MG: Músico , pintor y rebelde

Entrevista a Manolo La Taché Gallery de Barcelona abre hoy una exposición con la obra plástica más reciente de Manolo García , que por primera vez en mucho tiempo estará a la venta. ” Van contra los artistas . Es lógico que el arte quiera morir matando “.

El 4 de diciembre del año pasado , el cantante Manolo García ( Barcelona , 1955 ) acabó exhausto de su gira . Al día siguiente , comenzó a pintar como un loco . Algunos días , entre seis y siete horas . Así se relajó . García tiene alma de pintor desde que era un crío. Sus triunfos musicales no la han apartado nunca de los pinceles ; más aun , los necesita con urgencia cuando baja de los escenarios . “Para mí la pintura es una reafirmación existencial . Necesito pintar para sentir que estoy aquí , que todos estamos aquí ” , exclama . De exposiciones ha hecho , pero la que abre hoy La Taché Gallery de Barcelona , Sub -realista , es especial : por primera vez en 25 años , sus obras estarán a la venta .

Son 21 óleos sobre lienzo y tabla , creados este último año , y 19 fotografías de diferentes viajes , en blanco y negro para no agredir el colorismo de unas pinturas que el ex miembro de El Último de la Fila dice que la enfrentan a sus ” miedos , fobias y filias ” . ” Los conciertos me agota y con la pintura me reencuentro conmigo mismo , con un yo que se pierde en medio de las multitudes de los conciertos . Cuando pintas estás solo . Me da calma y plenitud ” , insiste. Asegura que de su faceta de pintor no espera satisfacer el ego , que tiene más que satisfecho como músico . Se siente muy lejos de la vanidad del artista y proclama que la razón de ser del arte es su utilidad social . “El arte sólo tiene sentido si se puede compartir y si aporta cosas a la gente ” , subraya .

García escucha música mientras pinta . Casi nunca de su . Led Zeppelin , Pink Floyd … y uno de los álbumes que más le motivan a hacer correr la pintura es María, de Adrià Puntí . Cuando está de gira , tampoco se olvida del todo de su obra plástica , desazón que resuelve sobre algunos papeles. En cuanto a las fotografías, es un ímpetu que le sale de su obsesión de observar ” sorprendido ” el mundo y el comportamiento humano .

Hasta hace poco , se sentía un amateur , pero en los últimos tiempos ha visto como su obra crecía y eso le ha dado más convicción por considerarse pintor . “He perdido muchos complejos ” , añade. Reniega del arte amable y comercial y sólo le interesa reflejar las inquietudes que custodia su interior . De aquí salen unos paisajes y unos personajes que invocan unos universos próximos al surrealismo . De amable , nada. Hay un influjo muy tortuoso en toda su pintura . Y García lo relaciona con el malestar social de nuestra convulsa realidad : “Estoy muy enfadado con el mundo de hoy , yo creo todavía en las utopías de Mayo del 68 . Lo están destruyendo todo , y la cultura la quieren aniquilar . Por eso mi obra , como la de muchos otros artistas contemporáneos , tiene ese punto de mala leche y de rebelión . Van contra nosotros , es lógico que el arte quiera morir matando . ”

Las obras que expone en La Taché Gallery están a la venta , sí, pero García no se embolsará un euro . Todo lo destinará a obra social . ” No es un tema de querer ir de buen chico , sino de ser coherente . Yo la vida me la gano con la música ” , concluye .

Fuente: El Punt Avui – Maria Palau – ENLACE al original en Català – Foto: Oriol Durán

X