Mejor si no hay motores

No solo son sus versos y músicas, que han cruzado con la geometría del rayo varias generaciones. Sus reflexiones son para tenerlas en cuenta y pensarlas detenidamente. Lean, si no, lo que Manolo García dice en la entrevista publicada ayer por este diario. Un alegato a favor de la calma, de lo sencillo, y contrario al consumismo acelerado y sin sentido que dicta hoy nuestras vidas, detestando la impaciencia de quienes toman la música -y otros ámbitos de la vida- como un objeto de usar y tirar. Anoche se activaron en Sancti Petri cientos de móviles para eternizar lo que sus usuarios se estaban perdiendo en directo. Allá ellos. Siga usted, Don Manuel, dando lecciones dentro y fuera del escenario. Yo, al menos, intentaré sentarme más a menudo en esa «silla de parar las prisas» de la que nos habla en la magistral Saldremos a la lluvia.

De J.M. SÁNCHEZ REYES – Diario de Cádiz – ENLACE

X