Monthly Archives: agosto 2004

Mañana estreno del single “Para que no se duerman mis sentidos”

PerroRecords nos confirma que mañana, 18 Agosto 2004, se presenta en emisoras musicales, como Cadena Dial (concretamente a las 10:00), Los 40, etc. el primer single del nuevo trabajo de Manolo García en solitario. El single se titula Para que no se duerman mis sentidos.

Desde mañana día 18 los seguidores de Manolo García podrán gozar del sencillo adelanto del que será su tercer trabajo discográfico en solitario. El tema en cuestión lleva por nombre ”Para que no se duerman mis sentidos”. Para poder escuchar el disco al completo (del que aún no se ha desvelado el título) habrá que esperar hasta el próximo 6 de septiembre, día en que se pone a la venta.

La canción lleva por nombre Para que no se duerman mis sentidos. Esta será la primera ”pieza-degustación” de un trabajo del que aún no se ha desvelado el nombre, pero que se sabe se publicará el próximo 6 de septiembre.

Poco después, parece ser que el artista presentará su contenido en una mini gira que recorrerá pequeños recintos por todo el país. Eso sí, todo ello antes de emprender un gran tour en el verano de 2005 por recintos abiertos y de gran capacidad.

El nuevo disco del músico ha sido gestado entre Barcelona, Avinyonet de Puigventós (Girona) y Salvador de Bahía (Brasil) y ha sido producido por el propio Manolo García apoyado por el guitarrista Pedro Javier González y el bajista Nacho Lesko en parte del álbum.

Fuente de esta última noticia: Los40.com

Quimi Portet y Manolo García rompen su silencio

Quimi Portet y Manolo García vuelven a reclamar un espacio en el escaparate discográfico. Eso sí, por separado. Ambos artistas coinciden con el lanzamiento de sus nuevos discos en septiembre.

El destino ha querido que sus nuevos trabajos vean la luz casi a la vez: La terra és plana, el disco de Portet, saldrá el 20 de septiembre, mientras que García se adelantará un poco antes, el día 6, con una grabación cuyo título aún no ha sido revelado.
Quimi Portet asume con una de sus palabras favoritas, deportividad, la coincidencia de ambas grabaciones en las tiendas. “Es una casualidad –señala–. Nosotros nos seguimos viendo, pero nuestras carreras son distintas. Que los dos discos salgan al mismo tiempo no supone nada, ni bueno ni malo. Y comparar ambas carreras es complicadísimo”.

La terra és plana, un disco que Portet presentará en otoño en la gira Ressons (con una fecha en L”Espai en noviembre), es un genuino trabajo portetiano. Es decir, un manifiesto de cantautor eléctrico fiel a un imaginario singular, con guiños irónicos y una mística cuyos referentes, según alerta él mismo, abarcan desde Can a La Trinca. El disco transmite un clima tribal vagamente inspirado en el grupo vanguardista alemán. “Me gusta mucho la sonoridad cruda de Can; aquellos tambores como de película de indios. Quería que el disco tuviera ese punto cherokee”.

Él mismo toca casi todos los instrumentos, con ayudas de Antonio Fidel y Juan Carlos García, de un disco de textura rockera y guitarrera. “No quiero disimular que mi bagaje son los 60 y 70. No me pondré ahora a hacer drum”n”bass ni a decir que voy al Sonar”. Por primera vez, Portet se atreve con la batería. “Batería de verdad, no loops”.

DÚO CON ALBERT PLA

El sencillo de La terra és plana es una versión de Rivers of Babylon (Rius de Babylon), el éxito de Boney M, con Albert Pla. Una canción que, aunque sea la tarjeta de presentación, Portet considera que no tiene “nada que ver” con el disco. “Es un chiste”, opina el músico, que cree que trabajar con Pla no entraña dificultades. “Es una persona dulce y un rebelde auténtico. Un excéntrico en el sentido positivo, geométrico”.

Pero la pieza que, según Portet, marca el centro de gravedad del disco es la que le da título. “La terra és plana / Ho sap tothom”, dice la letra. ¿Tan claro lo tiene? “Sí que no es plana, pero es que las unanimidades siempre me han molestado. Decir algo en contra, aunque sea falso, relaja. Mi mensaje es que se pueden decir cosas distintas”.

Otra pieza que describe su ideario es Francesc Pujols, dedicada al fallecido filósofo y escritor (1884-1962). “Me gusta el personaje, su humor de buena fe y, a su manera, cosmopolita”, explica Portet, a quien le gusta reivindicar la cultura catalana prefranquista, “truncada” en 1939.

La terra és plana es como los cuatro anteriores, un disco en catalán, algo que Portet asume con saludable naturalidad. “Está más cargado de sentido político que un catalán cante en castellano que no que cante en catalán, que es su lengua. Que un catalán cante en castellano supone tomar una decisión; que lo haga en catalán es lo que se espera de él como catalán”, reflexiona.

Fuente: El Periódico de Catalunya – 17-08-04

Version de Como un Burro amarrado a la puerta del baile, por Manolo Escobar

Pocas cosas le faltaban por hacer en el mundo de la canción a Manolo Escobar, el badalonés más universal – las cosas como son -, hasta que a mediados de 1996, salió a la venta Con mi acento. El disco tiene guasa, porque por el sedal del auto de Mi Carro, pasan clásicos recientes como Chiquilla de Seguridad Social, Y dieron las diez de Sabina, La Culpa fue del Cha de Gabinete Caligari, y Como un burro amarrado a la puerta del baile de El Ultimo de la Fila.

Las voces femeninas de acompañamiento son tremendas. Un disco más… hasta que los teletipos de agencia, el 23 de Julio, y la prensa del día, recogieron un veto de estos últimos a la versión de su tema. (??).  Los coleccionistas dispararon las alarmas, primero Horus decide quitar el tema de la re-edición del disco, pero finalmente la cosa no va a más.

Incluso Como un Burro se convierte en la única versión, junto con Ave Lucia, que sobrevive a las re-ediciones, aparecidas bajo el nombre El Abuelo que se hicieron en 1999 y en 2002.

escobar

Fuente: Diari Avui – Albert Balanzà

Quimi Portet presentará su quinto álbum “La Terra és plana”, en septiembre en Vic

Quimi Portet quiere demostrar que la Tierra es llana. Quimi Portet (Vic, 1957), al igual que Manolo García (Barcelona, 1955), su ex compañero en El Último de la Fila, ya tiene listo su nuevo trabajo, La Terra és plana, el quinto de su carrera en solitario. La presentación del mismo se desarrollará el próximo 16 de septiembre en el marco del Mercat de Música Viva de Vic (MMVV).

Una vez más, aunque lleven caminos separados, vuelven a coincidir a la hora de editar un nuevo álbum. Ocurrió en 2001 cuando Portet lanzó Académia dels somnis (entonces su cuarta obra) y García editó Nunca el tiempo es perdido. Ahora, volverá a suceder en septiembre. La llama de El Último de la Fila sigue viva, aunque sea a través de veredas distintas.

Como se anunció meses atrás, la discográfica gerundense Música Global coeditará y co-distribuirá La Terra és plana junto a Quisso Records. Un álbum que contiene una versión del clásico de Boney M Rivers of Babylon (adaptada al catalán como Rius de Babylon), que el pasado mes de mayo se editó como primer sencillo.

El músico osonense se ha tomado su tiempo a la hora de dar forma a su nuevo disco, algo que viene motivado por las distintas facetas que cultiva, sobre todo la de productor de otros artistas. En los últimos tiempos ha llevado las riendas de los más recientes trabajos de Gerard Quintana (ex Sopa de Cabra), Adrià Puntí (ex Umpah-Pah) o el del rockero de origen estadounidense Paul Fuster.

La presentación oficial de La Terra és plana, que saldrá a la venta el próximo mes de septiembre, tendrá lugar en el Casino de Vic el 16 de ese mismo mes, que coincidirá con él la jornada inaugural del Mercat de Música Viva. Sin embargo, la nueva gira de conciertos comenzará en otoño.

Según la discográfica Música Global, Quimi Portet pretende convertir la presentación en su ciudad natal en una fiesta especial para prensa y amigos con proyecciones de audiovisuales que realiza de manera artesanal.

Discografía de Quimi Portet en solitario
– Persones estranyes (1987)
– Hoquei sobre pedres (1997)
– Cançoner electromagnétic (1999)
– Academia dels somnis (2001)

Fuente: Los40.com

Manolo García rompe su silencio discográfico con 16 temas de nuevo cuño

14El 6 de septiembre el cantante barcelonés editará su tercer disco en solitario, en la sintonía de sus exitosas obras anteriores

El más carismático de los cantantes del pop-rock catalán regresa al primer plano de la actualidad el próximo 6 de septiembre con un disco que, a juzgar por las muestras escuchadas, apunta al éxito conocido. Tratándose de Manolo García, el éxito conocido es sinónimo de aceptación masiva para un amplísimo segmento sociológico, el que le descubrió en El Último de la Fila y el que le acabó rindiendo pleitesía en su carrera en solitario.

La obra se compone de dieciséis temas de nuevo cuño, todos firmadas por el músico del Poblenou (quince cantados y uno instrumental), cuyo denominador común es la insistencia en los mismos ingredientes que han hecho grande al que fue compañero de Quimi Portet en el seno de El Último de la Fila: medios tempos primorosamente instrumentados, baladas de rock aflamencado, un par de melodías con vocación de hit parade, letras trabajadas y, sobre todo, composiciones que no llevan al engaño al seguidor.

Como se suele decir, fuentes cercanas al autor comentan que se trata de un disco confeccionado al ritmo necesario para una persona que se ha dado cuenta de que en su vida parece que las prioridades no pasan necesariamente a través de la música. No será arriesgado percibir que es el disco ‘menos Manolo García’, hablando siempre de una carrera en solitario que sólo cuenta hasta ahora con dos hitos anteriores (Arena en los bolsillos, 1998, y Nunca el tiempo es perdido, 2001), pero ambos de gran acogida popular. Una singladura, como ya se sabe, que arrancó con El Último de la Fila.

El disco, cuyo título está en línea con la personalidad del autor, volverá a ser publicado por la multinacional BMG, y no será presentado de manera especial, sino que llegará directamente al aficionado en una gira otoñal cuyas fechas se están acabando de cerrar. La obra, en el aspecto estrictamente musical, se ha elaborado contando con el elenco de músicos habitual de Manolo García, como el guitarrista Pedro Javier GonzálezJuan Carlos García o el teclista Nacho Lesko, así como multitud de colaboraciones. Esta permeabilidad sonora también se ha reflejado en la producción (asumida por el propio García) y grabación del compacto, en donde llama la atención el recalamiento en Salvador de Bahía, donde surgió una espléndida colaboración de Carlinhos Brown.

Fuente: La Vanguardia – 14/08/2004

X