Monthly Archives: mayo 2017

‘A solas’ con Manolo García en el Centro Cultural La Platea (Alhaurín de la Torre) 27/5/17

La Platea se ubica en la ladera de Alhaurín de La torre. Un centro de diseño moderno y funcional con vocación cultura donde las distintas artes encuentran acomodo.  Salas de exposiciones, cine, teatro;  medios de expresión. El sábado pasado algo más de doscientas personas ocuparon expectantes una explanada rectangular  protegida por la sombra de los pinos.   Esa tarde la cita sería con Manolo García, dentro del ciclo de encuentros de este centro.

Fueron casi dos horas de tertulia, de conversación íntima de barra de bar, de mesa camilla de amigos donde Manolo paseó entre la pintura y la música. Dos horas  donde todos los presentes pudimos entrar en su particular universo.

Manuel tiene un talento natural, una habilidad innata para el dibujo, ya desde los 10 u 11 años destacaba en esta disciplina en la que poco a poco fue haciéndose hueco hasta ser diseñador gráfico. A los 21 años fue contratado en una discográfica donde su cometido era diseñar las caratulas de los famosos cassetes de carretera. Según cuenta llegó a hacer la friolera de 711 portadas que aún siguen llenando algunas de las gasolineras de este país. Cuando habla de este medio de expresión levanta la mano y cierra los dedos entorno a un pincel imaginario “La pintura es una pasión… Mucha gente es capaz de viajar, de flotar en el cuadro. Es un territorio de libertad absoluta”. Los ojos le brillan con intensidad, se transforma en un viajero emocional y la palabra se apodera de él. “La pintura es igual que la música nos da vida…” Las pausas saben a paladeo…, “Hace que seamos compañeros de viaje”. García la  define como un territorio inexistente donde habita; un espacio donde ser feliz creando un mundo que no existe. Habla con soltura, desde adentro con una sinceridad que desgraciadamente ha caído en desuso. Levanta el brazo y simula con un gesto como una gota de acuarela estalla sobre un lienzo blanco “el pigmento se abre y ya tienes una flor… Algunas veces creo fondos abstractos, manchas que se transforman en animales y objetos”. El lienzo se convierte en nubes que ante el soplo de la creatividad van tomando caprichosas formas. “La pintura es el lugar perfecto para el descanso”. Manolo escucha atentamente las preguntas que le van haciendo, de fondo una tímida sinfonía de pájaros, los árboles, un sosiego que invita a la reflexión. El lugar ideal para que pazca el alma.  “Algunas veces pongo una frase sobre una tela en blanco que terminará formando parte de una canción”. Para García la música y la pintura son dos mundos convergentes.

Salen a escena  los libros, su otra fuente de paz. Hay que nutrirse de cotidianeidad. Bajar los peldaños del ídolo de masas, salir a las plazas, disfrutar de un café, hablar con el taxista… leer, leer incansablemente. Habla la última novela que ha leído, “Tierra de Campos de David Trueba” un libro donde identificarse ya que va de la vida de un músico o del libro póstumo de Roberto Bolaño 2666 “Una bomba en la línea de flotación”. Para Manolo leer es como comer, una necesidad a diario y una fuente de inspiración constante. Refiere a los clásicos como un lugar al que volver, Balzac, Baroja, Santa Teresa. Nos cuenta que fue bibliotecario en la mili, prefirió cambiar las guardias por el cuidado de la biblioteca. Lo cuenta con desparpajo, es imposible no conectar. Reír, reír y olvidarse del mundo. Reír hasta deshuesarnos. Reír abrazando la felicidad. La tarde avanza y los asistentes están cómodos y absortos en la charla. La ilusión contagiosa nos ha embriagado a todos.

Las preguntas se suceden. Refiere su sustrato vital, su vínculo con Albacete y Granada. De las canciones Antonio Molina en el transistor en la Barcelona obrera. “Si mis padres no hubieran sido emigrantes, sin la copla, mi paleta sería otra…”.

Alguien  entre el público  pregunta por el desconcertante huevo frito que atravesaba en fondo del escenario en la última gira, Manolo despliega su circunloquio habitual, “Llama a la reflexión, al  que hacemos aquí. Te abstrae de todo concentrándote en eso. El huevo frito es para eso para que te pregunte qué es y te olvides de todo lo demás”.

En un momento mágico del encuentro describe con ternura visual una fotografía que le inspiró. Como todos sabemos bebe de las fuentes surrealistas con pasión Dalí, Breton, Magritt. La foto simula un mar de cabello con un barquito de papel en su torrente. “El cabello brillante, colocado en el suelo, el barco intercalado”. Mueve sinuosas las manos, me recuerdan raíces que fuertes se clavan para absorber vida. Alisa el aire con suavidad, con un movimiento repetitivo. Engola la voz. García corteja la mirada con las manos. Visualiza la imagen y se recrea en el arte, es el placer de “viajar hacia la nada”.

 

Vamos acercándonos al final y surge la sempiterna pregunta: ¿Volverá el último? Manolo en un esfuerzo de sinceridad docente nos explica que aquella etapa fue una cumbre en su vida, fantástica e irrepetible. Intentar volver a lo que pasó apagaría el brillo de esa época, sería un débil reflejo. Ahora su misión es hacer música y regalarla, cuidar a aquellos que a diario cuidan de mí. Cada uno aporta lo que tiene.

Por último reflexiona sobre la creación de las canciones; “Las musas son esquivas, mi secreto es darles la espalda”, hay que llenar las alforjas de vida normal, salir a la calle y no obsesionarse con la búsqueda. Vendrán solas;“las canciones están en la calle”.

La charla ha pasado como pasa una señal de tráfico en esas carreteras del diablo. Nos enfilamos para abusar un poco más de su paciencia. Más de 150 personas de cola y uno tras otro nos recibe, nos da una palabra amable, nos escucha desde la calma. Hay algo de aleteo en sus manos y de mirada noble de animal en sus ojos.  Los recuerdos se arremolinan crepitando en los pies. Fotografías que retrataron el momento. Autógrafos que nos confirman que ocurrió.

Hoy me queda el poso de lo vivido y me viene a la memoria el principio de incertidumbre de Heisenberg “No puedes observar algo sin cambiarlo”.

Enviado Especial: José Ángel Lucena Gómez – https://www.facebook.com/jose.lucena.374

Manolo García encandila con sus anécdotas y vivencias a más de 250 incondicionales

Inolvidable encuentro con el veterano artista en el Centro Cultural La Platea, que se prolongó hasta pasadas las nueve de la noche.

Genio y figura. El veterano artista Manolo García compartió una inolvidable tarde con más de 250 incondicionales, con quienes compartió numerosas anécdotas y vivencias, habló de arte y cultura, de música de ayer y hoy de su trayectoria y de sus pasiones vitales. El encuentro organizado por el Centro La Platea a través de la empresa de gestión cultural EME de Mar y las Concejalías de Cultura y Juventud, se prolongó hasta pasadas las nueve de la noche, en mitad de un ambiente distendido y de máxima cordialidad, que disfrutaron todos los presentes, incluidos el alcalde, Joaquín Villanova; el concejal de Juventud, Prudencio Ruiz; la concejala del Distrito Retamar-Capellanía, María Teresa Álvarez, e incluso algún miembro de la Oposición, además de aficionados, seguidores del artista venidos de todos los puntos de Andalucía e incluso de Barcelona, y músicos en general.

Manolo García repasó vivencias desde sus inicios musicales con Los Rápidos y Los Burros -algunas arrancaron sonoras carcajadas del público- y dedicó buena parte de su intervención a hablar de pintura, una de sus pasiones desde que tiene uso de razón -afirma que un cuadro es un “terreno inexplorado que yo habito”-, así como defendió a ultranza la música hecha en español y a las bandas nacionales, sin olvidar el flamenco como uno de los géneros más nuestros. Durante el mano a mano con Moisés Rodríguez, subdirector del Canal 24 Horas de TVE e integrante de EME de Mar Cultura, el excomponente de El Último de la Fila reveló confidencias, muchas de ellas, desconocidas, reivindicó sus raíces castellano-manchegas y vinculó en cada momento el arte de componer música como otras disciplinas como la poesía o la narrativa.

Manolo García con AlhRock. Foto A. Doctor El Ágora

También hubo tiempo para establecer un coloquio con los asistentes, e incluso tuvo ocasión de entonar algunas estrofas de uno de sus himnos, ‘Insurrección’, junto con los acordes de la banda local AlhRock, que fueron los encargados de abrir y cerrar la velada con un pequeño concierto de homenaje a Manolo García. Al final, el artista, que no ha perdido jamás la modestia ni la cercanía con sus aficionados, se tomó fotos con numerosos incondicionales y departió con ellos otro buen rato, ante la atenta mirada de su hermana Carmen, que no se pierde un solo evento del artista.

Amplio reportaje fotográfico: Imágenes de Manolo García en La Platea.

Fuente: El Ágora de Alhaurín – ENLACE

“La vuelta de Willy Fog” de APADIS, con la colaboración de Manolo García.

Este miércoles 17 de mayo a las 18:00 horas, en la Plaza Alta de Algeciras, tendrá lugar uno de los momentos más importantes del 50 aniversario de APADIS Bahía de Algeciras, como es la presentación e inicio de la exposición itinerante “La Vuelta de Willy Fog con APADIS Bahía de Algeciras”.

Con la celebración que tendrá lugar el miércoles en la Plaza Alta, APADIS y la Coordinadora Barrio Vivo llevarán a cabo, con la colaboración del Ayuntamiento de Algeciras, una serie de actividades para todo tipo de públicos, como dinamizaciones, bailes, teatro, juegos, música y todo un despliegue de actuaciones con el que la asociación quiere calentar motores y dar a conocer la citada exposición. Además, se podrá disfrutar de la puesta en escena de la compañía Bambalinas, grupo de teatro de APADIS conformado por actores y actrices con discapacidad intelectual. Se contará también con otras actuaciones como la del artista de hip-hop Blaster Variety, el grupo de teatro infantil de Barrio Vivo y Kuny, perteneciente a la escuela Stylo Urbano Center de Algeciras.

Con todo ello, en este gran evento se darán a conocer más detalles sobre el inicio de “La Vuelta de Willy Fog con APADIS Bahía de Algeciras” y se ubicará un puesto de venta de productos artesanales sobre el conocido personaje infantil, elaborados todos ellos en los talleres ocupacionales de la asociación.

“La Vuelta de Willy Fog con APADIS Bahía de Algeciras” será una exposición itinerante que arrancará este mes en Algeciras, conformada por esculturas del famoso personaje de dibujos animados que han sido revestidas por 30 artistas de todos los ámbitos, contando con nombres como los de Manolo García, Ágatha Ruiz de la Prada, Paloma San Basilio, Victorio y Lucchino, Ángel Garó, Vicky Martín Berrocal, Paco Arévalo junto a Francis Montesinos, Torito, Álex O’Dogherty o Salva Reina. Los beneficios de la exposición, entre los que figurarán también la venta de las esculturas una vez finalice la iniciativa, irán destinados íntegramente a la mejora de los servicios para las personas con discapacidad intelectual con grandes necesidades de apoyo.

Esta exposición ha sido posible gracias a la compañía propietaria de los derechos del personaje de creación española, BRB Internacional, y a su creador, Claudio Biern Boyd, que desde primera hora se mostró entusiasmado con el proyecto.

Fuente: FEPROAMI – ENLACE

X