Monthly Archives: noviembre 2012

MG: “Mis canciones siempre son sinceras”

Llega a su punto final la gira con la que Manolo Garcia ha llevado su disco «Los días intactos» por teatros de toda España.«El balance es magnífico -comenta-. porque estos espacios permiten ofrecer un concierto óptimo a nivel de sonido y de  luces. Aunque no quiero engañar a nadie. escoger este tipo de formato medio no es tanto por gusto como por obligación. Las cosas son así. por la crisis. y nos darnos cuenta de que hay que tocar para públicos más reducidos. Pero la verdad es que me encuentro muy a gusto, y a mi, lo de ver al músico en una pantalla gigante porque está a 200 metros nunca me ha convencido del todo. Creo que la proximidad física añade emotividad».

El público puede ver la cara del artista, pero ¿Manolo García ve los rostros de la gente que tiene delante? «Absolutamente. La otra noche tenía en la segunda fila a una mujer que me hizo pensar. en mitad del concierto: “¡Vaya ojazos azules!”».

A pesar del formato más reducido las entrada agotadas en cada cita, como la de Madrid. demuestran que la propuesta de este músico catalán continúa surtiendo efecto. «Para mí es difícil analizar el motivo, lo único que puedo decir es que mis canciones son sinceras. No las hago pensando en vender discos, sino porque es una necesidad de compartir y de mostrar mi mundo de quimeras».

En ese sentido. ha tratado de que su último álbum aporte «nuevas obras, pequeñas, de tres o cuatro minutos. que conmuevan de nuevo, que te hagan mejor persona o más sensible a lo que te rodea».

«Gira Teatral Los días intactos» Madrid. Palacio de Congresos. 21.30. Martes. 4 de diciembre

Fuente: ABC – Pablo M. Pita

MG: Guía del Ocio

Manolo García cierra su intimista gira por teatros con un nuevo concierto en Madrid.

Siete veces, siete, ha tocado en Madrid Manolo García a lo largo del último año presentando su último álbum, Los días intactos, y la fe de sus seguidores en él también se mantiene intacta, porque en todas ha llenado y volverá a hacerlo el jueves 4, fecha en la que cierra en el Palacio de Congresos su gira de teatros. Uno de sus recorridos más intensos a lo largo de su carrera, una arquitectura de concierto realmente meditada y perfectamente llevada a cabo y la emoción, por repetir adjetivo, intacta. Una vez más se sale con la suya, que es la de todos.

Fuente: P. Vico – Guía del Ocio – ENLACE

MG: Estamos aquí

“Estamos aquí, estoy aquí” canta Manolo García en su canción Estamos Ahí. Los seguidores del barcelonés pensarían ayer “por fin”. Porque el catalán tuvo que cancelar en primavera parte de su gira donde presenta su último trabajo Los Días Intactos por problemas de salud. Una lumbalgia y una apendicitis lo dejaron en el dique seco durante unos meses y sus problemas de espalda siguen ahí. Tanto que tuvo que parar en algún concierto. Y eso que los tiempos han cambiado y lejos quedan aquellas giras multitudinarias cuando llenaba lugares como el Velódromo de Anoeta en los tiempos de El Último de la Fila o años después en solitario.

Ahora las giras son más pausadas, con dos conciertos por semana, permitiéndole volver a su casa sin mayores problemas. Ayer llenó por una noche (hace bien poco lo hacía por partida doble) el cubo grande del Kursaal. Sus más fieles seguidores disfrutaron de un esforzado concierto de algo más de dos horas y media de duración. Manolo García deja sus dolores en el camerino y lo da todo sobre el escenario y fuera de él (incontables fueron las ocasiones en las que bajó a la zona de las butacas). Un concierto que, como veremos, fue excelente en su planteamiento general pero que fue algo fallón en los tempos.

.

Delante de una colorida y algo hortera cortina arrancó Manolo García junto a Nacho Lesko al piano rememorando los viejos tiempos de Los Burros con Navaja De Papel. Tras tan especial comienzo se incorporó buena parte de la banda para, en acústico y tono aflamencado, interpretar La Sombra De Una Palmera. Ya para entonces se le veía muy suelto y cómodo a García, conectando fácilmente con su público. Ya en el formato normal y sin cortinas de por medio, el concierto subió enteros con temas como Aviones Plateados o Un alma de papel. Uno de los momentos cumbre llegó con Malva, del disco Para Que No Se Duerman Mis Sentidos. Un tema que en directo llegó a su máxima expresión gracias a sus largos desarrollos musicales en los que hasta el propio García participó. Luego sonarían A Veces Se Enciende, Sabrás Que Andar Es Un Sencillo Vaivén o Todos Amamos Desesperadamente.

El show escondía una sorpresa en forma de ballet protagonizado por una chica que se veía al fondo del escenario en forma de sombras chinas mientras sonaba Compasión y Silencio. Luego saltaría al escenario la bailarina para bailar tirada por unas cintas elásticas al ritmo de la poderosa Sin Que Sepas De Mí, con un final escalofriante al ritmo de unas guitarras psicodélicas. El concierto se convertiría en toda una fiesta con Sombra De La Sombra De Tu Sombrero, Estoy Alegre o Nunca El Tiempo Es Perdido. Y subiría aún más con Un Giro Teatral, Un Año Y Otro Año, Somos Levedad, y cerrar el set principal y buena parte del público en pié con A San Fernando, Un Ratito A Pie Y Otro Caminando.

El primer retorno serviría para dedicar el concierto a Quimi Portet y Ruper Ordorika, un buen amigo de ambos. Manolo García no es amigo de soltar parrafadas entre canción y canción, pero suelta perlas de vez en cuando en forma de recuerdos o reivindicaciones. Se acordó de los que lo están pasando mal por culpa de la crisis, de las gentes del campo, o de los jóvenes que se tienen que ir fuera y que, según él, no tendrían que hacerlo porque su futuro debería estar aquí. Y como el tipo es agradecido, reconoció el esfuerzo realizado por los asistentes para poder verlo. Y tras ese subidón inteligentemente ejecutado por García y su banda, sonó raro el bajón que pegó con temas como Cabalgar La Eternidad, Zapatero, o Prefiero El Trapecio.

El fin de fiesta arrancó con el tema de El Último De La Fila Insurrección, muy aplaudida por sus incondicionales. Y volvió a bajar algo el tempo con Pájaros De Barro o, ya al final y con la cortina de nuevo en el escenario cerrar en tono flamenco con En El Batir De Los Mares y la ranchera Cuando Yo Quiera Has De Volver, un tema donde su protagonista va muy sobrao. Sus incondicionales lo aplaudieron con vítores, agradeciéndole el esfuerzo por ofrecer un espectáculo redondo, completo y largo. Aunque con un ritmo, cual campana de gauss, poco conseguido.

Fuente: Vamos de Concierto – ENLACE

X