Monthly Archives: marzo 2017

Estupendo plan para el sábado 1/3

El músico Juan Carlos García y el cantante Miguel Torres ofrecerán un concierto tributo a ‘El último de la fila’, el próximo sábado 1 de abril en la sala Barroco de Cáceres.

El evento, que tendrá lugar a las 22.30 horas, ha sido organizado por el sello discográfico pacense Extudio Records con un precio de las entradas entre los nueve euros anticipada y doce en taquilla.

La organización ha informado de que el concierto pretende hacer un homenaje al grupo liderado por Manolo García y Quimi Portet, cuyos “éxitos siguen estando vigentes hoy en día”, informa en nota de prensa.

Los artistas

Juan Carlos García cuenta con una “extensa” carrera musical, y ha trabajado con artistas de “primer nivel”. Además, fue una figura “clave” como músico, arreglista y compositor en ‘El Último de la Fila’, desde sus inicios, hasta su disolución en 1998.

En la actualidad sigue trabajando “mano a mano” con Manolo García en su carrera en solitario, sin embargo, en este proyecto se presenta como pianista y corista.

Por su parte, Miguel Torres empezó su andadura musical a los 16 años ganando varios concursos musicales. Fue vocalista de la Orquesta ‘Origen’ y en la actualidad del grupo de pop rock ‘Sin Llaves’.

De este modo, en el concierto tributo a ‘El último de la fila’, el vocalista mostrará al público cacereño su voz de una forma “más íntima y personal”.

 

Fuente: Hoy.es – http://www.hoy.es/planes/cacerescaparate/201703/28/tributo-ultimo-fila-sala-20170328184117.html

#ElÚltimodelaFila #JuanCarlosGarcía #EUDLF #MiguelTorres

23/3 Concierto en Bilbao de músicos vascos afincados en Barcelona, con Quimi Portet como invitado!

Tocarán el trío del saxofonista Gorka Benítez y el batería Ángel Celada con la cantante Carla Sevilla. Y como invitado de lujo, Quimi Portet

Los intérpretes vascos de jazz difícilmente consiguen vivir aquí de la música. Es por ello que Barcelona se ha convertido en lugar de residencia y trabajo de muchos de ellos.

El festival Loraldia trae a Bilbao a dos destacados grupos afincados en la capital catalana. Son músicos punteros que se encuentran entre los mejores de Europa. Cada banda presentará sus temas propios y, en la última parte del concierto, tocarán juntos.

El trío del saxofonista Gorka Benítez y el batería Ángel Celada en dúo con la cantante bilbaína Carla Sevilla, que también estudió canto en Barcelona, son los protagonistas de esta sesión doble. Y un invitado de lujo: Quimi Portet, que se incorporará con su guitarra acompañando a Celada en algunos temas.

  • BILBAO
  • LUGAR Teatro Campos Elíseos
  • FECHA 23 de marzo
  • HORA 20:30
  • PRECIO 8€

Fuente: El Correo – http://agenda.elcorreo.com/evento/bcn-jazz-konexioa-556313.html

La primera fundación de la naturaleza cumple 25 años

El grupo musical El Último de la Fila aportó el primer capital con el que la Fundación Oso Pardo comenzó sus actividades hace 25 años. Fue la primera fundación de la naturaleza. Una docena de ecologistas, casi todos catedráticos, dieron un giro a la conservación y protección del oso que ha permitido triplicar ejemplares. La mitad nunca habían visto un plantígrado…

Apostaron por un formato más riguroso de control para abordar proyectos más ambiciosos, al estilo anglosajón. «Quisimos ir más allá de ser sólo un grupo de ecologistas. A todos nos unía el amor a la Cordillera Cantábrica y a la especie». Una docena de ecologistas, casi todos catedráticos —entre ellos el geógrafo Juan Carlos García, el catedrático más joven de España—pusieron en marcha la Fundación Oso Pardo hace 25 años. La mitad nunca habían visto un plantígrado. Desde entonces, la población se ha triplicado, de los 80 ejemplares en 1992 a los 250 actuales. «A mí, personalmente, me gustan más los felinos», confiesa Guillermo Palomero, presidente de la fundación. «Trabajar con los osos en la Cordillera Cantábrica era un enorme reto porque se iba de las manos. Había que aprender a resolver. Es un reto permanente con una especie emblemática con medidas de conservación muy exigente. Ha sido una escuela permanente».

El primer obstáculo fue el del capital. «Cuando fuimos a inscribirnos como fundación nos exigieron un capital fundacional. No teníamos ni idea de que eso pudiera ser así», explica Guillermo Palomero. «Conseguimos ese dinero gracias al grupo El Último de la Fila. Manolo García organizó un concierto a beneficio de varios proyectos ecologistas y a nosotros nos cedió una parte. Muy poco dinero con el que empezamos a funcionar». Actualmente, la Fundación Oso Pardo maneja un presupuesto de 1,5 millones de euros para proyectos en la Cordillera Cantábrica y Pirineos, con 110 km2 de montes en copropiedad y 130 fincas de 71 hectáreas en propiedad.

La huella del oso sigue generando la misma «emoción y pasión» en los nueve miembros actuales de la fundación, que emprende otros 25 años de actuación con nuevos proyectos en la cartera. Siete patrulleros—dos mujeres en oriente, tres hombres en occidente y otros dos en los Pirineos—vigilan el terrero y realiza plantaciones de frutales para el oso. En 25 años han sembrado 154.582 frutales para alimentar a los plantígrados. Nada más empezar la actividad consiguieron el primer proyecto Life de conservación con el que empezaron una línea de actuación ambiental y el funcionamiento de las primeras patrullas, que en su mayoría han sido absorbidas por las administraciones.

EL FUTURO

El futuro pasa por trabajos de investigación jurídica para ampliar la legislación al ámbito europeo, un trabajo del que se ocupa el abogado de la fundación, Carlos González; nuevas herramientas genéticas para conocer mejor cómo crece la población. El apoyo de la Fundación Oso Pardo ha permitido una mayor variabilidad genética de los nuevos ejemplares, lo que se traduce en un menor número de enfermedades y mejor reproducción. La población de osos crece a un ritmo del 10% anual en los dos núcleos de población y hay más movimientos de dispersión. «Esto está empezando a resolverse».

El objetivo inmediato es la prevención de los daños producidos por el oso. «Esta prevención todavía es deficiente en León y Palencia, sobre todo con los osos habituados, los que no tienen miedo a acercarse a las casas». La fundación colabora en un protocolo para identificar a los osos para actuar de forma coordinada entre las cuatro autonomías implicadas.

También está en marcha un protocolo para diseñar rutas y puntos estratégicos de avistamientos para los turistas. «Hay que regular el turismo porque el oso atrae a muchos visitantes.

Fuente: Diario de Leon – http://www.diariodeleon.es/noticias/sociedad/primera-fundacion-naturaleza-cumple-25-anos_1146867.html – Carmen Tapia

X