mi propuesta musical. Yo cuando pinto, por ejemplo, no concibo que alguien venga a mi lienzo y cambie algo. El disco puede gustar o no, pero es mío. Finalmente para bien y para mal intento ser el responsable”.

Fuente: El Día (Argentina) – ENLACE

X