MG: Manolo Garcia no defrauda a la Mozart

El cantante ha ofrecido casi dos horas y media de concierto en el Auditorio. Este viernes también cantará en Zaragoza, pero ya no hay entradas disponibles. El cantante Manolo García volvía a Zaragoza después de varios años sin visitar la capital aragonesa. El artista barcelonés traía bajo el brazo su último disco en solitario, ‘Los días intactos’, aunque el público zaragozano ha podido disfrutar de canciones de todas sus etapas. Han sido casi dos horas y media de concierto en las que tanto el cantante, que llegó a bajar al patio de butacas en dos ocasiones, como el público, lo han dado todo.

Todavía quedaban muchas butacas por ocuparse cuando hacia las 21.30 comenzaba a sonar la música en la sala Mozart. El cantante ha recordado la primera vez que vino a cantar a Zaragoza, como telonero.

El repertorio del concierto ha sido un paseo por toda la trayectoria musical de Manolo García. Se han oído melodías de Los Burros y de El Último de la Fila, pero sobre todo, y como no podía ser de otra forma, de la etapa en solitario que el cantante inauguró con el disco ‘Arena en los bolsillos’ en el año 1998.

Precisamente las canciones de este primer disco han sido algunas de las más celebradas por el público. ‘Prefiero el trapecio’, ‘Pájaros de barro’ o ‘A San Fernando, un ratito a pie y otro caminando’ han levantado al público de sus butacas. “No soy nada nostálgico, al contrario [estas canciones] me revitalizan, me sirven para pensar si todo esto ha valido la pena y estoy seguro que sí”, ha dicho el cantante entre canción y canción.

Animado por un público entregado, García se ha decidido a bajar al patio de butacas para cantar junto al público en dos ocasiones. En una de ellas, ha llegado a subir hasta una de las plateas laterales donde ha estado cantando un buen rato junto al público.

Manolo García, que ha dedicado el concierto de este jueves “a la gente de Aragón”, también estará este viernes en la Mozart, aunque las entradas para este concierto también llevan semanas agotadas.

Fuente: El Heraldo – ENLACE

X