Manolo García lanza su ‘rayo’ en Baluarte: cuando un músico canta entre el público que ha ido a verle

El artista barcelonés llenó el auditorio de Pamplona e hizo disfrutar a sus seguidores con sus conversaciones, paseos y más de dos horas y media de concierto.

Manolo García paseó este domingo por Baluarte su gira de presentación de Geometría del Rayo, su séptimo disco en solitario desde que abandonó El Último de la Fila, el grupo con el que tocó el cielo del pop nacional en la década 90.

Y decimos “paseó” porque fue así literalmente, entre las butacas del teatroy con saludos a sus seguidores que llenaron las 1.500 localidades de la sala principal del auditorio. El inicio del concierto ya fue toda una declaración de intenciones, con su aparición desde el acceso de los espectadores ante la sorpresa y aplausos de los asistentes.

Con una guitarra, sólo y sentado al filo del escenario, García esbozó “Salgamos al frío de la noche” para arrancar más de dos horas y media de espectáculo en el que interpretó una selección de temas de sus discos en solitario, con un único guiño a su trayectoria anterior junto aQuimi Portet en el momento postrero del concierto.

El músico, de 62 años, y criado en el Pueblo Nuevo de Barcelona, se mostró incluso más hablador que de costumbre, feliz. “Gracias por vuestra presencia, cantar alegra el corazón. Nosotros vamos comprando felicidad junto a vosotros”, saludó al público de Pamplona en una de sus charlas sobre la necesidad de encontrar sentido a la vida alejados de la vorágine que nos atrapa en la rutina diaria. Fue este concepto el hilo conductor de buena parte de sus intervenciones.

Tras “Fragua de los cuatro vientos”, “Junto a ti”, Pan de oro” o “Ardió mi memoria”, Manolo García agradeció la acogida recibida en Navarradesde su llegada un día antes del concierto.

Así, relató que fue invitado a cenar en el restaurante Europa (“me dejó el taxi allí”, dijo entre risas) y también a comer el mismo domingo del concierto en otro local de una localidad cercana a Pamplona pero que no desveló. “Tú aquí no pagas, me han dicho”, comentó entre nuevos agradecimientos y risas del auditorio tras relatar los cochinillos y botellas de vino que había degustado.

Con los temas “Los cítricos amantes” y “Un giro teatral” el mítico cantante regresó a sus paseos por la sala entre el entusiasmo de su legión de fans, que tomaron fotos y vídeos y apretaron sus manos con su ídolo mientas él se encargaba de mantener a tono las canciones.

Manolo García bailó, sonrió y disfrutó en un concierto en el que lanzó aviones de papel desde el escenario, se sentó y tumbó en sillas y un sillóny consiguió en todo momento que el espectáculo fuera de menos a más con dos parones incluidos hasta llegar al culmen final.

La traca final llegó con “Prefiero el trapecio”, “Nunca el tiempo es perdido” y el recuerdo a El Último de la fila con “Sin llaves”.

Ya sentados sobre el escenario, toda la banda interpretó mano a mano con el público “Pájaros de barro” antes de cantar todos juntos “La bamba”, el clásico méxicano que popularizó Ritchie Valens en 1958.

FICHA

Concierto de Manolo García celebrado el 3 de junio de 2018 en el auditorio principal de Baluarte de Pamplona.

Lleno de no hay entradas desde hace varias semanas.

Músicos: Manolo García (voz), Juan Carlos García (piano, batería, percusión y voces), Charly Sarda (batería), Iñigo Goldaracena (bajo), Olvido Lanza (violín), Ricardo Marín (guitarras y coros);  Víctor Iniesta (guitarras) , Carmen García (voz) y Mone Teruel (coros).

Fuente: Navarra ElEspañol – Ignacio Murillo – Fotos Miguel Osés. ENLACE

X