Manolo García rompe su silencio discográfico con 16 temas de nuevo cuño

14El 6 de septiembre el cantante barcelonés editará su tercer disco en solitario, en la sintonía de sus exitosas obras anteriores

El más carismático de los cantantes del pop-rock catalán regresa al primer plano de la actualidad el próximo 6 de septiembre con un disco que, a juzgar por las muestras escuchadas, apunta al éxito conocido. Tratándose de Manolo García, el éxito conocido es sinónimo de aceptación masiva para un amplísimo segmento sociológico, el que le descubrió en El Último de la Fila y el que le acabó rindiendo pleitesía en su carrera en solitario.

La obra se compone de dieciséis temas de nuevo cuño, todos firmadas por el músico del Poblenou (quince cantados y uno instrumental), cuyo denominador común es la insistencia en los mismos ingredientes que han hecho grande al que fue compañero de Quimi Portet en el seno de El Último de la Fila: medios tempos primorosamente instrumentados, baladas de rock aflamencado, un par de melodías con vocación de hit parade, letras trabajadas y, sobre todo, composiciones que no llevan al engaño al seguidor.

Como se suele decir, fuentes cercanas al autor comentan que se trata de un disco confeccionado al ritmo necesario para una persona que se ha dado cuenta de que en su vida parece que las prioridades no pasan necesariamente a través de la música. No será arriesgado percibir que es el disco ‘menos Manolo García’, hablando siempre de una carrera en solitario que sólo cuenta hasta ahora con dos hitos anteriores (Arena en los bolsillos, 1998, y Nunca el tiempo es perdido, 2001), pero ambos de gran acogida popular. Una singladura, como ya se sabe, que arrancó con El Último de la Fila.

El disco, cuyo título está en línea con la personalidad del autor, volverá a ser publicado por la multinacional BMG, y no será presentado de manera especial, sino que llegará directamente al aficionado en una gira otoñal cuyas fechas se están acabando de cerrar. La obra, en el aspecto estrictamente musical, se ha elaborado contando con el elenco de músicos habitual de Manolo García, como el guitarrista Pedro Javier GonzálezJuan Carlos García o el teclista Nacho Lesko, así como multitud de colaboraciones. Esta permeabilidad sonora también se ha reflejado en la producción (asumida por el propio García) y grabación del compacto, en donde llama la atención el recalamiento en Salvador de Bahía, donde surgió una espléndida colaboración de Carlinhos Brown.

Fuente: La Vanguardia – 14/08/2004

X