Pop del siglo XXI en el Acústica. Con Quimi Portet.

El festival de Figueres celebra su 15 aniversario con el recital ‘La banda sonora del nostre país’, en el que artistas como Sopa de Cabra, Albert Pla, Quimi Portet, Mishima y Els Catarres revisarán sus canciones más populares

La evolución del festival Acústica, de Figueres, en sus 15 años de vida, ha corrido en paralelo a la transformación del pop catalán, alimentándose de ella y reflejándola, y por eso su nueva edición consagra a esa escena su espectáculo central. El concierto ‘La banda sonora del nostre país’, con Sopa de Cabra, Quimi Portet, Albert Pla, Lluís Gavaldà (Els Pets), Mishima, Mazoni, Sanjosex, Elefantes, Els Catarres, Joan Dausà, Ernest Crusats (La Iaia) y Dolo Beltrán (exPastora), pondrá el viernes el acento conmemorativo en un espacio de puertas abiertas, la Rambla de la ciudad ampurdanesa.

El Acústica abrirá su 15ª edición este jueves y acogerá, hasta el domingo, conciertos de Kiko Veneno, Adrià Puntí, Sidonie, Macaco, Roger Mas, Muchachito Bombo Infierno, Joan Colomo, Xarim Aresté, Joana Serrat… Una cuarentena de actuaciones, incluidas las de la parcela familiar Acustiqueta, la inmensa mayoría gratuitas. “Es una forma de llevar el Acústica a sus orígenes, dado que el festival nació en la calle”, explica su director,Xavi Pascual, que destaca el aumento de convocatoria de la muestra año tras año. “Hemos pasado de los 3.000 espectadores del 2002 a los 95.000 del 2015”.

CAMBIO DE TENDENCIA

‘La banda sonora del nostre país’ propone una renovación del cancionero catalán poniendo en valor un repertorio fechado en su mayor parte en el siglo XXI. Un reflejo de lo que el festival ha vivido en esos tres lustros. “Será un homenaje a los artistas que han ayudado a que el Acústica se haya hecho mayor”, señala Pascual, que es también el ideólogo del concierto. “En esos 15 años ha habido un cambio de tendencia: comenzamos cuando el ‘rock català’ cerraba su ciclo y hemos vivido ese giro hacia la multiplicación de propuestas de calidad”, añade el director, que ha pedido a los artistas “que interpreten las canciones más populares de su carrera”.

‘La banda sonora del nostre país’ propone una renovación del cancionero popular catalán

El reto consiste en “crear un clímax de entre 90 y 100 minutos” con hitos pop modernos, entre los que no faltarán piezas tan diversas como ‘Bon dia’ (Els Pets), ‘El lado más bestia de la vida’ (la adaptación rumbera de ‘Walk on the wild side’, de Lou Reed, que acuñó Albert Pla) o ‘Temps o rellotge’ (Sanjosex). Sopa de Cabra, Mishima y Elefantes actuarán como banda al completo, mientras que los demás participantes se apoyarán en un grupo base integrado por Víctor Valiente, Richard Sohn, Miquel Sospedra, Pep Mula y Valen Nieto, músicos asociados a bandas como Standstill, Very Pomelo, Mazoni y otras muchas.

El concierto tendrá significado “como retrato de la escena”, admiteJosep Thió, guitarrista de Sopa y director musical del espectáculo en tándem con Nieto, si bien “será, sobre todo, una celebración, un autohomenaje del Acústica por haber conseguido crear un festival importante en el circuito catalán”. Por motivos de agenda no se ha podido contar con Manel (el mismo viernes actúan en Ibiza) y Els Amics de les Arts, que están grabando.

CONVENIO EN REVISIÓN

En esos 15 años Acústica ha ido consolidando su marca en un contexto de superpoblación de festivales, en que resulta difícil ofrecer una oferta distintiva. “El circuito catalán es corto y todos intentan programar lo que funciona, pero siempre encontramos nuestra manera de ser originales”, estima Xavi Pascual, que confía en la continuidad del festival pese a los escollos administrativos que deberá superar en los próximos meses. El convenio de Acústica con el ayuntamiento (del que se deriva el 38% del presupuesto, que es de 550.000 euros) expira este año y el director espera que se renueve recordando que la muestra “genera cerca de dos millones de euros de impacto económico en Figueres”.

Fuente: El Periódico – Jordi Bianciotto – ENLACE

X