Manolo García: “Mi plan de futuro es vivir, no malvivir, y apoyar humildemente cuestiones que hay que arreglar de inmediato como el cambio climático”

Echará a volar este fin de semana en Ciudad Real su gira en ‘Acústico’ en la que ofrecerá versiones más íntimas de sus grandes éxitos

“No hace muchos días, un niño que iba con su mamá” le indicó: “Oye, Manolo García. Tu grupo tiene que tocar más flojo para que se oiga más tu voz”, comentó el cantante y compositor, que, por primera vez a lo largo de una larga trayectoria que comenzó con repertorio propio en el año 81, inicia una gira en ‘Acústico’ este fin de semana en Ciudad Real.

Actuará arropado por siete músicos e incorporará instrumentos poco convencionales / J. Jurado
Actuará arropado por siete músicos e incorporará instrumentos poco convencionales / J. Jurado

Será un Manolo García más íntimo. “No voy a galopar ni corretear por el escenario”, que es a lo que tiene acostumbrado al público en conciertos más energéticos. “En muchos tramos del concierto voy a estar sentado como el público, lo cual me da una posibilidad nueva, la de cantar mejor”, porque un cantante de rock, ante un público masivo, de 15.000 o 30.000 personas, no puede estar quieto, sino que tiene que atraer y acercarse a los espectadores, esfuerzo físico que, al mismo tiempo, resta posibilidades a la hora de cantar. “Cantar sentado, de una manera no forzada, te da la posibilidad para interpretar y modular la voz. Respiras de otra manera corriendo que sentado”, expuso en la presentación de sus actuaciones este viernes y sábado en el Quijano Manolo García, que reconoció que, en los ensayos, ha comprobado que canta “mejor” porque está más relajado y gestiona de “manera más coherente” la respiración.

A Manolo García, que emprendió su carrera musical con grupos como Los Rápidos y Los Burros y logró el éxito comercial con El Último de la Fila para posteriormente iniciar su carrera en solitario, le gusta estar de gira ya que le encanta “viajar, moverse, cambiar de ciudad de una semana a otra y presentar su música” y agradeció este jueves la colaboración del Ayuntamiento de Ciudad Real para ensayar en el Teatro Municipal Quijano y preparar de forma “muy cómoda” algo que “siempre es laborioso” como el inicio de un tour en el que realizará “un repaso general” y “muy variado” por su discografía, intentando “complacer peticiones” y adaptando canciones que suele presentar de manera “muy roquera y guitarrera” a las sonoridades y arreglos que pide el formato acústico.

Arropado por siete músicos y con la incorporación de instrumentos poco convencionales, en su directo no faltarán temas míticos como ‘Pájaros de barro’, así como un “invento” que espera que guste de alguna composición de El Último de la Fila, indicó Manolo García, para cuya actuación en Ciudad Real las entradas ‘volaron’ en apenas unas horas, lo cual, apreció, “provoca que tu sentido de la responsabilidad aumente. Piensas: ‘Guau, no puedo fallar, si confían tanto en mí, tiene que estar perfecto, muy bien para que no se sientan defraudados’. Cuando una persona pone la confianza en otra, el asunto es muy serio. Tengo que hacer lo que sea” para que los espectadores lo pasen bien ya que han “respondido de una manera tan rápida y fiel”.

De Ciudad Real, espera que le haga “feliz” y él hacer feliz al público que acuda. “Yo no tengo otro objetivo en la vida, como todo el mundo, que estar bien. La salud, como decía mi abuela, es lo más importante. Si tienes salud, tienes alegría de estar vivo, de que cada mañana amanece, llueve, hace sol, vamos al mercado y compramos unos tomates”, lo cual “es maravilloso”. El objetivo es que el público que acuda a su concierto el viernes y sábado “lo pase muy bien. Eso significará que yo también lo voy a pasar bien. Con ese ánimo voy a salir al escenario”.

Animó a implicarse ante problemáticas cuestiones como el cambio climático / J. Jurado
Animó a implicarse ante problemáticas cuestiones como el cambio climático / J. Jurado

García se definió como “un músico vocacional. Nadie me obliga a serlo y me encanta porque me da la posibilidad de desarrollar un oficio donde veo a la gente alegre, que acude a mí, a mi música y trabajo con ganas de ser felices. Lamentablemente cuando una persona se encuentra mal acude a un médico y no va con ganas de que le hagan feliz, sino de que le curen”, mientras que, “desde el mundo de la cultura lo que podemos ofrecer es alegría, alimento espiritual, de alguna manera ser un poco como chamanes. Y yo me siento así y no me creo por ello alguien superior ni especial”, pero “sí que estoy contento y disfruto mucho con la posibilidad de compartir un rato de alegría con los demás”.

En cuanto al futuro, destacó que su propósito es “vivir un poco cada día, no malvivir. Para mí vivir cada día es ser libre”, quedar con un amigo para hablar un rato de fútbol, charlar con una amiga sobre pintura, leer, no estar estresado, comer un bocadillo de jamón y beber una cerveza. “Ése es mi plan de futuro, simplemente vivir y luchar a mi manera por las cosas que creo que hay que arreglar inmediatamente como, por ejemplo, el cambio climático”. La implicación de la estudiante sueca de 16 años, Greta Thunberg, que “ha saltado a las redes” es, a su juicio, “un ejemplo a seguir”. “Los chavales que tienen entre 16 y 18 años y están ahora en los institutos y universidades tienen en sus manos el curso de la historia. Si ellos actúan ya”, puede haber un giro de rumbo, “si no actúan y se deja todo en manos del cuerpo político mundial esto puede tomar un sesgo duro”.

En este sentido, aseguró que incluirá en sus conciertos y apariciones en los medios de comunicación su “humilde y pequeñísima” muestra de apoyo a los jóvenes y las propuestas para temas importantes a resolver como el cambio climático.

Fuente: Lanza Digital – ENLACE:
https://www.lanzadigital.com/cultura/manolo-garcia-mi-plan-de-futuro-es-vivir-no-malvivir-y-apoyar-humildemente-cuestiones-que-hay-que-arreglar-inmediatamente-como-el-cambio-climatico/

X