Manolo en su Naturaleza

Manolo García cerró su gira en el Festival Músicos en la Naturaleza en Hoyos del Espino junto a Duncan Dhu y The Orchestra, los miembros fundadores de la ELO.

Un año más Músicos en la Naturaleza se celebró en Hoyos del Espino dando cita en esta ocasión a más de 7.500 asistentes, una cifra alejada de los más de 14 mil de la edición del año pasado, lo que se ha traducido en menos agobios tanto de público como de tráfico en el municipio serrano.

Los asistentes pudieron celebrar un cambio respecto a las ediciones anteriores, y es que el escenario cambiaba su posición en la finca Mesegosillo y situándose en la parte más baja de la finca. Esto permitió al público estar mucho más cómodo y sin impedimentos a la hora de disfrutar del escenario, el cual estaba repleto de plantas que rodeaban e incluso ocultaban a las tres orquestas de la actuación. Hubo otras novedades, como la entrega de un kit ambiental a los asistentes de forma gratuita, compuesto por un vaso, un cenicero y una bolsa de basura, para intentar reducir la cantidad de residuos que se pudieran producir.

A las 8 de la tarde como está siendo costumbre en este festival, comenzó el primer concierto con los donostiarras Duncan Dhu que comenzaron aún con la luz del Sol un repaso a temas de su último trabajo “El Duelo”, con temas de toda su historia musical, como “Cien gaviotas”, “Esos ojos negros” o “Una calle de París”. Con Mikel Erentxun quizá algo frío en su comienzo, poco a poco fue calentando al público duranto algo más de una hora, momento en el que tomó el relevo The Orchestra.

Y es que el público pudo disfrutar de un concierto muy animado con The Orchestra feat. Electric Light Orchestra Former Members, nombre que los fundadores de la ELO han tomado para continuar su carrera musical fuera de la ELO, interpretando canciones como “Living’ thing” o “Showdown”.

Manolo Gracía incombustible

Tras una pausa para el cambio de orquesta, decoración y añadir dos pantallas gigantes  comenzó el espectáculo de Manolo García con una divertida pero inexplicable secuencia de imágenes de gallinas y huevos rozando lo surrealista, como ocurre con las letras de sus canciones. Sobre esto bromeó en una de las canciones posteriormente cuando indicó que se le había olvidado la letra para luego decir que no era verdad, que estas son fáciles “no como las del Último”.

En una conversación sin medios esa misma mañana en el Parador de Gredos, Manolo García indicó que el concierto no sería de tres horas como otros de su gira debido a que eran tres grupos tocando. Pues fueron 2 horas y 40 minutos de actuación con la friolera de más de 30 canciones de su último disco, de los anteriores y alguna del Último de la Fila, entre las que por poner algún inconveniente, no estuvo “Como un burro amarrado”.

Más comedido al principio, poco a poco empezó a notarse el final de la gira “Todo es ahora”, con continuos bailes, movimientos dentro y fuera del escenario con un despliegue de luz y sonido simplemente espectacular.

Manolo llegó a hacer bromas con el público de todo tipo, como recoger todo tipo de objetos arrojados al escenario, como flores, un pañuelo o un sombrero de pollo. Hizo con que terminaba el concierto para volver en varias ocasiones al grito de “¿Pero no os vais ya? ¿Es que quereis más?”.

Pero Manolo García se llevó a la gente de Gredos de calle, tirándose al público o saliendo del escenario en tantas ocasiones, que en más de un momento era imposible saber donde estaba apareciendo encima de la barra del bar del Festival, o en la plataforma de minusválidos que la organización había habilitado, donde estuvo cantando con ellos.

Este Manolo tan loco consiguió que los asistentes aguantaran todo el concierto mientras le jaleaban para que no se fuera a pesar de los 14 grados de temperatura que había cuando terminó el concierto, a eso de las 2 menos cuarto de la noche.

Tuvo también palabras para la naturaleza y el medio ambiente, pidiendo a los asistentes que lo cuidasen sobre todo en un entorno como es el Parque Regional de la Sierra de Gredos.

Gredos se llenó de música

Además de los conciertos del Festival, a pocos metros de allí se organizaron otros gratuitos aprovechando la afluencia de público.

Previamente al Festival, el tradicional OpenMic de Músicos en la Naturaleza, como un concierto en El Camping de Gredos amenizaron la espera de los asistentes. Y luego, desde las 2 de la madrugada, tanto en el mismo camping como en el área recreativa del Puente del Duque, llevaron la música hasta las 6 de la mañana de forma ininterrumpida.

Quejas por el Festival

Un año más las quejas por el festival vienen principalmente por parte de los grupos ecologistas. En esta ocasión una veintena de organizaciones se han manifestado en contra de la celebración del mismo por la presión turística que ejerce  el mismo en la zona.

Además, este año la Junta de Castilla y León ha procedido a asfaltar parte de la ruta GR-10 paralela al río Tormes, para habilitar una vía alternativa a la carretera de la Plataforma de Gredos tanto desde Hoyos del Espino como desde Navarredonda de Gredos, actuación que ha sido duramente criticada por estos grupos.

Fuente: Gredos.Info – ENLACE

X