Manolo García: “Sóc un escèptic molt participatiu” / “Soy un escéptico muy participativo”

El cantant barceloní oferirà dissabte el penúltim concert de la gira ‘Todo es ahora’ en el Festival de la Porta Ferrada de Sant Feliu

“Preparo una sèrie de trenta quadres que vaig pintant, tots alhora”

En el principi, va ser el rock, també per a Manolo García . “Es va tancant el cercle. Al llarg de la meva carrera he fet els meus experiments, discos de mestissatge amb músics brasilers o grecs, però en els meus dos últims treballs, Los días intactos (2011) i Todo es ahora (2014), he tornat a les guitarres elèctriques, tot i que en realitat mai no les he abandonades”, diu Manolo García, que arriba dissabte vinent al Festival de la Porta Ferrada de Sant Feliu de Guíxols (Espai Port, 22.30 h) per oferir el penúltim concert de la gira de Todo es ahora. Amb les entrades numerades de grada pràcticament exhaurides, ahir encara hi havia disponibles entrades de pista.

Manolo García actuarà a Sant Feliu amb la seva banda –onze músics, ell inclòs–, tot i que la gira va començar amb concerts dividits en dues parts, una amb el seu grup i una altra amb músics nord-americans de rock que tenen currículums impressionants, com ara Gerry Leonard (guitarra), Zachary Alford (bateria), Jack Daley (baix) i Mark Goldenberg (guitarra), que han treballat amb David Bowie, Bruce Springsteen, John Lennon, Lenny Kravitz, etc. “Són músics que jo admirava i que havia vist als crèdits de discos que m’agraden molt. Per exemple, Leonard i Alford van formar part de l’equip que va tocar a The Next Day, el penúltim disc de Bowie, que em va semblar boníssim. Una cosa semblant em va passar amb Waddy Wachtel, un guitarrista que va tocar a Los días intactos i en el qual em vaig fixar perquè va formar part dels X-Pensive Winos de Keith Richards i ell en parlava a la seva autobiografia. Un amic que és crític de música em va dir que Waddy vivia a Los Angeles i que tocava sovint amb Stevie Nicks, així que em vaig posar en contacte amb ell, i la seva resposta va ser: «deixa’m escoltar el que fas». I quan ho va tenir clar em va dir que anés amb ell a Los Angeles. I així em vaig anar enganxant a la música americana.” En realitat, no va ser un amor tan sobtat: “En general, sempre m’ha agradat més la música americana que l’anglesa, les bandes desouthern rock com ara Lynyrd Skynyrd, els Allman Brothers i els Doobie Brothers. Jo sóc molt vaquer.”

Gira curta, concert llarg

La de Todo es ahora ha estat una gira curta –Sant Feliu haurà estat la seva única parada a les comarques gironines–, segons García perquè “tenia urgència de fer cançons noves” i també perquè “la crisi ho ha canviat tot, incloses les tradicions ludicofestives”. A més, aquest últim any va tenir lloc el miracle inesperat de la breu tornada a l’estudi i a l’escenari de Los Rápidos i Los Burros, els grups que va compartir amb Quimi Portet i altres vells amics fins que va assolir fama i fortuna amb El Último de la Fila. “Los Rápidos és l’únic grup del planeta que ha fet el seu segon disc trenta-cinc anys després del primer. Hi ha gent que es reuneix per fer un sopar i recordar el seu temps d’institut o d’universitat. Nosaltres vam compartir tres mesos de sopars, de compondre i assajar, per recordar els bons moments passats i crear-ne de nous, sense cap altra pretensió que passar-ho bé.” Manolo diu que en directe canta algun dels temes nous de Los Rápidos, i tampoc no hi poden faltar mai dues o tres cançons d’El Último de la Fila i algun divertimento, potser una ranxera. Com ja saben els fidels, la seva especialitat són els concerts llargs i dinàmics: “Cal ser generós amb la gent que estima la música, perquè la música en viu és una cosa molt gran per als aficionats. Els discos també són importants, però un concert és una celebració en comú, l’emoció de la multitud, que comparteix lajoie de vivre, com diuen els francesos.”

El 30 de juliol, Manolo García tancarà la gira a Hoyos del Espino (Àvila), on actuarà en el festival Músicos en la Naturaleza. I després què passarà? “Continuaré pintant i fent cançons. L’important és participar. Amb els anys m’he tornat molt escèptic, però sóc un escèptic molt participatiu. Em crec molt poques coses, però també participo en algun escàndol planetari.” Per internet? “No, jo sóc més de tres dimensions, fins i tot de quatre, i prefereixo les converses de cafè. Déu no m’ha cridat a les xarxes.”

Sobre la seva coneguda segona passió, la pintura, diu: “Estic preparant alguna exposició, una sèrie de trenta quadres que vaig fent, tots alhora: els tinc a la paret, en una espècie de prestatge, i vaig fent correccions i pintant capes i més capes. Amb les cançons faig el mateix, les vaig revisant. Em diverteixo intentant fer la cançó o el quadre que més m’agrada del món, i com que sé que mai no ho aconseguiré…”

Fuente: El Punt – XAVIER CASTILLÓN ENLACE – Foto: QUIM PUIG. Café Savoy Girona
En Castellano:

Manolo García: “Soy un escéptico muy participativo”

El cantante barcelonés ofrecerá el sábado el penúltimo concierto de la gira ‘Todo se ahora’ en el Festival de la Porta Ferrada de Sant Feliu

“Preparo una serie de treinta cuadros que voy pintando, todos a la vez”

En el principio, fue el rock, también para Manolo García . “Se va cerrando el círculo. A lo largo de mi carrera he hecho mis experimentos, discos de mestizaje con músicos brasileños o griegos, pero en mis dos últimos trabajos, Los días intactos (2011) y Todo es ahora (2014), he vuelto a las guitarras eléctricas, aunque en realidad nunca las he abandonadas “, dice Manolo García, que llega el próximo sábado en el Festival de la Porta Ferrada de Sant Feliu de Guíxols (Espacio Puerto, 22.30 h) para ofrecer el penúltimo concierto de la gira de todo es ahora . Con las entradas numeradas de grada prácticamente agotadas, ayer aún había disponibles entradas de pista.

Manolo García actuará en Sant Feliu con su banda -once músicos, él incluido-, aunque la gira comenzó con conciertos divididos en dos partes, una con su grupo y otra con músicos estadounidenses de rock que tienen currículos impresionantes, como Gerry Leonard (guitarra), Zachary Alford (batería), Jack Daley (bajo) y Mark Goldenberg (guitarra), que han trabajado con David Bowie, Bruce Springsteen, John Lennon, Lenny Kravitz, etc. “Son músicos que yo admiraba y que había visto a los créditos de discos que me gustan mucho. Por ejemplo, Leonard y Alford formaron parte del equipo que tocó en The Next Day , el penúltimo disco de Bowie, que me pareció buenísimo. Algo parecido me pasó con Waddy Wachtel, un guitarrista que tocó en Los días intactos y en el que me fijé porque formó parte de los X-pensive Wino de Keith Richards y él hablaba en su autobiografía. Un amigo que es crítico de música me dijo que Waddy vivía en Los Ángeles y que tocaba a menudo con Stevie Nicks, así que me puse en contacto con él, y su respuesta fue: «déjame escuchar lo que haces» . Y cuando lo tuvo claro me dijo que fuera con él en Los Ángeles. Y así me fui enganchando a la música americana. “En realidad, no fue un amor tan repentino:” En general, siempre me ha gustado más la música americana que la inglesa, las bandas de southern rock como Lynyrd Skynyrd , los Allman Brothers y los Doobie Brothers. Yo soy muy vaquero. ”

Gira corta, concierto largo

La de Todo es ahora ha sido una gira corta -San Feliu habrá sido su única parada en las comarcas gerundenses-, según García porque “tenía urgencia de hacer canciones nuevas” y también porque “la crisis lo ha cambiado todo, incluidas las tradiciones lúdico-festivas “. Además, este último año tuvo lugar el milagro inesperado de la breve vuelta al estudio y en el escenario de Los Rápidos y Los Burros, los grupos que compartió con Quimi Portet y otros viejos amigos hasta que alcanzó fama y fortuna con El Último de la Fila.”Los Rápidos es el único grupo del planeta que ha hecho su segundo disco treinta y cinco años después del primero. Hay gente que se reúne para hacer una cena y recordar su tiempo de instituto o de universidad. Nosotros compartimos tres meses de cenas, de componer y ensayar, para recordar los buenos momentos pasados y crear otros nuevos, sin otra pretensión que pasarlo bien. “Manolo dice que en directo canta alguno de los temas nuevos de Los Rápidos y tampoco pueden faltar nunca dos o tres canciones de El Último de la Fila y algún divertimento , quizá una ranchera. Como ya saben los fieles, su especialidad son los conciertos largos y dinámicos: “Hay que ser generoso con la gente que ama la música, porque la música en vivo es algo muy grande para los aficionados.Los discos también son importantes, pero un concierto es una celebración en común, la emoción de la multitud, que comparte lajoie de vivre , como dicen los franceses. ”

El 30 de julio, Manolo García cerrará la gira en Hoyos del Espino (Ávila), donde actuará en el festival Músicos en la Naturaleza. Y después qué pasará? “Continuaré pintando y haciendo canciones.Lo importante es participar. Con los años me he vuelto muy escéptico, pero soy un escéptico muy participativo. Me creo muy pocas cosas, pero también participo en algún escándalo planetario. “Por internet? “No, yo soy más de tres dimensiones, incluso de cuatro, y prefiero las conversaciones de café. Dios no me ha llamado a las redes. ”

Sobre su conocida segunda pasión, la pintura, dice: “Estoy preparando alguna exposición, una serie de treinta cuadros que voy haciendo, todos a la vez: los tengo en la pared, en una especie de estante, y voy haciendo correcciones y pintando capas y más capas.Con las canciones hago lo mismo, las voy revisando. Me divierto intentando hacer la canción o el cuadro que más me gusta del mundo, y como sé que nunca lo conseguiré … ”

X