BIOgrafía Los Rápidos

los-rapidos

Los Rápidos (1980-1982) fue un grupo musical de rock español formado por Manolo García (vocalista), Esteban Martín (teclista), Antonio Fidel (bajista), Josep Lluís Pérez (guitarrista) y Lluís Visiers (batería) y nacido en la ciudad de Barcelona. A pesar de su reducida repercusión en la década de los 80, fue precursor de Los Burros y éste a su vez de uno de los grupos más importantes de la historia de España: El Último de la Fila.

Precedentes

A principios de 1980, el músico de origen argentino pero residente en España Sergio Makaroff estaba buscando músicos para la grabación de un LP con sus últimas composiciones. Para ello precisaba cuatro músicos (un guitarrista, un bajista, un teclista y un batería). Pronto se encontraría con Manolo García (* El Poblenou, Barcelona, 1955), batería curtido en grupos locales como Materia Gris y Esteban Martín (llamado Esteban Hirschfeld cuando decide usar su otro apellido), conocido teclista de origen uruguayo-alemán afincado en Barcelona.

Sergio encargó a Manolo y Esteban la tarea de buscar el resto de componentes del grupo, cosa que les resultó harto difícil, ya que no abundaban bajistas disponibles de suficiente calidad en Barcelona. Les acompañó la suerte cuando vieron bajar del metro a Antonio Fidel (* Cartagena), un hippie que peregrinaba en busca de una oportunidad, que a pesar de no haber tocado el bajo en su vida accedió a colaborar en el proyecto de Sergio. Para buscar al guitarrista, los componentes ya seleccionados empezaron a probar guitarristas para completar el encargo, para ello se instalan en un local y tras numerosas pruebas se encuentran con Josep Lluís Pérez, guitarrista experimentado que recientemente había abandonado la banda sinfónica Abedul con la que había incluso grabado un disco; tocando tan solo unas pocas notas consiguió ser elegido por unanimidad.

Tras unirse el cuarteto de músicos con Makaroff comienzan la grabación del disco que finalmente se llamó Tengo una idea. Una vez realizado el encargo, los 4 músicos decidieron probar fortuna uniéndose en calidad de conjunto musical independiente, añadiendo al batería Lluís Visiers para que Manolo García pudiera ser el vocalista del grupo.

Historia

El contrato con EMI y el origen del nombre

Sin todavía un nombre definido, los cinco músicos trabajaron rápidamente dando forma a una buena cantidad de temas propios y pronto grabaron su primera maqueta, la cual entregaron a las oficinas de EMI. Con tan sólo dos meses de ensayos obtuvieron su primer contrato discográfico, y al haber sido obtenido en tan poco plazo de tiempo decidieron bautizar su banda como Los Rápidos.

El disco y la gira

En 1980 graban su primer y único LP durante la etapa en la que el grupo se mantuvo unido, que salió a la venta al año siguiente junto con su primer single Amor biodegradable. El disco se quedó con el nombre de Rápidos y contenía 12 canciones de un marcado y sencillo pop-rock, con pocos alardes; algunas veces intimista como Navaja de papel y otras como T.V. o Ruta del sur con un sonido muy parecido al de los grupos punk de la movida madrileña. Es más, su discográfica apostó por ellos como la alternativa catalana dicha manifestación cultural, sin embargo las cifras de venta del disco apenas superaron las 2.000 copias.

A pesar de la escasa repercusión en ventas, dieron en torno a 300 conciertos por Cataluña y alrededores, normalmente ante un escaso público. Fue en directo donde el grupo empezó a transgredir, debido al espectáculo que montaban durante sus actuaciones, que iban desde duchas de espuma a romper televisores con un hacha ante el asombrado público, pasando por adornar el escenario con bidones y plásticos. Solían caracterizarse por llevar un embudo en la cabeza que expulsaba humo al ser conectado mediante un tubo plástico a un generador de vapor. Esa mezcla de concierto musical y happening teatral eran las señas de identidad por las que apostaron, y, aunque pequeña, el grupo iba haciéndose con una comunidad de fieles seguidores.

Además de conciertos propios, tuvieron su papel como teloneros de grupos como La Orquesta Mondragón (con el cual estuvieron relacionados cierto tiempo) y Ramones. También tuvieron una excéntrica actuación en el programa de música Musical Express.

La llegada de Quimi y la disolución del grupo

En 1981, a mitad de la gira y tras el lanzamiento de su segundo single Ruta del sur, el grupo ya tenía grabada la maqueta que una vez aceptada, sería su segundo LP. Sin embargo EMI la terminó rechazando, así como su apoyo al grupo, que se vería pronto abocado a la disolución. No obstante, Los Rápidos continuaron sus actuaciones hasta finales de año.

En una de esas actuaciones, concretamente en el festival Rock de Lluna en junio de 1981 coincidieron Los Rápidos con el grupo Kul de Mandril, en el que Quimi Portet (* Vich, Barcelona, 1957) tocaba la guitarra eléctrica. Al grupo le gustó la idea de que Quimi se uniera a Los Rápidos para sus últimos directos, que no fueron muchos debido a la inminente separación de los componentes por la poca perspectiva de éxito.

La dispersión de los componentes

Tras la retirada del apoyo de la discográfica, los componentes de Los Rápidos pensaron que sería mejor distanciarse y probar suerte en otros proyectos. Esteban Martín pasó a formar parte de los músicos habituales de Gabinete Caligari y perdió totalmente el contacto con el resto de componentes, mientras que Manolo García se marchó al País Vasco para intentar crear una nueva formación musical con la ayuda de La Orquesta Mondragón; no obstante no tuvo éxito.

Los demás componentes (incluido Quimi Portet) junto con el batería Jordi Vila, que compensaba la escasa participación de Visiers, se quedaron en Barcelona componiendo nuevas canciones, creando un nuevo grupo que pasaría a llamarse Los Burros tras el regreso de Manolo García. Editaron un LP en 1983, Rebuznos de amor, publicado por la discográfica Belter, con el que tuvieron tan poco éxito en ventas como con el anterior, pero con el que empezaron a sonar algunas canciones que tras el paso del tiempo siguen siendo recordadas.

Manolo y Quimi deciden abandonar el proyecto y emprender una carrera conjunta, bajo el nombre de El Último de la Fila, con la que editaron 7 discos y con el que llegaron al gran público y obtuvieron un éxito y un reconocimiento a nivel nacional, con numerosos premios y varios millones de discos vendidos. Pese a ello, durante esta etapa de vez en cuando retomaban temas de su etapa en Los Rápidos para los conciertos. Antonio Fidel y Josep Lluís Pérez siguieron colaborando activamente como músicos de estudio y de directo de la nueva formación, mientras que Lluís Visiers no volvió a colaborar tras su breve aportación en Los Burros.

El reencuentro de 1995

En 1995 los cinco miembros de Los Rápidos se pusieron en contacto para publicar un disco con las maquetas que compusieron durante su gira de presentación de su único álbum editado. Bajo el título de Los Rápidos 2: Maquetas, publicado por Perro Records, se hallan 11 maquetas grabadas rudimentariamente y sin apenas postproducción, pero con un sonido aceptable. Incluye algunas canciones que ya usaran en Los Burros (aunque en una versión diferente) y otras completamente desconocidas que de otra forma nunca hubiesen visto la luz. Pese a la escasa intención comercial del disco, junto con su lanzamiento salió el single Cine ideal, tema incluido en el disco. Además, la discográfica aprovechó para reeditar el álbum Rápidos en formato CD.

Actualmente, Manolo García y Quimi Portet tienen carreras musicales en solitario, con 5 y 7 discos editados respectivamente. Antonio Fidel sigue colaborando en los discos de ambos artistas aunque combina dicha labor con regentar la Librería Athenas en Cartagena, especializada en táctica de guerra naval.

Fuente: Wikipedia – ENLACE

Los Rápidos

A principios de 1980 Sergio Makaroff, argentino afincado en España, andaba buscando músicos para grabar. Así, entra en contacto con Manolo García, batería que ya había formado parte de grupos locales como Materia Gris, y Esteban Martín (Esteban Hirschfeld, de Los Mockers de Montevideo), teclista uruguayo-alemán residente en Barcelona. Sergio les pide que busquen al resto de componentes, y estos no se lo piensan dos veces a la hora de proponérselo a Antonio Fidel, un hippie cartaginés que se bajaba del metro guitarra en mano. A pesar de no haber tocado el bajo en su vida Antonio accede a colaborar, y para el puesto de la guitarra prueban distinta gente hasta que encuentran a Josep Lluís Pérez, procedente del grupo sinfónico Abedul. La banda ya estaba formada y Makaroff grababa “Tengo una Idea” (CBS, 1980).

Tras ello, los músicos, que habían sintonizado, deciden probar suerte por ellos mismos animados por Manolo, quien quería afrontar la composición de sus propios temas. Para ello incorporan a Lluís Visiers a la batería (también procedente de Abedul), ya que Manolo García, quien ya había hecho coros, quería ser el vocalista. Sin todavía nombre graban una maqueta que presentan a EMI, y esta inmediatamente les firma su primer contrato discográfico, apostando fuertemente por ellos. De ahí que deciden llamarse Los Rápidos.

Al año siguiente salía su primer y único LP, “Rápidos” (EMI, 1981), del cual se extrajeron dos sencillos, “Amor biodegradable” y “Ruta del Sur”. El disco venía a poner el contrapunto barcelonés a lo que se estaba fraguando en Madrid, trayendo aires nuevaoleros en los ritmos al estilo de formaciones como Plástico o Esqueletos, y mostrando una gran actitud en el escenario, realizando una performance muy a tono con la época, con explosión de televisores, fumigadoras de aire comprimido, duchas de espuma, utensilios de cocina, etc. incluidos. Algo que en el momento no sólo daba mucho juego, sino que causaba perplejidad entre el respetable (en la fiesta conmemorativa del 5º aniversario del Front d’ Alliberament Gai de Catalunya, ante 10.000 personas que se dieron cita en las cocheras del Clot, los organizadores se asustaron tanto que irrumpieron en el escenario agitando los billetes para que se bajasen tras sólo cinco temas).

Telonearon a la Orquesta Mondragón e incluso a los Ramones en su visita a España en la Festa del Treball, por insistencia de Manolo, que llamó y suplicó una y mil veces a los organizadores. También tuvieron una aparición en Musical Express, donde se puede ver la energía de Manolo, ataviado como un mod nuevaolero, al más puro estilo Elvis Costello.

Sin embargo las cifras de ventas del disco fueron muy pobres para lo que EMI había invertido, y tras el lanzamiento de su segundo single, el grupo, que ya tenía grabada la maqueta de la que sería su segundo LP, no cuenta con el respaldo de la disquera.

Los Rápidos continuaron sus actuaciones hasta finales de año, y dieron en total en torno a trescientos conciertos por Cataluña y alrededores. Una de las pocas veces que actuaron fuera de su región lo hicieron en el estadio de La Romareda de Zaragoza, compartiendo escenario con Lone Star y Kevin Ayers. También presentaron su propuesta en Madrid en la sala Marquee ante unas 25 personas. En una de esas actuaciones, en el festival Rock de Lluna en junio de 1981 organizado por los quintos de Els Hostalets de Balenyà coincidieron con Kul de Mandril, en el que Quimi Portet tocaba la guitarra eléctrica. Al grupo le encantaron las maneras de Quimi, y le proponen unirse al grupo para sus últimos directos.

Una vez finiquitados los conciertos, y tras la retirada del apoyo de EMI, los componentes de Los Rápidos se integran en distintos proyectos. Esteban Martín pasó a colaborar habitualmente con Gabinete Caligari y Nacha Pop, mientras que Manolo García se marchó al País Vasco para intentar crear una nueva formación musical con la ayuda de la Orquesta Mondragón. El resto de componentes junto con el batería Jordi Vila, crean un nuevo conjunto que acabaría llamándose Los Burros tras el regreso de Manolo García del País Vasco y su incorporación al mismo.

Una vez extintos Los Burros y dado paso a El Último de la Fila, para los directos de vez en cuando se retoma algún tema de la etapa de Los Rápidos, y se guardan buenas relaciones con Antonio Fidel y Josep Lluís Pérez. Así, en 1995 los cinco miembros de Los Rápidos deciden publicar un disco con la maqueta del que iba a haber sido su segundo LP, bajo el título de “Los Rápidos 2: Maquetas” (Perro, 1995), publicado por Perro Records. Además, junto con su lanzamiento salió el single “Cine ideal”, y la discográfica aprovechó para reeditar el primer álbum en CD.

Fuente: La Fonoteca – ENLACE

X