“Yo no era fan de Manolo García”. Crónica y fotos de Manolo García en Murcia

Yo no era fan de Manolo García, lo reconozco. Su estilo musical se encuentra un poco alejado de mis gustos habituales. Me tocaba cubrir este concierto y hacer de fotógrafo y redactor, lo cual me creaba un cierto nerviosismo, no voy a ocultarlo a mi casi cuarenta años y con veinte años a mis espaldas dando tumbos por los fosos de conciertos: hacía tiempo que no sentía este nerviosismo de principiante… Una idea me rondaba en la mente: a ver qué escribo yo de una de las mayores estrellas de la música en España cuando cuenta con una legión de fans que se saben de principio a fin todas sus letras, pese a ser letras larguísimas, y de un léxico que no es para todos los públicos… Cualquier cosa que diga se me van a echar encima los incondicionales… Y con esos temores esperaba en la zona de prensa a que se repartieran las acreditaciones correspondientes.

Manolo garcia murcia

Nueve y media de la noche y se acerca al punto de encuentro el responsable de Riff Music (productora del concierto), con una puntualidad británica y la amabilidad que siempre caracteriza a esta productora, nos entrega los pases y nos recuerda las normas. Primera sorpresa de la noche: “tienes todo el concierto para hacer fotos y puedes hacer fotos desde cualquier sitio menos backstage y escenario”. ¡Bravo por Manolo García y por Riff Music! En una época donde se ha puesto de moda bajar de tres temas a dos (o incluso uno) los autorizados para fotos y donde muchas veces nos mandan a la mesa de sonido (o más lejos aún) a hacer nuestro trabajo, me encuentro que con esta excelente noticia que espero que otros artistas y productoras tomen nota porque nos beneficia a todos. Un 10 por Manolo y por Riff.

Pero las sorpresas de la noche no terminaban ahí. Nos informan que el set list cuenta con 30 canciones… ¿perdón? “Sí, sí, son 30 canciones – se reafirman desde Riff Music-, más de 3 horas de concierto. Además, Manolo va a presentar en primicia en Murcia a la banda americana con la que ha grabado el último disco, por lo que el concierto va a contar con dos bandas, la suya habitual y la banda que viene desde Nueva York”.

Manolo garcia Murcia

“Pedro ponte las pilas, estás viejo y se te amontona el trabajo, más de 3 horas de bolo, más de 30 temas, 2 bandas completas a las que fotografiar, sin redactor, sin ser fan…” Esas palabras resonaban en mi cabeza todo el rato cuando otra de las personas de producción me dice: “y no te pierdas el momento que Manolo baja al público y sale a mitad de la plaza de toros y tampoco te pierdas cuando saca el sofá”. ¿Sofá? ¿Salir a mitad de la plaza de toros? Necesitaba organizarme si quería estar en todas…

Empezamos todos en el foso, suena una intro con música de ambiente, el escenario muy bonito, lleno de abejas de peluche, pantallas, pañuelos, muy elegante todo, echo en falta una pasarela, sé que come aforo, pero siempre se disfrutan. Suenan las primeras notas y sale Manolo con el micrófono en una mano y un garrote en la otra, aunque pronto veríamos que el garrote no lo necesita para nada.  Malva era el tema elegido para empezar. Desde el primer momento se percibe que Manolo cuenta con los mejores profesionales, no hablo sólo de la banda (luego hablamos de la banda, o de las bandas, mejor dicho) sino de todo, seguridad, iluminación, sonido… Sin pretender menospreciar los conciertos patrios, aquello se parecía más a una producción de cualquiera de las bandas del top 10 internacional. Muchos ya sabéis lo quisquilloso que soy con el sonido, creo que lo mínimo que se puede exigir en un concierto es que suene bien. Manolo sonaba excelentemente bien desde el primer minuto, la gran pantalla que presidía el escenario a modo de cuadro mostraba elegantes imágenes y el técnico de luces daba una lección magistral de cómo se debe iluminar un concierto.

Manolo garcia murcia

manolo garcia murcia

Nunca el tiempo es perdido y Prefiero el trapecio sonaban al principio del show para sorpresa de todos (yo el primero… “estás si me las sé” pensaba…) y Manolo demostraba estar en plena forma, corría, saltaba, bajaba al foso a saludar, y todo ello sin perder el aliento y cantando con mucha soltura. Cualquiera que se haya subido a un escenario sabe lo complicado que es cantar mientras te mueves así. Por momentos me daban ganas de dejar de hacer fotos y ponerme a disfrutar del espectáculo pues me estaba encantando lo que estaba viendo.

La banda habitual de Manolo la componen Ricardo Marín (guitarra eléctrica y veterano de los escenarios españoles que demostró una vez más su talento), Víctor Iniesta (guitarra eléctrica, acústica, española, doce cuerdas y seguramente cualquier cosa que parezca una guitarra), Juan Carlos García (teclados y voces), Iñigo Goldaracena (bajo), Charly Sardà (batería), Olvido Lanza (violín) y Mone Teruel (coros) todos ellos excelentes músicos. Juntos suenan a la perfección, sólo se salen del guion cuando les toca su turno a cada uno, Iñigo y Charly sonaban como si fueran un único instrumento, Ricardo llevaba la batuta desde la guitarra mientras Víctor Iniesta daba una lección de lo que un guitarrista profesional debe ser, dominaba todos los estilos y tocaba con maestría todas las guitarras, lo mismo una guitarra flamenca, que una 12 cuerdas que la eléctrica que una acústica y dejando algunos solos y toques de clase de esos que te llevas en la memoria tras el concierto.

manolo garcia murcia

manolo garcia murcia

Con Lo quiero todo llegaba el momento de presentar a la banda americana. De nuevo un diez para la producción por lo complicado del cambio sin que afecte ni a la dinámica del concierto ni al sonido. Como para mí era el día de las sorpresas, me quedé de piedra al ver la banda, es lo que tiene no ser fan, que la ya famosa “banda americana” que iba a presentar Manolo García contaba entre sus filas con Gerry Leonard (guitarrista Irlandés famoso, entre otras cosas por ser el escudero de David Bowie  D.E.P. en los últimos años) y Meghan Toohey (guitarras), Jess Hume al bajo y Sarah Tomek (Steven Tyler) a la batería. Tenía mucha curiosidad por ver como estos músicos más ligados a otros estilos se defendían con el pop-rock “aflamencado” de Manolo García, y la verdad, es que lo mejor que se puede decir de ellos es que, pese a tener su toque personal, conseguían que Manolo siguiese sonando a Manolo, lo cual es mucho decir. Reconozco que, en alguna ocasión, me quede embobado con alguno de ellos mirando a través de mi Nikon, sería injusto por mi parte resaltar a alguno de ellos por encima del resto, pero me veo obligado a mencionar que Sarah me dejó muy loco… ¡Como toca esta chica! ¡Qué disparate! Groove, fuerza, precisión, simpatía… De esos baterías que tocan como si nada, como si fuera fácil hacer lo que están haciendo… Tenía toques de Bonham, pero también muchos de Chad Smith… Una maravilla a los tambores.

manolo garcia murcia

manolo garcia murcia

manolo garcia murcia

Nunca es tarde, Océano azul, La llamada interior, Todo arde sonaban a la perfección y se integraban con los temas más clásicos de Manolo que seguía agitando al público contagiándole de su energía, pero sin olvidar su compromiso con la sociedad (en varios momentos del concierto hizo mención a las mujeres y la violencia de género).  El concierto rodaba en piloto automático cuando Manolo decidió mezclarse con su público. Yo estaba en aquel momento en uno de los laterales y me tocó salir corriendo en paralelo a Manolo para poder capturar el momento mágico donde los fans enloquecen al ver entre ellos a su ídolo (desde aquí mi agradecimiento a la producción local de Ibolele que me permitió llegar hasta Manolo a tiempo gracias a su siempre excelente colaboración con los fotógrafos). Allí estaba Manolo, como uno más, encima de una barra de bar cantando al unísono con sus fans mientras les chocaba la mano, se le veía emocionado, feliz, y me puedo imaginar lo difícil que puede ser emocionarse tras tantísimos años de profesión y habiendo visto y vivido tantas cosas. Manolo hace las cosas al revés que muchos, y le funcionan, deja todo el concierto a los fotógrafos y además se mezcla con el público, sin barreras, sin plataformas, a pecho descubierto, con los riesgos que ello entraña a nivel de seguridad del artista, pero supongo que la gente lo percibe como algo tan extraordinario que le devuelven la confianza con respeto y, más allá de algún cachete en el culo (que se lo llevó, ya lo creo que se lo llevó) , la gente respetó al artista disfrutando del gesto y del momento mágico, para luego dejarle regresar a las tablas con una ovación larga y sincera.

Manolo Garcia Murcia

El concierto llegaba a su fin con dos rondas de bises. La primera empezaba con En tu voz de su último disco pero interpretada con la banda española con un Víctor Iniesta que se volvió a lucir a la guitarra tocando con un feeling que, por instantes, pareciese que estaba solo en su casa, en esos momentos en los que no vemos a los músicos y tocan las cosas más bonitas, seguramente junto a un vaso de whisky o una copa de vino… Mientras tanto, Manolo se sentaba cómodamente en su sillón, como disfrutando del trabajo bien hecho durante las dos horas y media anteriores, pero también preparándose para lo que se avecinaba al final del concierto. Como un burro amarrado a la puerta del baile, Pájaros de barro daban paso a los segundos y últimos bises, poniendo fin a más de 3 horas de espectáculo, música, y energía con Sobre el oscuro abismo en que te meces y A San Fernando.

manolo garcia murcia

Estoy agotado, este concierto ha demandado mucha energía por parte de todos, pero me voy con la sensación de que ha merecido la pena y de que la vida siempre nos reserva sorpresas.

Recuerdo que hace más de 3 horas no era fan de Manolo García, así empezaba este artículo, en estos momentos las cosas han cambiado, me declaro fan: fan de él como frontman, fan de sus músicos (los de aquí y los de allí), fan de sus técnicos los de luces y los de sonido, fan de su entrega y muy fan de su espectáculo y su profesionalidad, esperando poder repetir de otro de sus directos.

manolo garcia murcia

Fuente: Pedro Hernandez – Rock Culture – ENLACE: https://www.rockculture.es/yo-no-era-fan-de-manolo-garcia-cronica-y-fotos-de-manolo-garcia-en-murcia/

X