El festival Acústica reúne todas las tendencias de la música catalana

Albert Pla recibirá un homenaje por sus 25 años de carrera | Estopa, Quimi Portet, Pascal Comelade, Gerard Quintana o Sílvia Pérez Cruz cantarán para Pla.

El festival Acústica de Figueres levanta hoy el telón de su decimotercera edición con el reto de mantener el poder de convocatoria y de convertirse nuevamente en la referencia de la escena catalana, mostrando cual es la vía y los nombres propios que la protagonizan o se van a convertir en tales. Varios conciertos concebidos para la ocasión, una apartado para los más pequeños (el Acustiqueta) y un variado abanico de nombres consolidados o en camino, son los elementos de una propuesta sanamente desacomplejada.

El cartel de esta edición se extiende a lo largo de unas cuarenta actuaciones, que se repartirán en espacios urbanos (La Rambla y plazas Gala-Salvador Dalí, Catalunya y Josep Pla) y el teatro Municipal Jardí. De esta manera, tal como recalca el director de la convocatoria, Xavier Pascual, el Acústica “ha crecido pero sin perder sus esencias”. Es decir, propuestas y espacios para amplios auditorios y recitales y ubicaciones para los que buscan el carácter íntimo de sus inicios. Al fin y al cabo, la pasada edición del evento reunió a 80.000 aficionados.

El apartado de los conciertos exclusivos incluye, en primer jugar, el homenaje a Albert Pla con motivo de sus 25 años de carrera profesional, que reunirá mañana en la plaza Gala-Salvador Dalí (22.30 h) a Estopa, Quimi Portet, Pascal Comelade, Gerard Quintana, Tomasito, El Canijo de Jerez, Pau Riba, Sílvia Pérez Cruz & Raül Fernández Miró o Maria Rodés. El segundo recital concebido para la ocasión es el que ofrecerá Luis Eduardo Aute el sábado en el teatro Jardí (22.30 h). Se trata del último recital de la gira de presentación de su último disco, El niño que mira al mar, que prácticamente ha durado dos años. “La dirección del festival me pidió que de alguna manera ligase el recital con el 75 aniversario de los bombardeos que sufrió Figueres durante la Guerra Civil”, comenta el músico desde Madrid. Como es habitual, antes de su recital propiamente dicho, se exhibirá la película que acompaña al disco, dirigida también por el cantautor, El niño y el basilisco, “y las primeras imágenes son de los bombardeos norteamericanos sobre Filipinas en la Segunda Guerra Mundial… y bueno, se puede ver como un enganche con lo que padeció Figueres en la otra guerra”. Acompañado por su trío habitual (Toni Carmona, Coque Gutiérrez y Cristina Narea), Aute desgranará parte de su último disco y algunos temas de su amplio repertorio anterior; asimismo, también participarán los cantautores Cesk Freixas y Joanjo Bosk, que interpretarán algún corte del propio Aute.

El tercer concierto único es el que juntará mañana en la plaza Catalunya (24 h) a La Troba Kung-Fú con cuatro glossadors, entre ellos Carles Belda, dentro de los actos del Tricentenario, en los que estos improvisarán vocalmente sobre piezas del cancionero tradicional catalán y algunas composiciones del repertorio de la Troba, como La cançó del lladre . “Será un concierto -comenta Joan Garriga, líder de la formación vallesana- atípico, porque enfocaremos todas las canciones desde desde la perspectiva del baile. De todos modos, la mayoría de nuestras canciones se pueden improvisar porque son muy rumberas”.

Del resto de conciertos anunciados, llama la atención el que ofrecerá el sábado la reactivada Fundación Tony Manero (plaza Catalunya, 24 h). Como adelanta uno de sus factótums, Lalo López, “tocaremos unos cinco o seis temas de su nuestro nuevo álbum, Superficial, que está más cerca del pop discotequero que del funk, es decir, como si nos guiásemos por el Nile Rogers de su época post Chic”.

Fuente: La Vanguardia – Esteban Linés – ENLACE

X