Manolo García entusiasma a lo largo de 150 minutos en Roquetas

El cantante, que es pura energía, presentó los temas de su disco ‘Geometría del Rayo’

Manolo García volvió a Roquetas de Mar para presentar su nuevo disco Geometría del Rayo en un concierto fascinante que puso al público en pie a lo largo de dos horas y medio de actuación. El artista volvió a demostrar porque suele agotar las entradas en pocas horas para sus conciertos. Hizo un repertorio centrado en el nuevo disco, aunque tampoco faltaron otros temas que han marcado la vida musical de Manolo García.

El inicio del concierto con un Auditorio repleto de público no pudo ser más sorprendente, con un Manolo García que se presentó en el patio de butacas y bajó por las escaleras para llegar al escenario. Sonaban los acordes de la canción Frío de la noche. “Lo primero que han visto mis ojos cuando he llegado aquí han sido sonrisas, porque hoy en día en un mundo híperconectado encontrarse con personas de carne y hueso aquí, al alcance de tu mano, a quien puedes abrazar y reírte con ellas, es un regalo estupendo”, dijo García.

Para el siguiente tema, titulado Fragua de los cuatro vientos, destacar la fascinante y brillante actuación de Olvido Lanza al violín. Luego vendrían Por respirar, Junto a ti, Humo de abrojos, Las puntas de mis viejas botas, Pan de oro y Ardió mi memoria. En algunos momentos Manolo García bajó al patio de butacas para estar cerca de sus fans.

“Es una suerte muy grande conseguir un estado de felicidad, no es fácil en el mundo actual. Que a gusto está uno con amigos, junto a otros seres humanos en la realidad, no en lo virtual. Cada noche que nos encontramos con vosotros es algo especial, es un ratito especial, es el instante mejor” dijo García, mientras el público aplaudía. Sonaron Sin que sepas de mi y Hombres azules.

“Uno va por la vida caminando, intentando hacer el menor daño posible, a ser posible ninguno, pero el entorno a veces es caótico, un poco disparatado, un poco confuso. Yo abogo por una herramienta de trabajo para el alma, una herramienta magnífica, esa herramienta se llama arte, cultura. Algunos políticos de manera absurda dicen que la cultura no es necesaria, cuando es lo único que necesitamos. Sin alegría de vivir no hay nada, gracias por estar alegres”, subrayaba el artista.

El público vibraba en sus butacas con cada una de las canciones de Manolo García. Sonaron Los críticos amantes, Irma la dulce, Giro teatral y Alma de papel. Ya avanzado el concierto, Manolo García contó con la colaboración de Carmen García en el tema Ruedo rodaré. Sonaron Nunca es tarde, Un año y otro año, Ardieron los fuegos y A San Fernando, un ratito a pie y otro caminando que fue la apoteosis total con todo el público entregado y bailando.

Llegaron entonces los bises, que se convirtieron prácticamente en otro concierto pues Manolo García hizo hasta nueve canciones más. “La poesía existe, solo hay que buscarla, ni tan solo encontrarla. Estáis aquí buscando lo mismo que nosotros, eso que os niegan como el pan y la sal, es la poesía, está aquí y lo sabéis”, dijo García, al tiempo que sonaba En tu voz. Luego llegaron Quiero esa pasión y Crepúsculo creciente. Sin duda, un concierto histórico para sus fans y siempre un descubrimiento para los que se acercan por primera vez a este genio.

X