Manolo García: “Lo importante en un disco es el contenido, no el autor”

Pese a la oposición de su padre cuando era niño, cuando le decía que la música era “la fuente de todos los vicios y el camino perfecto a la perdición”, a Manolo García le sigue acompañando la inspiración creativa para volcar sus artes en dos nuevos discos, donde prima el qué frente al quién está detrás.

“Lo importante en un disco es el contenido, no el autor”, defiende Manuel García García-Pérez en una entrevista con EFE con motivo del concierto que, a sus 67 años recién cumplidos, ofrece este sábado el exvocalista de El último de la fila en la Plaza de Toros de València para presentar sus nuevos trabajos, ‘Mi vida en Marte’ y ‘Desatinos Desplumados’.

Este cantautor, pintor, diseñador gráfico y actor catalán, actualmente de gira por España, recuerda de sus inicios que aunque sus estudios estuvieron enfocados al diseño gráfico en la Escuela de Artes y Oficios de Barcelona, comenzó a trabajar como diseñador en casas discográficas, con más de 400 portadas a sus espaldas, entre ellas las de sus propios discos.

“Siempre me ha gustado diseñar; me inspiran mucho las creencias, la naturaleza y el tiempo, por ello intento que siempre haya una alegoría y entre en juego el surrealismo, porque en una portada no siempre hay que explicarlo todo ni hacer ver el tipo de música que va a predominar. Hay que intrigar al público”, defiende.

El cantautor y pintor Manolo García posa junto a obras que expuso el Jardí Bontànic de València. EFE/Biel Aliño/Archivo

A su juicio, cada disco “es especial, porque te dejas el alma entera”, y lo que busca en ellos es “aportar a la gente” con su música.

SUS INICIOS

Creció como artista entre grupos (desde Los Rápidos hasta Los Burros antes de llegar al éxito masivo con El último de la fila) y recuerda aquella época “con mucho trabajo y precariedad” y añade: “No había dinero y nadie confiaba en nosotros, pero teníamos fuerza y avanzábamos lento pero con seguridad”.

“Había pocos medios -rememora- pero vivimos un momento en el que los discos y los conciertos lo eran todo, la gente se quedaba impactada con un buen concierto”, aunque subraya que hoy en día hay demasiada oferta de música en vivo.

Respecto al panorama actual de la industria, el cantautor catalán lo tiene claro: “Ahora la posibilidad de trabajar de los artistas ha ido a peor, las plataformas se aprovechan de los jóvenes, han eliminado los discos sin preguntar a nadie solo porque la tecnología les da un mayor rendimiento”, pero no pierde el optimismo: “Aún queda calidad musical, porque siempre habrá creadores” pese al consumo de “usar y tirar” que también detecta en la actualidad.

Su proceso de creación se basa en liberar sus pensamientos: “Vas creciendo como músico en un mundo difícil y eso hace que siempre haya algo que contar, porque puedes contar a través de la música lo que no te complace”, y pone un ejemplo muy gráfico: “Cuando tiras las cañas y ves cómo pescas a tu público es emocionante”.

Manolo García, en acción durante un concierto. EFE/M.A. Molina/Archivo

NUEVOS TRABAJOS

Sobre sus nuevos discos, creados durante la pandemia y publicados a la vez, defiende que son “un reencuentro con un sonido más peninsular y de la parte del sur, se escuchan guitarras españolas, teclados, guitarras eléctricas…” pero alejado de “una música profunda”.

Del recital del sábado en la plaza de toros de València, Manolo García espera que el público se lo pase bien “y surja esa emoción común que se crea en los conciertos”, y tras acabar la gira tiene pensado seguir pintando cuadros y continuar con sus exposiciones.

Fuente: EFE. María del Mar Belloch – Edición web: Macarena Lázaro – Foto: Miguel Osés – ENLACE

X