MG: “Mi salida a la deshumanización de la tecnología es el arte”

“Los días intactos es un disco que busca esperanza, harto ya de la desesperanza, de esa nube gris que tenemos encima y al final necesitas un poco de luz. Levantarte por la mañana con el día intacto con todo por delante y tomarlo con esperanza, aunque estés triste, las cosas pueden mejorar.”

Con esa premisa Manolo García define ‘Los días intactos’, el disco que presentará ante los salmantinos en el Multiusos Sánchez Paraíso el día 13 de Septiembre. Este trabajo se convirtió en disco de platino el mismo día de lanzamiento y ha sido varias semanas el número 1 en ventas. “La gente ha confiado en mí. A las personas, si les gusta algo, esperan ese algo de alguien y por ello va a llamar a su puerta. Si en esa puerta no encuentran lo que le gusta pues no vuelven a llamar; en cambio, si le gustan vuelven una y otra vez. Por ello, creo que el disco ha gustado y simplemente se ha ido corriendo la voz como la pólvora, de ahí su número de ventas.”

Y es que Manolo García es un artista de renombre, con muchos años de experiencia a sus espaldas y por eso sigue en la cima. Ante esto, el cantante asegura que la fórmula para ello se basa en dos cosas fundamentales: “por un lado hay que tener respeto al público, es muy importante, y por otro tener la suerte de tener canciones que llegue a un público. Si esos dos puntos confluyen puedes ir aguantando y además tengo suerte de llevar treinta y pico años trabajando”.

Sin embargo, todos esos años de experiencia los lleva con humildad, con los pies en la tierra, a pesar de haber grabado el disco en el famoso estudio ‘Ocean Way Redording’ por donde han pasado múltiples estrellas y leyendas como Frank Sinatra, Eric Clapton, The Rolling Stones, o Michael Jackson entre otros. Sin embargo, él no se ve como un grande. “Ver que tu familia es humilde, que trabajaban como peones te hace ver que la vida es trabajar, ser consecuente, ir viviendo y dejar vivir. Y no es una pose; he tenido suerte de dedicarme a lo que me gusta y por ahora me ha salido bien, es una señal del cielo: aquí esta pero te lo pueden quitar y ya lo he visto en artistas de renombre”.

Para componer sus canciones, Manolo García asegura que “es la observación de lo que me rodea lo que me inspira. Leo el periódico, veo noticias negativas y me decepciona, pero tengo que exorcizar esa negatividad”. Así, el cantante comienza a escribir sus letras, llenas de metáforas, y consigue trasmitir sus ideas. Eso pasó con el ‘single’ de lanzamiento del disco, ‘A la sombra de la sombra de tu sombrero’, canción que proviene de una noticia en la que una persona quema brutalmente a su pareja. “Es horrible compartir con alguien tus ilusiones, tu vida, proyectos de futuro… y que luego todo eso se extermine. Al leer ese tipo de noticias hice esa canción, es una manera de hablarle a alguien; hay un momento en el que dice que antes de hacer eso haría cualquier cosa”.

El compositor no solo muestra esta inspiración en las letras de sus canciones, puesto que no se ciñe a hacer música, también se centra en la pintura y en la literatura. Manolo García ha expuesto cuadros y dibujos, además de publicar libros como ‘El fruto de la rama más alta’. “La cultura te llena de vida, cualquier vertiente llena de sentido mis días. Por avatares de la vida me ha tocado vivir la tecnología y el mundo industrial y no soporto esa deshumanización. La salida es pintar, la música… es una forma de libertad en la gran ciudad que me aprisiona, que aunque ésta ofrece posibilidades concretas, me ahoga; y la cultura es mi burbuja”.

Y esa burbuja y la libertad las acaba trasmitiendo en sus canciones, llenas de esperanza y de paz. El cantante explica que con sus letras intenta trasmitir “lo que yo busco en la vida y no consigo, apaciguamiento del espíritu. En la vida vertiginosa donde estamos metidos, ahora además con crisis, recortes… al final es agotador el tiempo que nos ha tocado vivir, y necesitamos calma, tranquilidad, una vida más sosegada de la que llevamos. Soy forofo de esa vida utópica que se proclamó en los años 70, ‘hippies’, vivir con menos… hemos llegado al puerto contrario.”

Sobre ese punto, Manolo García tiene una visión muy crítica del mundo actual y de lo que está pasando con la crisis. “El otro día he leído una buena noticia, no todo son malas, y es que el presidente francés está pidiéndole más a los ricos, y me quito el sombrero con ello. Debería de tomar nota el señor Rajo. Por ejemplo, en Castilla La Mancha 61 escuelas rurales han cerrado, y muchos padres van a tener que viajar más de 30 kilómetros con hielo, nieve… para llevar a sus hijos a clase, dado que les han quitado la posibilidad de dar clase en su municipio. Y yo me pregunto si la señora Cospedal no tendría un hijo al que llevarle en esas circunstancias. ¿Por qué no hablamos de rebajar dinero por otro lado, que siempre tienen que pagar los mas débiles?”.

Sin embargo, la misma esperanza que transmite con sus canciones, la vive en sus carnes, dado que al preguntarle por el futuro, el cantante responde: “En general, espero que la vida vuelva a su curso, que se aleje de todo esto tan duro, de los 5 millones de parados y que las cosas vuelvan a la normalidad, pero con un cambio de conciencia medioambiental. Que haya un milagro y que los magnates de las centrales térmicas, por ejemplo, reciclaran e hicieran dinero con energías renovables, además de que los políticos encontraran la manera de reciclar empleo”.

En cuanto a lo profesional, esos planes de futuro se basan en “estar contento cada día y hacer la canción perfecta que todos los artistas quieren hacer y pocos consiguen, que siempre que sacas un disco nuevo lo intentas pero te quedas a un paso. También me queda compartir mucha música y buenas noticias”.

Fuente: Tribuna Salamanca – ENLACE

X