Quimi Portet: «A los niños les encanta nuestro rock»

El excomponente de El Último de la Fila es uno de los platos fuertes del Minipop de Tarragona. Actúa el viernes 31 de mayo, a las 19.00 horas, en el Passeig de les Palmeres

Quimi Portet (Vic, 1957) es la esencia del rock and roll que marcó a una generación con el grupo El Último de la Fila. Después de más de 40 años encima de los escenarios, ha demostrado ser incombustible con su décimo disco en solitario, Festa Major d’Hivern. Su concierto es uno de los más esperados del festival Minipop de Tarragona. Actuará mañana a las 19.00 horas en el Passeig de les Palmeres con un espectáculo lleno de diversión y mucho rock and roll para todas las edades.

Hace algo más de un año que publicó su primer disco ‘Festa Major d’Hivern ‘y ya ha vivido un verano, un invierno y ahora vuelve al buen tiempo… ¿cómo ha sido este camino?
Este trabajo no es nada rutinario, no sabes nunca lo que pasará, pero sí que los ciclos creativos y las giras tienen una cierta consistencia. Estamos en el segundo verano de la gira, lo que significa que la banda está muy rodada, ya hace un tiempo que tocamos este repertorio y  le vas cogiendo mucho más el gusto a tocar canciones que cada vez suenan mejor, porque en cada concierto encuentras nuevos matices. 

Después de tantos años de trayectoria, ¿hay algo que cambie al subirse encima de un escenario?
A veces lo pienso y la verdad es que no cambia mucho. Tengo exactamente los mismos nervios que al principio. Como quieres hacerlo bien y te importa lo que estás tocando, te afecta de alguna manera. Hasta que no suena el primer acorde en el concierto, estoy muy inquieto, esa sensación no cambia. 

Su agenda de los próximos meses está llena de festivales de verano, pero hace poco estaba tocando en salas. ¿Cómo cambia la gira de invierno a verano?
Un concierto en invierno en una sala, la gente se comporta de otra manera, está sentada y el ritmo del concierto se equilibra con la energía del público. Es un rollo diferente, mucho más pausado. En cambio, en un festival de verano, la gente está de pie y las cosas tienen que ser inmediatas, no pueden haber momentos de sutileza como en las salas. Hay mucha más energía, tocamos la misma música, el mismo rock and roll pero de una forma mucho más liberadora. 

Su próxima parada es mañana en Tarragona, en el Minipop, ¿tiene pensado hacer algún tipo de concierto especial adaptado a su público?   
Creo que nosotros ya somos diferentes y estamos siempre adaptados a un público familiar. Están los seguidores incondicionales, los veteranos, pero a los más pequeños también les encanta nuestra música, tocamos rock and roll y este estilo siempre les hace mucha gracia y estoy seguro que se lo pasarán muy bien. 

«Estoy muy orgulloso de El Último de la Fila. Cuando me junto con Manolo (García), a los 10 minutos, ya nos estamos riendo como hace 25 años»

¿Qué papel cree que puede jugar la música en la infancia?                  
Nunca se deja de ser niño ni de crecer. La música es importante siempre, en todas las etapas. A mí me gusta tratar a los pequeños como si fueran grandes, al fin y al cabo, se convertirán en los nuevos adultos. La música expresa sentimientos cuando se acaban las palabras y eso sirve tanto para un hombre de 82 años como para un niño de 2 años.

¿Su  infancia fue musical? ¿Descubrió su vocación y tuvo la oportunidad de explorarla?
Yo a los 7 años ya quería ser músico, pero además de una forma muy decidida y contundente. Mi madre era muy melómana, escuchaba mucha música inglesa y me quedé enamorado con esos sonidos. Así que cuando me preguntaban que quería ser de mayor, repetía siempre que yo sería músico.

Su familia es una auténtica saga de músicos, su hija Eugenia, también está dentro de este mundo….
Sí, aunque se dedica más a la parte organizativa y de difusión también es una gran amante de la música y toca algunos instrumentos. No es algo raro, incluso parecía inevitable ya que prácticamente nació en un estudio de grabación y rodeada de músicos. Cuando era muy pequeña se pensaba que toda la humanidad eran músicos.  

En más de una ocasión ha dicho que hace discos para evadirse del mundo, con todo lo que se está viviendo actualmente, ¿cree que está cerca el undécimo disco?
(Risas) Yo me aficioné a la música de pequeño para huir de una realidad en blanco y negro de un mundo ridículo que no me gustaba. He sido y continúo siendo músico por el mismo motivo. Es la única manera que conozco para hacer música. Mis letras no son para mejorar mi entorno, son para mejorarme a mí únicamente. Hay una parte de mi música que es personal e intransferible, me gusta mucho, es terapéutica, y para las personas que le gusta quizás también lo es.

¿Está cansado que le recuerden siempre a El Último de la Fila o que le relacionen con Manolo García?
No, para nada, no me he cansado ni me cansaré nunca, soy socio fundador del grupo, nos lo pasamos muy bien, vendimos más de 3 millones de discos, me siento muy orgulloso. Me encanta El Último de la Fila. Cuando me junto con Manolo, al cabo de 10 minutos, ya nos estamos riendo como hace 25 años.

Minipop – Un festival con cinco estrenos

La novena edición del Minipop, el festival para padres e hijos, se celebra desde mañana hasta el domingo en el Passeig de les Palmeres de Tarragona, un certamen que este año se inspira en la artista japonesa Yayoi Kusama y sus puntos infinitos y que será una cita de estrenos. Así, cinco grupos presentarán nuevo trabajo discográfico y dos actuarán por primera vez en Tarragona. En este sentido, El Petit de Cal Eril estrenará el sábado un disco publicado hace menos de dos semanas, el 17 de mayo. El músico y su banda de pop sintético subirán al escenario con  ‘Energia fosca’ y recorrerán el cosmos gravitando con temas excepcionales como  ‘Sento’ o ‘Ets una idea’. 

Este mes de mayo también han publicado nuevo disco las Rombo y El Pèsol Feréstec. Las primeras llegan este sábado con los ocho nuevos temas de ‘Clara Montse Núria’, luminosos y nostálgicos. El Pèsol Feréstec, por su parte, animará el  vermut del domingo con las seis canciones de pop poético de ‘L’exemple dels ocells’ para ilustrar con textos literarios como los poemas de Josep Carner y Jaume Coll Mariné, un fragmento de la novela ‘Sortir a robar cavalls’ de Per Petterson o dos versos de Josep Palau i Fabre.

También presentarán disco Xarim Aresté i Yawners. Este viernes Xarim Aresté cerrará la noche con su cuarto disco en solitario ‘El nus i altres mons’, y la madrugada del sábado, el dúo madrileño formado por Elena Nieto y Martin Muñoz explorará la sonoridad más pop y contundente de los 90 con su álbum de debut ‘Just Calm Down’.

Además, hay grupos del cartel que no han estrenado disco este 2019 pero que también son noticia. Germà Aire e Invisible Harvey actuarán per primera vez en Tarragona, Nyandú acaba de publicar una nueva canción (FM) y una versión de Gato Pérez (Barca, cielo, ola), Carlos Sadness agota entradas por donde pasa. Una vez más, el festival demuestra su consolidación en la agenda cultural llega con todas las entradas vendidas antes de abrir las puertas. 

X