Manolo García habla y canta al Baluarte

El auditorio se llenó para escuchar al cantante, que presentaba su último disco en Pamplona

No comenzó el concierto de Manolo García como probablemente esperaban casi todo los espectadores que llenaban Baluarte y habían agotado las entradas desde hace semanas. No salió al escenario a cantar, sino que el cantante apareció por las escaleras del auditorio, se sentó en el borde del escenario con una guitarra acústica y con otros dos guitarristas, interpretó en acústico ‘El frío de la noche’ y después habló al público. Les dijo Manolo García a los pamploneses que venían a buscarles “por su sonrisa, por disfrutar y porque les ayudamos a darles alegría a la noche”. En este mundo, “que es un sinvivir con los coreanos, con Trump, con todos”, cantar “desintoxica, alegra el corazón y quita el estrés”Via http://www.manologarciaycia.com

Ya después, sí, comenzó el concierto propiamente dicho. Lo hizo con un solo de la violinista, alumbrada con un foco cenital. Aparecían símbolos abstractos, con estructura de tubo de neón, que cambiaban de color y las pantallas laterales se llenaban con proyecciones. Manolo García, mientras tanto, seguía con temas de su último disco, como ‘Las puntas de mis viejas botas’. Via http://www.manologarciaycia.com

EN UN SILLÓN

No solo cantaba a la usanza habitual, de pie sobre el escenario. A veces se sentaba en un sillón en medio de la escena y hubo hasta un par de paseos por los pasillos del Baluarte, para acercarse a un público que acompañaba la música con palmas. Manolo García hablaba, pero también cantaba. Habló de que había cenado el sábado en el Europa y que este pasado domingo había comido en un pueblo cerca de Pamplona, y de que le habían invitado y de que por todo eso quería dar gracias a los navarros. “No es peloteo, sois la leche”, soltó antes de arrancar con el tema ‘Sin que sepas de mí’, de su disco ‘Nunca el tiempo es perdido’. Siguió ‘Con los hombres azules’, que arrancó con guitarra flamenca y en cante, ‘Irma, dulce Irma, Un alma de papel…’ y habla de nuevo sobre la libertad, sobre vivir y dejar vivir, contra todo tipo de violencia. Lo hace justo de que le acompañe en el escenario su hermana Carmen. ‘Nunca es tarde’ y ‘Llévame esta noche a San Fernando’ marcaron el final antes de los bises. Via http://www.manologarciaycia.com

Hubo dos bloques. En el primero sonaron canciones como ‘En tu voz, Quiero esa pasión’, ‘Saldremos a la lluvia’ y ‘Si te vienes conmigo’. Para el final del concierto dejó sitio para algunas de sus temas más conocidos. Es el caso de ‘Prefiero el trapecio’ o ‘Nunca el tiempo es perdido’. Y también habló, para recordar a los desempleados y para reclamar igualdad para todos.

Manolo García termina cantando, después de más de dos horas y media de recital. Primero, un guiño a su época de ‘El Último de la Fila’, la canción ‘Sin llaves’. Y al final, ‘Pájaros de barro’, con toda la banda sentada al borde del escenario. Via http://www.manologarciaycia.com

Fuente: Diario de Navarra – Santi Echevarría – Fotos J. C. Cordovilla

X