Monthly Archives: noviembre 2015

Los músicos consideran reunirse en el escenario

“Lo estamos considerando”, confiesa Manolo García: aunque El Último de la Fila “no volverá”, aseguran tanto el cantante como el guitarrista, sí es posible que pronto vuelva a verse a ambos músicos juntos sobre un escenario, excepcionalmente, para interpretar canciones de Los Rápidos y Los Burros con miembros históricos. De la entrevista en El Periódico del pasado Domingo, de JORDI BIANCIOTTO

Manolo García: “Maquillaje sobre una herida descomunal”

Lamentablemente se sabe, lo sabemos todos aunque hagamos oídos sordos; es una evidencia científica. Lo que resulta realmente sorprende es la continuada falta de reacción y compromiso serio de los grandes mandatarios para frenar los peores efectos del cambio climático. El futuro de todos está en sus manos pero parece que los dirigentes mundiales siguen optando por favorecer los intereses de unos pocos; por ejemplo, de las grandes empresas que se encargan de explotar las energías fósiles.

Este domingo están convocadas marchas en más de un millar de ciudades para exigir a los gobiernos que se salga de la cumbre de París con un acuerdo, una transición hacia un modelo de energías renovables. Y podría ser muy diferente si en vez de miles acudiesen millones de personas.

Es asombroso cómo, ante la convocatoria de cualquier acontecimiento deportivo, por ejemplo, acuden multitudes. La atención de buena parte del planeta está puesta en los partidos de fútbol, los nuevos estrenos de sagas cinematográficas o el último modelo de algún móvil. Cuán diferente ha sido hasta ahora la respuesta a las convocatorias de años anteriores para exigir actuaciones al cuerpo político mundial. El año pasado en Nueva York, por ejemplo, ante una convocatoria similar a la de hoy, acudieron unas 250.000 personas. La cifra parece estupenda pero en realidad es apenas nada, si tenemos en cuenta que el área metropolitana de Nueva York da cobijo a más de veintitrés millones de personas.

La magnitud del problema es tal que sólo saliendo a la calle cuando se requiere habrá posibilidades de que la clase política internacional empiece a adoptar medidas serias. Es inaudito que algunos hablen de intentar empezar a bajar las emisiones contaminantes a partir de 2020. Es inaudito, inquietante, peligroso y triste. Da para una reflexión extensa sobre la condición humana. Vistos los resultados de las cumbres anteriores, da la sensación de que los políticos están cediendo, por ejemplo, ante la intención clarísima de las petroleras de seguir con su gran negocio mientras quede petróleo bajo el suelo.

¿A qué esperamos para cambiar de modelos energéticos? Sabemos que es técnicamente viable y de hecho, una reconversión de tal envergadura conlleva una ingente actividad económica. ¿Por qué no podemos acometer este intento en el que tanto nos jugamos? Las evidencias están al alcance de todo el mundo. El discurso que se divulgó hace unos años, de que hasta el año 2100 los cambios serían muy lentos y que había tiempo todavía, ha cambiado radicalmente. Estamos hablando de muy pocas décadas y se acaba el tiempo de reacción.

Mientras, parecemos anestesiados. Como si todo lo que pudiéramos hacer se redujese a recoger los envases, reciclar el plástico y llevar las pilas donde toca. Parece que estamos en el buen camino porque nos inducen a pensar que es conveniente reciclar y usar menos bolsas de plástico en los supermercados. O cerrar el grifo cuando te duchas. Todo eso está muy bien pero es maquillaje. Simples capas de maquillaje sobre una herida descomunal que ya ha empezado a supurar. Si la temperatura del planeta aumenta esos dos o tres grados por no cambiar los modelos de energía, de poco servirá cerrar el grifo mientras nos enjabonamos.

Todo esto parece el guión perfecto para una película de ciencia ficción pero lamentablemente es real. ¿Es posible que para que quinientas o mil personas de todo el mundo agranden sus cuentas bancarias hasta límites insospechados tengamos que llegar a una crisis medioambiental de consecuencias insospechadas? ¿Tan ciegos están los mandatarios que no son conscientes de la situación? Claro que lo son. Pero aquel viejo dicho de unos por otros, la casa sin barrer, nos puede llevar a otro viejo dicho, en este caso brutal: entre todos la mataron y ella sola se murió.

Fuente: El Huffington Post – ENLACE

García & Portet: cumbre de familia

Manolo García y Quimi Portet se han reunido para grabar nuevas canciones de sus primeros grupos, Los Rápidos y Los Burros. El nuevo material se incluye en la caja de cinco discos ‘Historia de una banda’ junto con los primeros CD con directos de El último de la Fila.

El reencuentro de Manolo García y Quimi Portet se ha consumado, pero no en una gira de reunión de El Último de la Fila, que tan felices haría a muchos promotores, sino en una operación en la que han removido recuerdos, han creado música nueva y se han sentido, dice el cantante, “como una reunión de chavales del cole que hacía años que no se veían”. El fruto, ‘Historia de una banda (Autobiografía sónica)’, es una caja de cinco compactos con grabaciones de ayer y hoy asociadas a sus sucesivas marcas artísticas, Los Rápidos, Los Burros y El Último de la Fila.

El relato de una familia de músicos a través de varios proyectos reunidos en uno: el ‘boxset’ ofrece el remasterizado primer álbum de Los Rápidos (1981); un disco grabado en el 2015 con revisiones del que iba a ser su segundo trabajo y canciones de estreno; la regrabación del disco de Los Burros y, culminando el paquete, dos compactos en directo de El Último procedentes de su gira final, de 1995. “No es una operación de pasar por caja”, subraya Manolo García a este diario. “Lo hubiera sido lanzar un disco en directo de El Último después de separarnos. Nunca hubo esa intención”, razona.

EL PRIMER DISCO EN DIRECTO

Han tenido que pasar veinte años para que vieran la luz grabaciones en directo oficiales de El Último de la Fila. Para Portet, poco amigo de los discos ‘live’, este fue el punto de partida del ‘boxset’. “En 1995 el grupo estaba muy ensayado, en su mejor momento, y aquella gira la grabamos en multipista, con un equipo que iba grabando los conciertos en cinta. Sabíamos que era la última gira y queríamos documentarla. Y esta es la idea que tiró de todo este proyecto”, explica el guitarrista.

LosRP_2

UN DISCO RESUCITADO DE LOS RÁPIDOS

Manolo García, en cambio, pone el acento en el material de Los Rápidos. “Para mí es lo que más sentido tiene de toda la caja”, afirma. Un encuentro con el que fue batería del grupo, Lluís Visiers, “para tomar un cortado en un bar de Pau Claris con Casp”, desencadenó la idea. “Los Rápidos es mi hijo predilecto porque fue el inicio y representa la ilusión de la juventud. Ese grupo es la madre de todo”, señala el cantante, que ve aquel primer disco como “un cañonazo” y se muestra entusiasmado con las nuevas canciones. “Las hemos hecho a la antigua y con el espíritu de 1981. Si el batería dice ‘aquí pego un porrazo’, pues que lo pegue”, señala.

Con estas nuevas canciones cierran un círculo, ya que EMI no quiso editar ‘Los Rápidos 2’ y aquel material solo vio la luz en 1995 en forma de las rudimentarias maquetas originales. Tanto esa banda como su sucesora, Los Burros, expresaron, según Portet, “una parte de herencia layetana, un humor distinto al de la movida madrileña, que conectaba con Gato Pérez, Secta Sònica, Pau Riba, Sisa…” Esos grupos cohabitaron en Barcelona con los primeros Rebeldes, Loquillo, Decibelios… “¡Y la Banda Trapera del Río, los mejores para mí! ¡Aparte de Los Rápidos, que eran buenísimos!”, bromea García que, como apunta Portet, exploró por primera vez en ‘Portugal’, de Los Burros, el sello vocal aflamencado que más tarde daría identidad a El Último. “Ahí encontró una manera propia de cantar, lo que busca todo cantante”, estima el guitarrista.

icult  los burros

icult los burros

EL TESTAMENTO

Y tras esta operación, ¿habrá más? Parece improbable. “Hay toneladas de material inédito en directo de El Último”, revela Portet, pero su calidad técnica les disuade. Así, esta “Historia de una banda” puede ser el testamento de un gigante musical que se despidió en lo más alto, con una gira que en Barcelona, hace ahora veinte años, llenó la Monumental y cuatro noches el Palau d’Esports. “Había llegado a pensar que el grupo era para toda la vida, que seríamos como el Dúo Dinámico. Pero me di cuenta de que a cierta edad quieres tener un discurso propio. Por eso nos separamos”, concluye García.

BARCELONA 14-12-95. EL ULTIMO DE LA FILA. FOTO GUILLERMO MOLINER,

BARCELONA 14-12-95. EL ULTIMO DE LA FILA. FOTO GUILLERMO MOLINER,

Los músicos consideran reunirse en el escenario

El Último de la Fila “no volverá”, aseguran tanto el cantante como el guitarrista, pero sí es posible que pronto vuelva a verse a ambos músicos juntos sobre un escenario, excepcionalmente, para interpretar canciones de Los Rápidos y Los Burros con miembros históricos. “Lo estamos considerando”, confiesa Manolo García. Serían uno o dos conciertos en salas pequeñas o medias que deberían tener lugar en los próximos meses, antes de abril, momento en el que García y Portet iniciarán sus giras en solitario.
El regreso de El Último está descartado. “Como dicen, no vuelvas al lugar donde fuiste feliz”, reflexiona el cantante. Para Portet, el nombre “está demasiado cargado de simbolismo”, aunque un concierto “en una sala de pequeña capacidad” con el repertorio de Los Rápidos y Los Burros “se puede hacer en cualquier momento”.

Fuente: El Periódico – Enlace – JORDI BIANCIOTTO

Manolo García: “Hay que exigir a los gobiernos y nosotros actuar en consecuencia”

Manolo García ha estado hace un rato en Te Doy Mi Palabra Onda Cero de Onda Cero:

“Entiendo que la reunión va a dar resultados más prácticos”
“Se están dando cuenta que puede ser un cambio social y económico que puede dar vida”
“Las cosas están cambiando porque los acontecimientos se les están echando encima”
“El problema es la energía con la que movemos el coche. Es cuestión de voluntad económica”
“Hay que exigir a los gobiernos y nosotros actuar en consecuencia”

#ManoloGarcía #Tedoymipalabra #OndaCero

X