BIOgrafía Quimi Portet

Quimi Portet nació el 20 de octubre de 1957 (día de San Artemi, duque y mártir) en Vic, pero de muy pequeño se trasladó con su familia a Barcelona. Por eso cuando está en Barcelona dice que es de Vic y cuando es en Vic dice que es de Barcelona. Fundador o cofundador de grupos como The Kilimanjaro s, The Dumpers, Kul de Mandril, Los Rápidos, Los Burros y El Último de la Fila, grupo con el que alcanza el éxito con su compañero Manolo García. Su carrera como músico está marcada por la influencia de la música anglosajona de los sesenta y los setenta que escuchaba su madre en su casa durante su infancia vivida en la excitante Barcelona preolímpica y por cantautores pioneros de la música popular contemporánea catalana, destacando entre los cuales Pau Riba, Sisa, Ovidi Montllor y Toti Soler.

Quimi Portet inicia su vertiente como artista en solitario cuando todavía es componente de El Último de la Fila. Con medios muy precarios y en sólo quince días escribe y graba un primer álbum, PERSONAS EXTRAÑAS (1987), que incluye “Me vuelvo a casa” y “Tres trenes”, como temas a destacar de un álbum de probatura que algunos críticos osados ​​y ciertamente entusiastas consideran disco fundacional del, digamos, Rock Catalán de los años noventa.

Una década más tarde, justo un año antes del anuncio oficial de la disolución de El Último de la Fila, edita HOCKEY SOBRE PIEDRAS (1997). Un álbum que deja claras sus intenciones, con una renovación notable de la sonoridad de la canción de autor. Destaca por los temas “La Rambla”, un homenaje a la preolímpica Barcelona laietana, por “Masa”, interpretada con Manolo García y por “Me dices que nuestro amor”, una versión del poema de Joan Vergés musicado por el maestro Toti Soler. El álbum recibe el premio al mejor disco del año en la 10 ª edición del Festival Altaveu.

CANCIONERO ELECTROMAGNÉTICO (1999), de una producción muy elaborada, en un cojín tecnológico de samplers y loops, confirma la sonoridad propia de Quimi Portet y lo reafirma como excelente productor (no olvidemos que ya había producido o coproducido todos los trabajos de El Último de la Fila, entre los cuales, varios multi-platino). El álbum destaca por temas como “Insectos disecados”, “Frases hechas”, “La música de los astros” o “Otro yo”. El disco recibe el Premio Puig Porret 1999 al mejor álbum del año que otorga anualmente la crítica musical.

ACADEMIA DE LOS SUEÑOS (2001) se aparta del desarrollo tecnológico del disco precedente y explora un ámbito mucho más emocional con una estética musical decididamente clásica. En este trabajo empieza a señorear la ironía, un elemento que será clave en los trabajos de Portet de aquí en adelante. Como en todos sus discos, controla con mano de hierro el resultado; compone, graba, produce y mezcla el disco, con el acompañamiento de amigos invitados como Antonio Fidel, Juan Carlos García, Pau Donés, Adrià Puntí y Ángel Celada .

El tono irónico, aunque melancólico, se confirma con LA TIERRA ES PLANA (2004), que destaca por el tema que le da título, así como por la brillante letanía antropológica “Francesc Pujols”, homenaje al filósofo y humorista heterodoxo, y por “Ríos de Babylon”, una delirante versión del clásico de Boney M. que interpreta con Albert Pla. La gira de presentación de LA TIERRA ES PLANA es la primera que realiza acompañado de su grupo habitual, con el histórico y gigantesco (en todos los sentidos) Antonio Fidel alias Antonio Fidel al bajo, el atractivo Jordi Busquets a la guitarra y el enigmático Xarli Oliver a la batería.

En la misma línea poético-irónica aparece MATEM LOS MARTES Y LOS VIERNES (2007). Portet adentra con este trabajo en sus tendencias más tribales. La tristeza y el humor, la oscuridad y la luz, se trenzan imperceptiblemente para crear paisajes sonoros absolutamente originales como “Paisaje con anchoa”, “El muslo y el ala”, “Azafata” o “Progreso adecuadamente”. Con este disco se consolida definitivamente el que a partir de este momento formará el grueso de los seguidores del artista, un colectivo formado principalmente por desencantados de cineclub, exfumadores, divorciados, jóvenes desorientados en general, presencias evanescentes, socios de entidades equívocas, náufragos de la autoayuda, calvos, ex comunistas, insomnes recalcitrantes y señoras que pasaban por allí.

Dos años después, a los catorce de haber iniciado su carrera en solitario, VIAJE A MONTSERRAT (2009) sorprende a todos con unos textos más emocionales que nunca y una estética musical elaborada, luminosa e intensa, muy alejada de la aspereza casi tribal y marcadamente melancólica de los dos trabajos anteriores. Bajo la apariencia de un falso costumbrismo, los temas universales de la música popular de siempre estallan en este disco. “Hombres y mujeres del derecho”, “Duerme”, “Quiteria” o “pasto entre los lirios” ya son consideradas algunas de las mejores composiciones de su carrera musical. El disco y los conciertos de presentación del mismo le valen el “Premio al artista del año” de la revista “Enderrock”. Precisamente la gira que sigue la aparición de “Viaje a Montserrat” se convierte en su gira más extensa y multitudinaria.

En 2012 aparece su octavo disco “OH MY LOVE” (publicado el día de Santa Cristina de Persia, virgen y mártir de 2012). Grabado en Cosmonáutica Comas y Music Lan, en principio el disco está pensado para ser un disco en el que el propio Portet lo toque prácticamente todo como en los tres anteriores, pero en las sesiones de Music Lan se añade la base rítmica y el material comienza a derivar hacia un sonido mucho más articulado y cercano al de los escenarios. Estéticamente el disco es de un eclecticismo extremo y está impregnado de sonoridades y ambientes de muchas etapas de la música popular contemporánea. Los equipos de la poderosa organización Quisso Records y el propio artista, están trabajando además en la producción de “Oh My Love”-La Película-pero de momento han reconocido que no saben muy bien qué (cojones) filmar.

La personalidad musical de Portet le ha llevado a menudo hacia el mundo de la producción artística de trabajos de músicos amigos. Así ha producido, entre otros, todos los álbumes de Adrià Puntí (“Pepalallarga y …”, “La hora del patio” y “María”); cuatro de Albert Pla (“Canciones de amor y de droga “-parcialmente-,” Vida y milagros “,” La diferencia “y-también parcialmente-” Somiatruites “-disco de Pla y Comelade) y uno de Gerard Quintana (” Señales de Humo “).

Quimi Portet ha compuesto también varias bandas sonoras para contenidos audiovisuales. Entre ellas destacan la música de la exitosa serie de televisión producida por Azotea, Platos Sucios (1999), la del documental Cinema Dalí (2004) que fue finalista de los premios Emmy y, parcialmente, la de Querida Doña Elena (2009). Su tema Música para quemar autobuses convierte en 2010 sintonía del programa Bestiario Ilustrado del canal 33.

Preguntado sobre su futuro, el artista ha declarado recientemente: “Mi sueño sigue siendo el de poder vivir sin trabajar”.


Fuente: Página Oficial Quimi Portet – ENLACE


X