Monthly Archives: enero 1998

Quimi Portet y Manolo García disuelven El Último de la Fila, el último gran grupo en activo

EUDLF_19980114_LV El dúo catalán se separa después de nueve discos y de haber vendido más de dos millones y medio de copias.

El grupo musical El Ultimo de la Fila anunció ayer su disolución como tal. “Con este comunicado El Ultimo de la Fila quiere hacer pública su decisión de no hacer más discos ni giras como tal.” Un noticia que, sin embargo, flotaba en el aire desde el final de la mastodóntica gira que siguió a la publicación del último disco de la banda (“La rebelión de loshombres rana”). La discográfica del dúo catalán, Perro Records, en el mencionado comunicado, recalcaba que “después de nueve trabajos en común, de los que se han vendido más de dos millones y medio de copias (…) esta decisión no supone un final, sino tan sólo un punto de inflexión en sus carreras artísticas”.

para leer el artículo completo.

Quimi Portet confirmó ayer a este diario la disolución oficial del emblemático grupo, y se remitió al contenido de la nota “que explica de una manera humana y clara la actual situación. No se puede de hablar de futuro”. Manolo García comentó, por su parte, que “se trata de una disolución lógica y razonable; nosotros somos músicos que comenzamos atrabajar hace 18 años y que un buen día hemos creído ver que se ha cerrado un ciclo. De la forma más natural”. García, comentó, confesó que “El Ultimo podría haber dado más de sí, podría haber durado mucho más”.

Desde el final de su última gira, los dos componentes del grupo se habían dedicado a sus menesteres Portet, dedicado a sus tareas de producción (el primer disco de Adriá Puntí) y, sobre todo, la publicación de su segunda obra en solitario, “Hoquei sobre pedres”. Por su parte, Manolo García ha estado volcado sobre su proverbial afición pictórica (exposiciones en Córdoba y Albacete) y está a punto de grabar lo que supondrá su primer disco a solas, sobre el que no quiso dar mayores detalles.

El grupo se formó como tal en 1984 como una continuación de Los Burros. Estos, a su vez, fueron producto de la reunión de García —Los Rápidos— y de Portet -Kul de Mandril—. En fin, dos pr6cedencias musicales dispares que dieron como resultado un sonido inconfundible (un rock español con influencia anglosajona, guitarrero y con ribetes aflamencados). Protagonistas de conciertos y giras impresionantes (en el concierto de Aministía Internacional, junto a Springsteen, Sting y Gabriel;. en una Recta del Estadi ante 175.000 personas), El Ultimode la Fila deja tras de sí una discografía fundamental: “Enemigos delo ajeno”, “Como la cabeza al sombrero”, “Nuevo pequeño catálogo de seres y estares” o “Astronomía razonable”.

Y, de nuevo, se baja el telón
Con el divorcio de El Último de la Fila desaparece una de las sociedades más feliz mente creativas y personales que ha dado el rock español en las últimas décadas. Acaso el último gran grupo con cabeza y corazón que había consegui do mantener supúlso en una – época, ésta, y un país, el nuestro, que se ha revelado tan poco propicio a las alianzas musicales a largo plazo.

Nacido en plena eclosión de la movida madrileña —aunque ni conceptual ni geográficamente tuvo nunca nada que ver con ella — Manolo García y Quimi Portet llegaron a al canzar una proyección y un reconocimiento popular sólo parangonable al obtenido en su momento por Alaska y los Pegamoides, Mecano o Radio Futura. Pilares del pop rock hispano que, mira pór dónde, actualmente se encuentran desaparecidos o en periodo de letargo. Alaska milita hoy en Fangoria; el proyecto de Ana Torroja y los hermanos Cano hace tiempo que dejó de funcionar, si bien ñunca se produjo una despedida oficial y por tanto el regreso es una posibilidad permanentemente abierta; y, en fin, el de los hermanos Santiago y Luis Auserón, muerto y enterrado, reiteraba no hace mucho su deseo de descansar en paz por los tiempos de los tiempos.

En todos ellos no ha sido el desafecto del público lo que los ha sacado de la carretera, sino la percepción de sus com ponentes de que artísticamente habían tocado techo. Seacomo fuere, parece como si el rock español con pegada en los ochenta hubiera nacido con fecha de caducidad. Po cos son los supervivientes (Loquillo, Los Rebeldes, La Unión, unos Gabinete Caligari en horas bajas…), mientrasotros, más jóvenes, se van sumando poco a poco. a la lista de necrológicas: Los Rodríguez, Los Ronaldos, Héroes del Silencio…

Fuente: La Vanguardia

X