MANOLO GARCIA TRIUNFA EN CASA!

A Manolo Garcia este pasado Sabado no pudo con el ni la lluvia ,ni Bruce en el Camp Nou para que la legion de seguidores de Manolo lo acompañasen al Forum .Con un escenario muy poblado, y decorado con motivos vegetales, se arrancó con temas más nuevos. El primero en sonar fue “Canción del Solitario”, de su último disco “Todo es ahora”, grabado en Nueva York con la colaboración de un grupo de músicos americanos. Los mismos que protagonizaron la primera parte de su recital de ayer en el el Parc del Fôrum

Entre ellos, Earl Slick y Gerry Leonard a las guitarras, Zachary Alford a la batería y Jack Daley al bajo; músicos que cuentan en sus prestigiosa trayectoria con actuaciones junto a grandes nombres del panorama internacional de la talla de David Bowie, Lenny Kravitz, Bruce Springsteen o John Lennon.

En la segunda parte del concierto salió a escena su banda más habitual, formada por Ricardo Marín, Juan Carlos García, Albert Serrano e Iñigo Goldaracena. Entonces llegaron los temas más clásicos, que elevaron al éxtasis al público presente, Aparecieron así los acordes, y tan coreadas letras, de “Insurreción”, “Pájaros de barro”, “San Fernando” o “Nunca el tiempo es perdido”. Con ellas cerró un concierto en el que disfrutó hasta “el último de la fila”.

Manolo García, uno de los irreductibles del pop español, ex Último de la Fila se subió a las diez y cuarto de la noche de ayer al escenario el Parc del Fôrum convertido para la ocasión en una frondosa selva y con una entrada cercana al pleno, ya que despachó más de 15.000 localidades. Sonaba la voz inquebrantable de un veterano en plena forma (no para) que abrió fuego con ‘Canción del solitario’ y que en ‘Giro teatral’ se bajó del escenario para recorrer las primeras filas y un lateral del pabellón, así que con ‘Caminaré’ ya se había ganado al respetable dando las gracias a los de casa y a los llegados desde distintos puntos del país.

La expectación era máxima, porque el barcelonés no actuaba en grandes escenarios desde la gira 2008-2009 y anoche, en Barcelona, desplegó su bosque de armonías en esta primavera levantisca y caprichosa, un saber hacer que rodeó de un plantel de diez músicos y coristas de los que exhiben oficio y pulso a partes iguales.

Junto a ellos ofreció un concierto redondo y diferenciado en dos partes: la primera protagonizada por los norteamericanos y centrada en su último disco y la segunda con su equipo habitual y su repertorio clásico. De ‘Pájaros de barro’ al inmortal ‘Insurrección’, con el que el Palacio de Deportes casi se vino abajo, o ‘San Fernando’.

El público de Manolo García demostró que es heterodoxo y fiel, que se mueve en su universo como pájaros de barro puestos a volar, claro, y que no insiste en la nostalgia más allá de lo razonable, algo que el propio artista mantiene a sangre y fuego con su actitud vital, defendiendo cada nuevo paso con una convicción más allá de toda duda. Un público que, una vez más, no decepcionó, arropándolo con sus voces, coreando cada tema a pleno pulmón en un recital, que rozó las tres horas (33 canciones) y en el que el catalán desplegó su sonido mestizo y vibrante, ese que no defrauda nunca. Temas que le han valido un nombre en la música: Manolo García. El de un tipo que, encima, va de normal.

Fuente: Barcelona Music – ENLACE – Fotos Jan Ferriz

X