“Pablo Iglesias es el primer político en mucho tiempo que dice cosas que entiendo”

Manolo García, como el turrón, vuelve por Navidad. Casi literalmente, teniendo en cuenta que Adviento empieza ya en noviembre (y en algunas superficies comerciales, a finales de octubre…). Porque Manolo García se ha ido a Nueva York (y ha vuelto), para grabar su nuevo disco, ‘Todo es ahora’, que acaba de publicar con Sony Music.

“Tampoco era exactamente Nueva York, estábamos a ciento y pico kilómetros”, corrige Manolo García en su charla con Que.es, para acto seguido, añadir:  “No me interesa Nueva York, las grandes ciudades no me seducen”.

Otra cosa son los músicos que pueda encontrar en las principales urbes o cerca de ellas, motivo por el que el catalán cruzó el charco. Se fue concretamente a Rhinebeck, a grabar ‘Todo es ahora’ en The Clubhouse Studio,  con músicos de la escena local. Esto es: habituales de estudio deDavid Bowie, como Zachary Alford (batería), Earl Slick (guitarra) o Gerry Leonard (guitarra), de Lenny Kravitz, Bruce Springsteen o John Lennon, entre otros.

No se conocían personalmente, pero a Manolo García le gusta hacer las cosas así:  “Ellos no me conocen a mí, pero yo a ellos sí porque les he seguido la pista y sé cómo trabajan; busco que me aporten con su sonido una voluntad propia”, explica. Así que ni corto, ni perezoso, Manolo García se plantó en el estado de Nueva York para grabar ‘Todo es ahora’, no sin antes intentar que fuesen los americanos los que viajaran a España. “Me dijeron que no, que fuera yo que era una sola persona, y es que era lo lógico”, matiza.

Y el título, ¿qué significa?  “Hace referencia a la inmediatez, al paso de los años; soy una persona muy vitalista y me da pena el paso tan rápido de los años… Lees noticias de gente que desaparece y piensas: ‘para qué hacer planes’… Entonces, todo lo que tenemos, es ahora y está aquí”, responde. Y ahonda:“Intento en cada disco dejarme la piel y disfrutar de mi vida, mi mes, mi año; tengo que procurar ser feliz y estar emocionado cada día, no me puedo permitir estar jodido un mes cuando grabo y luego, cuando lanzo el disco, hala, a ser feliz; no, tengo que intentar disfrutar cada día”, apostilla.

Ésa, asegura Manolo García, es su filosofía de vida. “Nadie dijo que fuera fácil”, reconoce el catalán,“pero soy realista y creo que el mundo es un lugar jodidamente maravilloso y lo que no podemos es llorar antes de llevar el garrotazo”. ¿Y cuál es su secreto para mantener el optimismo? La música. Es lo primero que hace por las mañanas: “ponerme música”.

El estilo es lo de menos, porque Manolo no le hace ascos a ninguno. Aunque siente especial preferencia por los clásicos de rock. “Led Zeppelin, Pink Floyd, los primeros grupos de rock de la movida…”, dice. También cosas nuevas, para ver que lo que sale, y sobre todo, Bob Dylan. “Tengo todo”, asegura el catalán.

Y hablando de cosas nuevas, ¿qué opinión le merece Podemos?. Manolo García sonríe y calla unos segundos. “A ver…”, se arranca. “Este chico (Pablo Iglesias) es el primer político en mucho tiempo que dice cosas que mis amigos y yo entendemos, pero eso no significa que le vaya a votar; estoy de acuerdo con muchas cosas que dicen, como lo puedo estar con otros grupos minoritarios como Izquierda Unida, pero, en cualquier caso, me parece ha dado un toque a los dos partidos mayoritarios que hay en este país”, explica.

Fuente: Qué.es – ENLACE

X