Manolo García conquista Jaén

El cantautor visita la capital con un concierto que enamora al público en el Auditorio de La Alameda.

Hizo “pájaros de barro” con sus canciones y los echó a volar por el cielo jiennense. Y es que la espera se hizo larga, pero mereció la pena. Tras anular el concierto que tenía previsto en la capital, el pasado 14 de abril —por condiciones meteorológicas— Manolo García regresó y cumplió su palabra de no olvidarse de Jaén para que formara parte de La geometría del rayo, gira homónima a su nuevo disco, que presentó ante el fervor de un público más que entregado.

Su tema Frío en la noche abrió un concierto de temperaturas estivales. Y lo hizo sentado al borde del escenario, junto a sus músicos y acompañado de la luz de un foco. “Estáis aquí. ¿Estáis contentos? ¡Esto es la bomba! Es un placer volver de nuevo a esta tierra”, indicó García antes de que un solo de violín arrancará los acordes de Fragua, de su álbum Para que no se duerman mis sentidos. Tras él, el artista saltó a su disco Nunca el tiempo es perdido y tocó Por respirar. El paseo por su carrera continuó en Los días intactos con Junto a ti, canción con la que aterrizó en Humo de abrojos, de su último trabajo.

García supo transmitir su energía al público que inundó con sus vítores y aplausos el Auditorio de La Alameda. Y la noche no había hecho más que comenzar. Puntas Botas, Pan de oro y Ardió mi memoria despertó el entusiasmo de los espectadores que, entre canción y canción, gritaban su nombre. “¡Qué contento estoy de estar aquí!”, confesó el artista emocionado.

Sin que sepas de mí y Con los hombres azules evocaron recuerdos de 2001, cuando García vivió una de sus mejores épocas musicales. En el ecuador del concierto, el artista se entregó con Irma la dulce, tema de Todo es ahora, Giro teatral y Alma de papel. La esencia de sus letras enamoraron a los jiennenses, que no dejaron de cantar, al ritmo del catalán, sus composiciones. Tal y como el confesó: “Solo cuando estoy convencido de lo que escribo y de cómo suena, meto en un disco la canción. Sino es así, la aparco hasta que me convenza”. Y está claro que, en las vísperas de la noche de San Juan, el cantautor convenció al público, con el que continuó el espectáculo estableciendo una gran cercanía con ellos y mucha empatía.

Nunca es tarde, Ardieron los fuegos, Crespúsculo creciente y Océano azul anunciaron el final de esta cita, que resultó inolvidable. Muchos esperaron que sonará algunas de las canciones más conocidas de García quien, una vez más, no decepcionó a Jaén y se envolvió de éxito antes los acordes de Si te vienes conmigo, Prefiero el trapecio, Nunca el tiempo, Sin llaves y, como no podía ser de otra manera, Pájaros de barro, tema con el que puso el broche de oro y despidió su encuentro con la capital.

Fuente: Diario de Jaen – ENLACE

#ManoloGarcía #Jaen #Gira2018 #GeometríadelRayo

X