MG: Manolo García abre gira en Almería

Manolo García ha vuelto a escoger Roquetas de Mar (Almería) para iniciar una gira de conciertos con la que regresará, posteriormente, a otras ciudades andaluzas, a Málaga llegará en marzo y a Córdoba, en junio. En esta ocasión, el cantante y compositor catalán presenta esta noche y mañana en el Teatro Auditorio su último trabajo Los días intactos, el quinto desde que iniciara su experiencia profesional en solitario sin El Último de la Fila.

Sobre un escenario diseñado por el artista y decorado, entre otros, con motivos marineros, Manolo García interpretará ocho canciones de su nuevo trabajo y realizará lo que el llama un “repaso equilibrado” al resto de su amplia discografía en solitario y en grupo.

El músico graba en Los Ángeles en el mismo estudio que Sinatra y The Rolling Stones

Los días intactos se ha grabado en Music Lan Recording Studios en Figueres (Girona) y en Ocean Way Recording (Los Ángeles-Estados Unidos), donde anteriormente han trabajado talentos, como Frank Sinatra, Nat King Cole, Ray Charles o The Rolling Stones. “El lugar de grabación me importa menos. Pero los músicos no me dan igual”, aseguró ayer el artista, y esa motivación le llevó a Los Ángeles, para coincidir con quienes buscaba: el guitarrista Waddy Wachtel, el bajista Leland Sklar y el batería Kenny Aronoff, además de los músicos habituales que han trabajado en otras ocasiones.

Aunque abre la gira con este concierto, el disco está en la calle desde el pasado octubre y con este trabajo, el más roquero de su carrera en solitario, ha conseguido ya dos discos de platino. Además, hace días que ha vendido todas las entradas para sus conciertos en las fechas más inmediatas. No predice su éxito, y tampoco lo busca activamente. “Hago canciones por otras motivaciones: por necesidad de compartir mis sentimientos y no sentirme solo”. Pese a vivir en un mundo globalizado que no da tregua al descanso, en ocasiones siente un “vacío” al que también contribuye la situación en la sociedad, la actualidad de conflictos e injusticias que llegan de cualquier lugar. “Hacer canciones es es lo más parecido a una medicina”, se justifica.

“Un músico no cambia el mundo, pero lo hace más habitable”, asegura el artista quien también ha presentado recientemente una exposición de pintura y el libro El fruto de la rama más alta. El libro recoge sus pensamientos esbozados durante años en libretas y “papelotes”.

Fuente: El Pais – ENLACE

X